El Horror

In The Flesh. El secreto mejor guardado de la BBC (o ni tanto)

Sección: Reseñas, Trailers

in-the-flesh-bbc

Por: @sergb__

Y la razón es que tratándose de una cadena como la BBC, es casi imposible no enterarse siquiera un poco de alguna de sus producciones. Mucho más si tomamos en cuenta que la British Broadcasting Corporation cuenta con presencia en los cinco continentes del mundo y sus diferentes regiones, y que In The Flesh (2013) se hizo acreedora a un premio BAFTA por mejor guionista (Dominic Mitchell) en la categoría de mini series de drama.

¿Cómo es entonces que casi no se habla de esta serie británica?

La respuesta posiblemente se encuentre en su tema: zombies.

El subgénero dominado, al menos en el continente americano, por la exitosa The Walking Dead, no ha encontrado alguna otra serie o producción de TV que le haga sombra. Y no precisamente porque TWD sea excelente o la gran serie, sino porque no cualquier cadena o productor quiere arriesgarse a competir en un tema que, seamos honestos, ya está muy desgastado.

El mérito de In The Flesh es por tanto doble. No sólo ganó prestigio en un terreno competitivo. También se echó a la bolsa el gusto del público, que finalmente es lo que la llevó a estrenar segunda temporada este mes de mayo y, a decir de los especialistas, es todavía mejor que la primera.

La trama de In The Flesh se centra en un futuro (o presente) de post-apocalipsis zombie ubicado en la Gran Bretaña. Hasta aquí nada nuevo. El giro, por así decirlo, viene en la forma de autoridad y los protagonistas.

Después de lo que suponemos fue un semi fin del mundo, el gobierno toma control de la situación y encuentra la fórmula para rehabilitar a los infectados del llamado “Virus PDS” (Partially-Deceased Syndrome, algo así como síndrome del parcialmente muerto) y reinsertarlos en la sociedad.

Los infectados son recluidos varios meses en instituciones médicas con el fin de contener la enfermedad de forma parcial, es decir, se ven como zombies, pero actúan sin el elemento de violencia. Y una vez que están listos para “ser dados de alta” les buscan un lugar o regresan con su familia (si es que aún tienen) con la condición de que se les siga medicando para mantener el gen violento a raya.

Aquí entra el protagonista, Kieren “Ren” Walker, un infectado que vuelve a casa con sus padres y hermana, aunque lo peor para él aún está por venir. Y es que en una sociedad sobreviviente a este Apocalipsis y naturalmente temerosa, se han formado milicias que se niegan a vivir hombro con hombro con los enfermos PDS y dedican su tiempo a cazarlos, milicias de las cuales la hermana de Ren Walker es una orgullosa militante. Y como si el conflicto fuera poco, el pasado de Ren es la otra gran subtrama. La razón por la que Ren se convirtió en zombie fue porque se suicidó debido a una pérdida amorosa. En su regreso a la sociedad, “la rutina” y el encuentro con viejas amistades, Ren se entera que esa persona por la que se suicidó también fue traído a la vida en las mismas condiciones que él, así que decide buscar a ese amor, su viejo amigo que creía muerto en combate. Si ser un zombie “inofensivo” y con plena conciencia de estar muerto en vida no es carga emocional suficiente, la homosexualidad de Ren es algo con lo casi nadie a su alrededor está ni remotamente de acuerdo.

in-the-flesh-posterComo vemos, In The Flesh está lejos de ser una serie de zombies y hasta una serie convencional. Pero eso no le quita interés ni la hace menos valiosa que sus pares, Les Revenants, por ejemplo. Estos zombies no lo son tanto y están relativamente curados, sin embargo, el hecho de que sean parte de una sociedad rechazadora, los convierte en el núcleo principal del argumento. No se alimentan como los humanos, pero los fuerzan a actuar y a verse como tal; maquillaje, pupilentes, etc. Esta transgresión a la regla mueve a estos zombies de victimarios a víctimas, pero no en un sentido estricto. No son, por ejemplo, los vampiros de True Blood. O en una referencia más cercana, los zombies esclavos y de sádico entretenimiento que retrató George A. Romero en Land of the Dead (2005). Aunque si retoma, al igual que ese filme, los temas de segregación, totalitarismo, odio, persecución, etc. Y el hecho de tener protagonistas específicos y muy bien desarrollados a lo largo de ocho capítulos, hacen de In The Flesh una analogía mucho más poderosa. Particularmente con la adolescencia.

La serie de terror es el disfraz de un drama casi distópico. Y su gran virtud es evidenciarlo sin dejar de lado el elemento de suspenso. Sin tantos datos ni explicaciones sobre el pasado. Sólo una narración que nunca deja de recordarnos la naturaleza de sus protagonistas y el delicado equilibrio en que se sostiene.

Sin duda un mini serie inteligente y original que con justa razón se ha ganado un prestigio que poco a poco va creciendo y que, en una de esas, logra que algún canal de este lado del mundo se fije en ella y tenga la valentía de comprar los derechos y transmitirla.

Trailer:



Autor: sergb__

Experto en el cine de arte y cine de autor. Se dice “uncool” por pasar más tiempo en casa que en parrandas y con los amigos, creemos lo contrario, envidiamos todo el tiempo que aprovecha para ver películas, y no sólo de horror, sino de todo tipo.

Web | Twitter | Más Entradas (138)
Tags:

También podría interesarte:

« « Found, Qué hacer cuando tu hermano es un asesino | Oculus Chapter 3: The Man With The Plan » »

PUBLICADO

29 May 2014