El Horror

Found, Qué hacer cuando tu hermano es un asesino

Sección: Reseñas, Trailers

found-header

Por: @Adayin

En uno de los momentos claves de Found (Schirmer, 2012) el protagonista, Marty, se pregunta (en atinada voz en off) porque los sucesos de su vida tienen que ser tan injustos, a pesar de considerarse un buen niño, bien portado, con calificaciones satisfactorias, obediente. Se cuestiona sobre la falta de conexión con sus padres, con sus compañeros, sobre lo que se considera correcto a pesar de ser injusto, del porque tiene que conformarse con soportarlo y resignarse, ante la justificación de que simplemente son cosas que suceden. En ese momento, donde su inconformidad ha llegado a un límite, Marty se sabe en graves problemas, que hasta ese momento había evadido y que como cada descubrimiento, las decisiones y las consecuencias podrían ser determinantes. Sí, pero a Marty eso ha dejado de importarle.

No es casualidad que esa sea la base de Found, la historia de crecimiento, de maduración que todos hemos de recorrer, con sus virtudes y sus desencantos, trazados por el descubrimiento de que la inocencia era una ilusión. Nuestro protagonista es un niño aislado, con pocos amigos, escasa cercanía a su familia, víctima de los abusadores de la escuela, se refugia en el cine de horror y en la natural curiosidad de su edad, elementos que inevitablemente se encuentran cuando, primero, husmeando en el cuarto de su hermano mayor, Marty encuentra una cabeza humana guardada en una bolsa, para después dudar si la cinta de horror tanto deseaba descubrir es en verdad ficticia o un documento fidedigno de como su hermano tortura y cercena cabezas de mujeres.

A partir de ese momento, esa inocencia empieza a mancillarse, a debilitarse. Empieza a hacer suposiciones, teorías y enfrentamientos contra sí mismo, con lo que conoce o creía conocer, con lo que tiene que cambiar.

El primer largometraje de Scott Schirmer tiene varios aciertos. Sabe aprovechar las limitaciones de sus recursos (aparentemente la película se realizó con 8,000 dólares) entendiendo que es lo que debe mostrar y en qué momentos debe mostrarlo. Decide muy pronto que para elaborar su historia (basada en la novela de Todd Rigney) tenía que poner a la audiencia en el camino de descubrimiento de Marty, en el hambre de entendimiento, de conocimiento, lo mismo con lo que le rodea, como de él mismo, con una silenciosa impaciencia que crece a tal grado de entender que eso mismo que lo coloca como víctima, puede colocarlo como victimario. Si la gente lo molesta, debería ser molestada, si su mejor amigo se siente avergonzado de él, es momento de hacerle pasar por una vergüenza que nunca olvidará.

found-imagenPorque el horror que amenaza su existencia más o menos estable no tiene tanto que ver con su hermano homicida, sino con las decisiones que habrá de tomar, que en ese momento no parecen ser de tal importancia, pero en retrospectiva son criminalmente decisivas. Y Schirmer sabe en qué momento soltar a los demonios, porque como Marty queremos que la injusticia sea castigada pero una vez puesta en movimiento, la retribución es una locomotora que no se deja controlar. Algo que en el sangriento y brutal desenlace, Marty jamás olvidará. Nosotros, se los aseguro, tampoco.

Valoración: 8.5



mm

Autor: adayin

Director, escritor y productor de cine, tanto de horror como de otros géneros. Experto en el cine clásico y apasionado por Hitchcock. Es nuestra única esperanza para aspirar a nuestra propia película al estilo V/H/S, o al menos a un documental de nuestras batallas en la vida común y corriente fuera de este sitio.

Web | Twitter | Más Entradas (177)
Tags:

También podría interesarte:

« « Poster de The Green Inferno, la nueva película de Eli Roth | In The Flesh. El secreto mejor guardado de la BBC (o ni tanto) » »

PUBLICADO

29 May 2014