El Horror

10 datos sobre “Friday the 13th” a 35 años de su estreno

friday5

por: @adayin

No son muchas las sagas que han atravesado casi todos los periodos de existencia que pueden enfrentar: inicio, establecimiento, popularidad más alta, caída libre, recuperación y establecimiento nuevamente, para en este caso, seguir siendo uno de los referentes actuales y mencionados. Amada por miles de fanáticos, celebrada por varias generaciones de cinéfilos y curiosos, la saga de Viernes 13 es una de las sagas más duraderas y queridas que han existido.

Siendo honestos: la colección de cintas que la saga presume van de medianas a mediocres. No estamos ante grandes ejemplos narrativos o repleta de intrigantes ideas (a diferencia de Texas Chainsaw Massacre o A Nightmare on Elm Street) Pero a pesar de sus limitaciones técnicas y económicas, la saga siempre supo resaltar sus virtudes y sirvió también para establecer o fortalecer algunos estándares del género slasher. La advertencia de los descuidos lujuriosos, el nihilismo adolescente y la brutal consecuencia, representado por uno de los íconos más importantes del horror; la mean machine por excelencia: Jason Voorhees y sus infinitos recursos creativos para castigarlos.

Aunque es hasta la segunda parte cuando hace aparición Jason como el villano principal (y es hasta la tercera parte cuando utiliza la mítica máscara de hockey) celebramos que un día como hoy, hace 35 años, se estrenó la primera cinta de la saga que ha sobrevivido ya 3 décadas y por lo visto, piensa sobrevivir una cuarta, planeando una nueva versión de la cinta para 2016. Acá les presentamos 10 datos curiosos que tal vez no sabían de aquella cinta original:

friday13poster1. La cinta quería seguir la línea trazada de Halloween (Carpenter, 1978) quien dos años atrás había demostrado que existía un amplio público para el cine de horror con buenas dosis de gore. Victor Miller, creador y guionista, escribió el guion en dos semanas (tiempo bastante breve para el estándar) La cinta nunca pretendió servir como inicio de una saga, el final (donde Jason ataca a Alice) no fue planeado y el estudio pidió dicha escena, que sugirió Tom Savini, esperando (y acertando) que la cinta funcionara lo suficiente para producir más cintas, aunque en formato de video, puesto que esperaban que la cinta fuera medianamente exitosa y nada más. En un curioso o fortuito destino, la popularidad de esta cinta y de las siguientes, sucedió en la etapa donde el formato dominante del mercado era el casero, la gente se había alejado de las salas, entre la apatía de propuestas mostradas y la novedad tecnológica de la primer videocasetera. Con un presupuesto de 500,000 dólares, la cinta ha recaudado arriba de 40 millones y sigue contando.

2. Durante las etapas iniciales de la cinta (como sucede en la mayoría de las películas) las ideas que quedaron plasmadas al final, no estaban incluidas en los tratamientos iniciales. Como mencionamos, la cinta no tenía ninguna intención de servir como partida de una saga, la existencia de Jason era un mero recurso argumental para justificar las acciones del villano original, Pamela Voorhees. Jamás consideraron a Jason como vehículo para continuar las obras de venganza de su madre, tan fue así que el nombre de Jason fue agregado de último momento, el nombre original del personaje era Josh. Sean Cunningham, director de la cinta, consideraba al personaje sin mayor peso en la historia, por lo que el nombre no le preocupaba. Fue el guionista, Victor Miller, quien entendió que el nombre de Josh sonaba demasiado dulce, por lo que lo cambio al nombre que ahora conocemos, Jason, en honor a un viejo compañero de escuela que solía molestarlo.

friday13. La cinta originalmente lleva el genérico (por decirlo de alguna forma) título de “Long Night at Camp Blood” (algo así como Larga noche en el campamento Sangre) Aunque era el título del tratamiento inicial, el título no se antoja propicio al de una importante saga. El cambio a “Friday the 13th” fue, ahora, contribución de Cunningham, quien quería un título más llamativo, además de llevar varios años deseando titular así a alguno de sus proyectos, sin saber exactamente cuál. Fue al leer el guion que decidió llamarla así y aprovechar entonces ese estigmatizado día para desarrollar la cinta. Curioso es que, a pesar de llevar la fecha en su título, solo tres cintas de la saga entera suceden en un Viernes 13. La primera, segunda y sexta parte.

