El Horror

Entrevista con Gustavo Hernández, Director de “La Casa Muda” y “Dios Local”

Sección: Artículos, Noticias

dios
Por: @Adayin

Agradeciendo la entrevista, en admiración por la primera película de Gustavo Hernández (La Casa Muda) y al quedar impresionados del avance de Dios Local, tuvimos la oportunidad de entrevistar al célebre director Uruguayo. Deseándole todo el éxito del mundo y esperando ansiosamente tener la oportunidad de ver “Dios Local” y hablar de ella

¡Comenzamos con las Preguntas!

diossmallEn La Casa Muda te inspirabas en un hecho real, sobre cuerpos mutilados que nunca tuvieron una explicación fehaciente y concreta. Con Dios Local, ¿Qué es lo que te inspiró para contar tu historia en esta ocasión?

Quería abordar el tema de algunos sucesos o traumas que podemos sufrir cada uno de nosotros un día cualquiera y entender que esas circunstancias dolorosas, traumáticas, se vuelven una cicatriz que internamente va a convivir el resto de la vida con uno mismo. Se puede superar, pero siempre nos va a perseguir, aunque ese dolor parezca dormido y olvidado, siempre va a existir el hecho, la locura, la equivocación, la injusticia, la perdida.

Realizaste La Casa Muda con 8,000 dólares, ahora que el presupuesto es mucho mayor en Dios Local, ¿Qué retos creativos trazaste para realizarla? ¿Cuánto cambia el proceso al contar con recursos más holgados?

Lo primero que nos trazamos es hacer una película interesante, personal, honesta en tan solo dos semanas. A nivel narrativo nos enfocamos en estructurar la película en tres capítulos, donde le corresponde uno a cada personaje. Las tres historias se tejen y se complementan entre si y cada fragmento ayuda a alimentar una parte del próximo hasta el desenlace. La información está fragmentada y se va descubriendo paulatinamente en cada punto de vista, es decir que hay hechos del primer personaje que entendemos al final del tercer personaje.

Quisimos darle un look joven y moderno a la película, trabajando con una paleta vistosa y muy poca profundidad de campo. Nuevamente usamos una cámara DSRL (5D Mark III), con lentes luminosos (f 1.2) y muy escasa luz. Hay escenas completas iluminadas con un ipad o un zippo, logrando resultados muy realistas y tenebrosos.

La Casa era un protagonista más en tu cinta previa, lo cual tiene mucho reto. En el caso de Dios Local ¿Cómo haces funcionar un lugar como una mina a modo de hacerlo un personaje que se sienta vivo, real, amenazante o redentor sin que parezca un cliché de territorio oscuro y desconocido?

Las tres historias están separadas en distintos lugares: una cueva, restos de una casa, un bosque. Son lugares donde es fácil escapar, nada los detiene si se ponen a correr, pero la película trata de nuestros propios recuerdos, traumas, miedos y pueden aparecer en lugares caprichosos y de manera inesperada. Algunos personajes simplemente no quieren correr, quieren enfrentar sus heridas para poder curarse. El miedo no está limitado a un lugar físico en Dios Local, es algo mucho más interno y personal.

Dios Local tiene, en apariencia, una fuerte base casi dependiente a la música. Está dividida en capítulos, uno por cada canción e integrante de la banda, canciones que aparte son enfocadas en lo que los expertos llaman “álbum conceptual”. Ese enfrentamiento, el no estancarse, no caducar ¿de qué forma lo reflejas en la cinta?

Mi carrera audiovisual comenzó a través de la música, haciendo videoclips a distintas bandas locales. La música me apasiona tanto como el cine. Es un ambiente que conozco desde hace años, aunque Dios Local no trata de una banda, ni siquiera sabemos el nombre; trata de tres individuos frustrados, vacíos que ya no pueden convivir juntos y que no pueden sanar.

