El Horror

Honeymoon, Caos y Sangre en una Luna de Miel

honeymoon

Por: @Alfredo_Chocho

Me encanta el tipo de cintas que cuentan con pocos personajes y una sola locación.

honeymoonPienso que tales elementos se prestan para grandes historias de horror; con esto me refiero a narrativas donde los personajes se encuentran aislados y algún elemento, sobrenatural o no, se introduce para cambiar sus planes. Por supuesto, la mayoría de las películas slasher cumplen con estas características (el típico grupo de jóvenes en una cabaña en el bosque), pero estoy pensando más en cintas donde el enfoque principal es estudiar a los personajes y la relación entre ellos –aceptémoslo, en un slasher la vida de los personajes es justo lo contrario de lo que nos interesa ver en pantalla. Películas como The Haunting, el clásico de 1963, o la más reciente Bug (2006), caben perfectamente en esta categoría. Con este esquema se presenta Honeymoon (2014) que –por el tema marital– podría encontrarse similar a la olvidada joya australiana Long Weekend, en donde un matrimonio con serios problemas sale a acampar, tan solo para encontrarse con la gradual y aterradora venganza de la naturaleza a la que tanto le faltan el respeto en el transcurso de su viaje.

En los primeros momentos de Honeymoon conocemos, a través de un meloso video grabado para su boda, a Paul, interpretado por Harry Treadaway (Penny Dreadful), y Bea, interpretada por Rose Leslie (Game of Thrones); una pareja de recién casados que deciden pasar su luna de miel en una apartada cabaña propiedad de la familia de la novia. Al principio todo ocurre normalmente: hacen cosas de recién casados y ocupan su tiempo en actividades de campo; pero todo cambia después de determinado evento nocturno, atribuido al sonambulismo, a partir del cual Bea se muestra cada vez más distante y comienza a tener un comportamiento muy peculiar. Paul se queda sin explicaciones para las acciones de su mujer y empieza a considerar que tal vez exista algo más en ese bosque que los rodea.

Con estos elementos básicos, la debutante –tanto de escritora como de directora– Leigh Janiak logra hacer de Honeymoon una enervante cinta de horror, con una manufactura muy competente; estamos ante la posible descomposición de un matrimonio a unos pocos días de haber comenzado. La elevada tensión de esta cinta proviene de la manera en que se expresan la ansiedad y el miedo, generados por la decisión de contraer matrimonio y que esa persona, con quien te comprometiste a compartir la vida, cambie a niveles irreconocibles. Esta tensión logra convertirse en horror con la atmosfera que la película termina por crear en su corto tiempo y su efectivo manejo del gore. Honeymoon consigue algo que lo muchos clones de Invasion de los Usurpadores de Cuerpos (Invasion of the Body Snatchers, Don Siegel, 1956) no logran hacer, esto es, contar una historia pertinente con la muy copiada premisa de este clásico absoluto de la ciencia ficción de los 50s. Aquí, la directora primeriza no se limita a copiar Body Snatchers, sino que cuenta su propia historia, la cual –mientras que no es nada terriblemente original– logra diferenciarse, en parte, gracias a la limitada configuración que mencionaba antes.

honeymoonEl acierto de esta cinta –presentada en el SXSW de este año– está, pues, en cómo toma el elemento sobrenatural para compactar el conflicto de un matrimonio que, de cualquier manera, podría ocurrir en años: que tu relación, tus sentimientos o, incluso, tu propia pareja ya no sean los mismos –tema tratado en Usurpadores de Cuerpos y sus copias, pero nunca (a menos a mí no me ha tocado) en un ambiente tan cerrado y minimalista. En la primera parte de la película, vemos a nuestros personajes discutir sobre algo que toda pareja debe tratar antes de dar el sí. Este momento sirve para engancharnos con los personajes y con la ansiedad que proviene de contraer matrimonio, cuando se duda de conocer totalmente a la otra persona. Posteriormente, veremos a Paul confrontar a su esposa sobre su extraño comportamiento, pero, a la vez, actuando de manera comprensiva, con un dejo de negación y esperanza en que todo volverá a la normalidad; mientras que en ella se puede observar el conflicto interno de estarse convirtiendo en otra persona y, al mismo tiempo, querer proteger a su esposo de todo esto; como quien ya no ama pero no quiere lastimar a su pareja. Esto que describo, apoyado con la banda sonora y dos efectivas interpretaciones, que muestran una buena química en pantalla, logran, lentamente, generar una atmosfera de tensión que lleva a satisfactorios momentos verdaderamente escalofriantes. Honeymoon no es la gran película del año, o la más terrorífica, pero es muy interesante debut para su realizadora y una cinta que vale mucho la pena revisar; algo que no se puede decir ni de la mitad de las cintas de género que año con año inundan el mercado. Va a ser interesante ver hacia dónde se mueve ahora la carrera de los aquí involucrados, en especial de la directora Leigh Janiak, que con esta película ya demuestra que tiene buena mano y puede aprovechar bien sus recursos, cosa que se necesita mucho éste género que tanto nos gusta.

El Trailer



Autor: Alfredo

Un ingeniero en sistemas, lo cual lo hace inmediatamente peligroso con eso del código y el ruby on rails que nadie conoce; pero además de ser coleccionista de JQuery también es un ávido coleccionista de películas, DVD siendo su formato preferido. Esa película que a todos les parece “underground” y “desconocida” probablemente él la tenga en su anaquel.

Web | Twitter | Más Entradas (27)
Tags:

También podría interesarte:

« « The Evil Within, El primer Trailer desde “Tokyo Game Show 2014” | All Cheerleaders Die, Todas las Porristas MUEREN! » »

PUBLICADO

17 September 2014