El Horror

Sauna, lo Amoral y lo Desencarnado en la Guerra

Sección: Reseñas

sauna-resena

Por: @Adayin

Si existe una temática recurrente en el cine, es la guerra.

El origen, el desarrollo, el desenlace y las secuelas de la guerra. Son irracionales, son estratégicas, son lícitas, son justas y son también todo lo opuesto. Lamentablemente, son parte de las relaciones humanas. Documentado apasionadamente, como también para ser visionado en todo tipo de ficción, bajo cualquier arte, llámese plástica, literaria y cinematográfica. La guerra como tal, es un tema que apasiona, que genera debate, que atrapa la atención, buscando motivaciones, orígenes, identificación. El fin de la guerra era desarmar al enemigo, no exterminarlo.

Sauna-peliculaEn escenarios de batallas ficticios o reales, el cine de horror no se ha alejado de elaborar planteamientos dentro de ellas. Desde la paranoica y opresiva The Keep (Mann, 1983), la emocional, depresiva y bizarra Jacob’s Ladder (Lyne, 1990) pasando por las desoladoras y solitarias Deathwatch (Bassett, 2002) y The Bunker (Green, 2001), hasta las que involucran fantasías repletas de zombies en Dead Snow (Wirkola, 2009) y desde luego Night of the Living Dead (Romero, 1968) como postura durante la Guerra Fría. El cine de horror ha recorrido la guerra como eje narrativo en demasiadas ocasiones.

Ubicada en 1595, al final de la guerra territorial entre Rusia y Suecia, Sauna (Jussi Annila, 2008) narra la historia de dos hermanos suecos, que, acompañados de otro comando ruso, avanzan por territorio finlandés, delimitando el nuevo territorio que se dividirán ambos países. Los hermanos no podían ser más opuestos, Knut, guía del recorrido, ansioso por regresar a casa y agradecido de que el conflicto llego a su fin, Eerik, soldado inmutable, disciplinado, carga la culpa de los 72 hombres que ha matado, pero sabedor que eso ha sido la totalidad de su vida, la muerte. Pronto el grupo llega a un punto en blanco del mapa, un pantano, con un construcción en el centro (el sauna del título) donde Eerik, siguiendo órdenes al pie de la letra, decide que deben atravesarlo, sin importar que el compás deje de funcionar o que figuras fantasmales empiecen a asecharlos.

Lo primero que hay que señalar de la cinta, es su belleza visual. La preparación de cada encuadre, de la tonalidad y sus contrastes, que de ninguna forma es casual, el escenario es vital para el involucramiento y la narrativa. Como espectador, es casi involuntario sentirse abrumado por la intensidad que destila. Pero el truco también, para poder sumirse en lo visual, es una narrativa mucho más contemplativa. Para los fans de horror, esta es sin duda una de las películas más demandantes a las que se pueden enfrentar. Si bien, el género también permite ser reflexivo y poderoso, Sauna, sí, tiene momentos de verdadero horror, pero no son ni la base, ni mucho menos lo que abunda en sus apenas 80 minutos de duración. La referencia (más no comparación) es el cine del maestro ruso Andrei Tarkovsky, a modo de explicar la forma en que el director plantea, desarrolla y delimita el conflicto. Y aunque el poderío visual es cercano al cine del creador de Solaris, la narrativa deja mucho que desear. Porque aunque muchos detractores definan que el cine de Tarkovsky podría ser narrado de manera mucho más dinámica, lo que sucede con Sauna es que, en efecto, en algunos recovecos del guión, la historia no avanza, no propone. No pasa nada.

sauna-resena-2A modo de tributo, la cinta debería aplaudirse por intentarlo. Pero aquel que pretenda emular al genio ruso, siempre tendrá que pagar el desconocimiento de la elección de esa sutileza narrativa, mucho más energética que muchos ejemplos actuales y diluida con tantos discursos, penas, dolores y reacciones del ser humano, contemplando y actuando como mejor lo sabe hacer, errando.

Si el Stalker de Tarkovsky era un ser lleno de culpa, incapaz de definirse a sí mismo y relegado, por decisión, a hacer lo que cree es lo único que puede hacer, el Eerik de Annila es incapaz de querer en efecto asumir la esencia de su propio ser, quedándose estancado, no por incapacidad, sino por gusto. Y eso parece ser el resumen de la que, siendo una propuesta interesante, termina siendo un conjunto de buenas intenciones, pero sin cumplir la promesa de destacar por sus propios méritos

Valoración: 7 / 10



Autor: adayin

Director, escritor y productor de cine, tanto de horror como de otros géneros. Experto en el cine clásico y apasionado por Hitchcock. Es nuestra única esperanza para aspirar a nuestra propia película al estilo V/H/S, o al menos a un documental de nuestras batallas en la vida común y corriente fuera de este sitio.

Web | Twitter | Más Entradas (184)
Tags:

También podría interesarte:

« « 10 Películas de Zombies que te Garantizo NO has visto, y Debes Ver | V/H/S Viral (2014) – El primer trailer es…INCREÍBLE » »

PUBLICADO

13 May 2014