Estancarse es algo muy fuerte y temido para cualquier persona. Sabíamos que antes de La Casa Muda no eras muy fan del cine de horror y sin embargo ahora ¿temes que te encasillen como director de horror?

Realmente quiero creer que puedo hacer películas en diferentes tonos y géneros. Yo consumo una gran variedad de cine y me conmueven las buenas películas, no importa el tamaño, ni el color, solo me importa el cine que tienen adentro. Mi tercer proyecto puede ser una tragicomedia con vértices de realismo mágico. Disfruto contando historias, tratando de provocar sensaciones en el espectador y en uno mismo.

¿El cine para ti es tu forma de expulsar esos sentimientos que todos cargamos en algún momento?

El cine me permite decir cosas, hablar de temas. Es una herramienta muy completa para denunciar situaciones. Partes de mis demonios están ahí, en algún lugar de éstas dos cintas pero necesito hacer varias películas más para descubrirles la cara por completo.

De nuevo en los demonios personales, nos encanta la idea de que los músicos hayan despertado lo que habita en la mina. Para muchos latinoamericanos el tema de la conquista es delicado ¿Qué tanto pesa ese elemento cultural en el momento de contar tu historia? Y también ¿para ti como director latinoamericano?

Como director latinoamericano siempre me interesa contar historias de nuestras latitudes. Éste ídolo que aún existe en las minas de Bolivia y Perú, nos sirvió como un disparador para desatar el miedo. No nos adentramos en la leyenda, solo nos enfocamos en nuestros personajes, porque profundizar sobre el tema y sus consecuencias se iba a transformar en un río que no podíamos navegar con nuestros recursos y tiempos como realmente se merece. Hay paralelismos claros en la cinta muy notorios como el ultraje y varios detalles un poco más invisibles.

¿Qué podemos esperar en un futuro próximo? ¿Cuáles son tus siguientes proyectos? ¿Qué ha pasado con el proyecto llamado El funeral de Elbert Kurman?

Soy bastante impaciente y me prometí dirigir en corto plazo varias cintas. Dejé pasar por muchas razones algunos años entre La Casa Muda y Dios Local, pero creo que ese lapso de tiempo de va a reducir en el próximos proyecto. Hay dos guiones casi terminados: La Tortuga Gigante y Pueblo Chico, el primero bien distinto del segundo que está enfocado nuevamente en el género de terror. El Funeral de Elbert Kurman está congelado por diferencias entre los socios del proyecto. Espero que alguna vez salga la luz verde para Kurman que era un creativo homenaje al cine de terror de los años 80.

¿Cuándo podremos ver Dios Local en México? Queremos verla ya!

Yo también quiero que la vean! Ojalá que pronto. Seguramente en algún festival y también en salas comerciales.

Toma esta espacio para agregar algo más, algo que desees transmitirle a todos tus Fans en México!

Dios Local sigue la línea de La Casa Muda, pero creo que es una cinta más completa y madura y mantiene el riesgo y la experimentación en el acierto o el error. Ojalá puedan verla para juzgarla porque creo que es una película original. A los que le gustó La Casa Muda seguramente le guste Dios Local porque tiene mucha tensión y sorpresas y a los otros, los que odiaron la primera, pueden descubrir en ésta un mayor ritmo, producción y una historia más abierta que le resulte interesante y que le provoque aparte de miedo otras sensaciones fuertes.



Autor: adayin

Director, escritor y productor de cine, tanto de horror como de otros géneros. Experto en el cine clásico y apasionado por Hitchcock. Es nuestra única esperanza para aspirar a nuestra propia película al estilo V/H/S, o al menos a un documental de nuestras batallas en la vida común y corriente fuera de este sitio.

Web | Twitter | Más Entradas (184)
Tags:

También podría interesarte:

« « Not Quite Hollywood: La Herencia de Australia al Horror | Silent Hills, el Primer Trailer de Concepto desde Tokyo Game Show » »

PUBLICADO

18 September 2014