El Horror

Los 10 Mejores Vampiros del Cine de Terror

Por: @Sergb__

Nota: Nosferatu es el mejor y el más reconocido icono hablando de los mejores vampiros del cine de terror, está más que establecido, por ello no lo encontrarán en la lista, hicimos espacio para otros vampiros menos conocidos, y de hecho, colocamos dos películas que hacen tributo a la película de F.W. Murnau!

Pocos temas tan desgastados y a la vez tan vivaces como la relación vampiros-cine. Al menos en los últimos años. De las páginas al celuloide, y del vampyr al superhéroe de cómic, el vampiro es una figura que ha sido retratada bajo innumerables perspectivas. Muchas logradas, y no menos las patéticas, pero siempre negándose a descansar. Afortunadamente el fenómeno de “vampirizar” cualquier historia parece ir de salida, y dicha cuestión se ha ido apagando frente a la fiebre por el sub-género zombie.

Aprovechando el estancamiento, un poco a manera de homenaje al recientemente fallecido Christopher Lee, y otro porque era un tema que ya nos debíamos en El Horror, toca mencionar a los mejores vampiros que hemos visto en el cine. Bueno, en realidad es absurdo hablar de “los mejores” si tomamos en cuenta que cada persona tiene su propia acepción sobre lo que representa (o debe de) el vampiro. Y por otro lado, ha habido películas regulares con caracterizaciones excepcionales. Por lo tanto, esta es una lista de chupasangres que ya sea por interpretación, personalidad, o relevancia en el cine, etc., se han quedado grabados en la memoria colectiva del cine de horror.

10. Vampiro: Drácula.

Los Mejores Vampiros del Cine

Actor: Bela Lugosi.
Película: Drácula. (1931)

Bela Lugosi no necesita ninguna presentación. El solo hecho de mencionar su nombre es sinónimo del vampiro cinematográfico por excelencia.
Tod Browning hizo del Drácula de 1931 no sólo un clásico del terror, sino el icono popular al que se apegaron el resto de los filmes sobre vampiros por décadas. Mucho de ello se debió a la visión de Browning para adaptar la historia de Bram Stoker, menos epistolar y resaltando lo maligno de Drácula, pero principalmente a la poderosa interpretación de Bela Lugosi, al grado que fue el personaje que marcó su carrera y jamás se pudo desprender del aura del conde. Mención aparte a la vitalidad que el actor le impregnó contrastando fuertemente con muchas de las actuaciones acartonadas de aquellos tiempos. En otras palabras, la inmortalidad de la ficción trasladada al nombre de un actor. De ese tamaño este vampiro.

9. Vampiro: Drácula.

Los Mejores Vampiros del Cine

Actor: Christopher Lee.
Película: Drácula (Horror of Dracula). (1958)

Lucifer, La Momia, Mephistopheles, Fu Manchu, Sherlock Holmes… Pocas carreras actorales tan ricas como la de Christopher Lee. Y eso incluye el Conde Drácula en nada menos que nueve cintas. En opinión de muchos, es Lee y no Bela Lugosi la mejor personificación del vampiro cinematográfico tradicional. (Cuenta la leyenda que Lee se inspiró en German Robles, nuestro vampiro más famoso, para su primer Drácula, pero esa es otra historia).
Además de una gran personalidad, que incluye su estatura y tremendo timbre de voz, Christopher Lee le dio a Drácula una sexualidad innata que eventualmente fue definitiva en el personaje, y ni hablar de su enérgica interpretación que a veces solo necesitaba una mirada para transmitir miedo, pero sobre todas esas cosas, Christopher Lee nos introdujo al vampiro con clase.
Lamentablemente el contrato que firmó a largo plazo con Hammer Films (quienes de paso ganaron impulso) hizo que repitiera al personaje en películas de mucho menor calidad, y gradualmente el mismo Lee se cansó del vampiro y prefirió hacerse a un lado con tal de no encasillarse. Hizo bien. Su carrera, como se mencionó la principio, fue espectacular, sin embargo, si Lee es un icono del cine del horror junto con nombres como Lugosi, Boris Karloff y Vincent Price, se debe a su Drácula.

8. Vampiro: Nosferatu (Drácula).

Los Mejores Vampiros del Cine

Actor: Klaus Kinski.
Película: Nosferatu: Phantom der Nacht. (1979)