4. Así como con el emblemático Jason, la cinta y la saga absorben fuerza del título de la misma. El famoso Viernes 13 es el día que más supersticiones arrastra. Se cree que la fama de la fecha, proviene del periodo de las cruzadas, cuando la Iglesia ordeno la captura y condena de los poderosos (económica y políticamente) Caballeros Templarios, un viernes 13 de 1307. El trece, para muchos, es un número de mal augurio: en la religión católica, fueron 13 los comensales en la Última Cena, así como el capítulo trece del Apocalipsis es enfocado en el anticristo. 13 son los ángeles de la muerte. Cada año, al menos en un mes se presenta esa fecha y puede suceder un máximo de cuatro veces en el transcurso de un año. Existe una fobia a la fecha, llamada Trezidavomartiofobia. Pero para quienes no lo recuerden, la cinta de Cunningham en su estreno fue traducida en México (y en varios países de habla hispana) como “Martes 13”, dado que en dichos países, esa era la fecha considerada de mala suerte (“en martes ni te cases ni te embarques”, solemos decir) Aunque, en contraparte, el Martes (o Viernes) 13, es para muchos símbolo de buena suerte.

friday35. En 1980 no se le tenía mucha fe al cine de horror, mucho menos al género slasher, a pesar de que algunas cintas habían tenido fortuna anteriormente, pero la cinta logro conseguir talento importante e incluso rechazar alguno. El papel de Alice, que acabo creando Adrienne King, fue uno que llamo la atención, incluyendo a una muy joven Sally Field que hizo audición y se quedó muy cerca de conseguirlo. Al primer miembro del crew que buscaron, director, productor y escritor, fue a Tom Savini para los efectos especiales de la cinta, después de que vieron su trabajo en Dawn of the Dead. Savini, a diferencia de la gran mayor parte del crew, opto por quedarse en el campamento durante la duración de la cinta, en lugar de una habitación en algún hotel cercano. El único entretenimiento que tenía era una videocasetera Beta y una de las cintas que paso viendo cada noche fue Marathon Man. Por supuesto, el protagónico más llamativo era el de Betsy Palmer, actriz y reportera respetada por el medio, en el papel de Pamela Voorhees. Palmer, sin embargo, odió el guion desde el inicio, todo el concepto de la cinta le parecía ridículo y tonto, pero acepto el papel porque la paga le representaba poder comprarse otro auto, puesto que el suyo había tenido una falla muy cara de arreglar. Trabajo durante la cinta únicamente diez días y por cada día recibió mil dólares. En la actualidad, Palmer parece estar más a gusto con ser parte de la saga y aparece en algunas convenciones muy sonriente y amable.

6. El indestructible Jason Voorhees ha sido interpretado por 13 diferentes actores a lo largo de la saga. El más famoso de todos, Kane Hodder, quien personifico al villano en cuatro cintas (Partes VII, VIII, IX, X) Derek Mears lo interpreto para el remake de 2009, mientras que para la cinta original, el director Sean Cunningham quería que su propio hijo, Noel, fuera quien le diera vida, situación que su esposa no permitió. El papel del pequeño Jason fue interpretado por Ari Lehman, quien rodo la escena final del lago en Noviembre, cuando el lago estaba a muy baja temperatura. Dato extra, Hodder interpreto a Jason, a una víctima de Jason y a Freddy Krueger en Jason Goes to Hell: The Final Friday. Decimos a Freddy, puesto que en la escena final, es el brazo de Hodder quien, caracterizado con el suéter y garra de Krueger, toma la máscara de hockey para llevarla presumiblemente al infierno con él.

friday47. La máscara de hockey hace su aparición hasta la tercera parte de la saga. Anteriormente, Jason había utilizado un saco de papas para cubrirse el rostro. Pero la idea inicial era que Jason utilizara un máscara como la que usan los umpires en el béisbol, aquellas que presentan una especia de amplia rejilla. La idea fue negada muy pronto puesto que el propósito de ponerle máscara al villano era para ocultar su rostro deforme, cosa que la de hockey ajustaba a la perfección, además que reducía el costo de tener un maquillaje completo.