Un director tan polémico como Werner Herzog no podía pasar desapercibido en su aproximación al cine de vampiros. Más si tomamos en cuenta que su filme era una reinterpretación del que tan originalmente realizara F.W. Murnau con Nosferatu, eine Symphonie des Grauens en 1922. Aquella joya del expresionismo alemán que se saltó el pago de licencias adaptando la obra de Bram Stoker al mundo del Conde Graf Orlok fue un parteaguas en lo que se refiere a la relación imagen-mito.
Ahora, seguramente muchos se preguntarán e incluso no concebirán que haya hecho a un lado ese filme, que hay que decirlo, es el mero papá de TODOS los filmes de vampiros, y en cambio prefiera su versión contemporánea. Eso se debe a una sola razón: Klaus Kinski.
Herzog se alió con ese genio loco que fue Klaus Kinski (comenzando una relación amor-odio que hasta documental tiene) para el protagónico que en este filme regresó a su nombre de Drácula, y Lucy Harker (uno de los giros a la historia original) recayó en Isabelle Adjani, una actriz de apariencia bastante “vampírica” que también suele aportar fuerza a los filmes donde aparece.
Naturalmente, un hombre tan atormentado como Kinski no pudo quedarse en la simple reinterpretación de Orlok y le puso su cuota de excentricidad a un vampiro que de por si ya Max Schreck había hecho único. Todavía más. La versión de Herzog, a pesar de las bondades del sonido y el color, también es una sombría alegoría de la peste (cómo olvidar la última cena con las ratas en el suelo) y además se dio el gusto de agregarle un final absolutamente desolador, por lo tanto su Nosferatu, aunque tal vez menos protagónico, se siente más intimidante, más trágico y, repito, fue brillantemente interpretado. Personalmente, mi vampiro favorito del cine. Mención especial al Jonathan Harker de Bruno Ganz, otro actor impecable en todo lo que hace.

7. Vampiro: Lady Miriam Blaylock.

Los Mejores Vampiros del Cine

Actriz: Catherine Deneuve.
Película: The Hunger. (1983)

Contadas actrices, al menos en la década de los ochenta, como Catherine Deneuve para interpretar a una vampiresa de edad centenaria. Y ni siquiera es por una cuestión de belleza, aunque sí tenga que ver, sino por el resto de su personalidad: elegante, de frialdad desafiante, seductora, y muy sugerente, en el aspecto sexual por supuesto. Además, no debe ser fácil competir con la personalidad de David Bowie, y Deneuve es de las pocas que tenía lo suficiente para ello. Y ni hablar de la relación con Susan Sarandon.
Lady Miriam, la mujer que ofrece inmortalidad en forma de juventud a sus aliados (que en realidad son víctimas) hasta que decide inclinarse por una nueva fuente de alimento (acaso entretenimiento), fue un retrato ciertamente notable. Su vampiro está lejos del estereotipo, nada que ver con la ridiculización o caricatura y, sin embargo, posee los atributos de maldad necesarios.
Con alusiones parciales en The Addiction (Abel Ferrara, 1995) con el personaje de Casanova y en Innocent Blood (1992) del gran John Landis, con Anne Parrialluad, The Hunger se volvió una película de culto, y fue el sorpresivo debut del gran Tony Scott. Digo, si comienzas tu filme con Peter Murphy cantando ese himno goth que es Bela Lugosi’s Dead, no puedes más que augurar algo bueno.

6. Vampiro: David.

the-lost-boys

Actor: Kiefer Sutherland.
Película: The Lost Boys. (1987)

Esta es una película que llegó en el momento exacto. Al menos para mi generación. El cine de vampiros había perdido impacto, y sus protagonistas eran olvidables.
En ese resquicio Joel Schumacher presentó una obra inédita sobre una pandilla de vampiros adolescentes que aterra a todo un pueblo en la costa californiana. Música pop, baggy pants de colores fluorescentes, walkmans, comics, chamarras de cuero, vaya, un contexto donde aparentemente no habría espacio para una historia de esta naturaleza. Y efectivamente, The Lost Boys es una semi comedia que juega con el misticismo alrededor del vampiro casi rayando la parodia, a no ser por David, el líder de la pandilla encarnado por Kiefer Sutherland. Y claro, no menos importante el tan socorrido subtexto homoerótico entre él y Michael (Jason Patric), pero ahora sale sobrando. Centrémonos en David.
En contraparte a la comedia de Edgar y Alan Poe, digo, Frog, y sus aventuras de caza-chupasangres acompañados por Sam, está la frialdad de Kiefer Sutherland, que aprovecha al máximo su personalidad gandalla y retoma las mejores cualidades de sus predecesores cinematográficos. En resumen, un tipo perverso, seductor, y poderoso, como debe ser un buen vampiro.
The Lost Boys es una de las películas definitivas no solo sobre vampiros, sino del cine de horror. Y parte de ello es gracias a Sutherland, quien hace un trabajo tan puntual que pocas veces uno ha deseado con tanto fervor que ganen los malos.

Siguiente Pagina: 1 2



Autor: sergb__

Experto en el cine de arte y cine de autor. Se dice “uncool” por pasar más tiempo en casa que en parrandas y con los amigos, creemos lo contrario, envidiamos todo el tiempo que aprovecha para ver películas, y no sólo de horror, sino de todo tipo.

Web | Twitter | Más Entradas (138)
Tags:

También podría interesarte:

« « Nuevo Trailer para The Green Inferno | Trailer y Póster de June, Una Aterradora Niña Cobrando Venganza » »

PUBLICADO

29 June 2015