8. La edición final de la cinta tomo poco más de dos meses, proceso en el cual se suscitaron conflictos y aciertos, entre curiosidades. Durante el proceso, el compositor Harry Manfredini, entrego sus piezas musicales así como los efectos foleys, llamados también efecto de sala, que para los que no los ubiquen bien, son aquellos en los cuales uno o varios artistas intentan recrear sonidos de la atmosfera o de las locaciones que no fueron grabados o cuya grabación no es lo suficientemente interesante para ser utilizada. Además del villano icónico, sus creativas formas de asesinar y el emblemático título, la saga tiene una característica única, la “pieza musical” que acompaña a Jason: el famoso ch ch ch ah ah ah. Según Manfredini, el sonido original es en realidad ki ki ki, ma ma ma, que es lo que el compositor grabo y distorsiono al recitar kill, kill, kill, mom, mom, mom (mata, mata, mata, mama, mama, mama) cuya inspiración es lo que Pamela Voorhees cree escuchar en voz de su hijo. Por fortuna, la distorsión fue suficiente para deformar las palabras y crear los monosilábicos ya clásicos.

friday79. El famoso “Camp Crystal Lake” es en realidad llamado Campamento No-Be-Bo-Sco en New Jersey, el cual sigue activo y recibiendo a exploradores y niños para campamentos de verano. Dicho lugar proclama bastante orgullo de servir como locación de la saga, tanto que ofrece pedazos del muelle enmarcados a precios medianamente razonables. Aunque memorable, el campamento no es la locación principal de la saga. Solo es utilizada como tal en la primera cinta, en la sexta y en la séptima parte. El remake también retoma la locación.

10. Del crew y reparto de la cinta original, pocos vieron su carrera prosperar. Adrienne King (Alice) dejo la actuación después de la segunda parte de la saga y saco una línea de vinos inspirada en la cinta (sí, sabemos lo extraño que eso suena) Betsy Palmer ya era una actriz respetada pero con los años se alejó de la pantalla grande. Sean Cunningham no ha vuelto a tener una cinta tan exitosa desde entonces. El productor Steve Miner, quien dirigió la segunda y tercera parte, siguió en la silla de director sin mucha suerte, salvo aquella pequeña gran cinta, serie b, llamada Lake Placid (1999) Aunque Tom Savini sigue siendo una referencia, el maestro de efectos especiales ya era considerado en ese entonces una leyenda, por lo que su carrera siguió sin contratiempos. El único que tuvo una gran carrera después de Friday the 13th, fue, por supuesto, Kevin Bacon, quien en su pequeño papel como Jack, tuvo uno de las muertes más creativas y llamativas de la cinta, aquella con la punta de flecha.

friday2

 

Y si quieren ver las muertes más grotescas de Jason, pueden hacerlo ACA

Por lo pronto, dado su presencia en Mortal Kombat X, acá les ponemos el siguiente video, para celebrarlo:



Autor: adayin

Director, escritor y productor de cine, tanto de horror como de otros géneros. Experto en el cine clásico y apasionado por Hitchcock. Es nuestra única esperanza para aspirar a nuestra propia película al estilo V/H/S, o al menos a un documental de nuestras batallas en la vida común y corriente fuera de este sitio.

Web | Twitter | Más Entradas (184)
Tags:

También podría interesarte:

« « Y otro Remake Más…ahora de Aullido | Las Mejores Películas de Zombies en 1985 » »

PUBLICADO

9 May 2015