El Horror

Reseña de “The Nightmare”

nightmarepost1

por: @adayin

Varios años atrás, algunos amigos hicimos un viaje a unas cabañas en una montaña, alejadas de la ciudad. Éramos 3 parejas y también éramos bastante jóvenes, así que la única intención era pasar un fin de semana algo alocado. La verdad termino siendo algo aburrido, salvo esa anécdota. Una noche, mientras la chica que era mi novia y yo dormíamos profundamente, tuve la súbita sensación de que algo empezaba a presionar la posición donde estaba. Es difícil describir la sensación. Lo mejor que puedo es atinar a decir que sentía como un enorme saco de ropa estaba sobre mí y lo seguían llenando. Pero lo que sí era claro era una sensación de mucho temor, casi pánico. No paso mucho para que ella me despertara, extrañada pero especialmente porque yo temblaba y la abrazaba muy fuerte. Fue ella quien me contó sus propias historias con cierta similitud y la frase “se te subió el muerto”.

El término es bastante común como descubrí después y mucha gente lo ha enfrentado. Técnicamente se le llama parálisis del sueño y es básicamente la terrible sensación de sentirse atrapado en el propio cuerpo, consciente, pero incapaz de mover un solo músculo, que puede incluir alucinaciones auditivas o visuales, incluyendo en la mayoría de los casos la presencia de algo indescriptible pero eminentemente amenazante.

The Nightmare (2015) es el nuevo proyecto documental de Rodney Ascher, creador también del comentado documental Room 237 (2012) donde a través de diferentes suposiciones y teorías intentaba descifrar los contenidos narrativos e históricos incluidos en The Shining (1980, Kubrick) con mucha creatividad pero también con tanta paranoia que por momentos eran ideas más menos risibles y ociosas. Ascher ahora explora la terrible condición de padecer parálisis del sueño, mediante los testimonios de ocho personas, complementándolos con recreaciones de algunas de sus peores experiencias. Mucho se venía hablando de esta cinta, la propuesta, en papel, era interesante y las primeras reseñas venían asegurando que se trataba de la hora y media más aterradora de todos los tiempos.

Pero, ¿en verdad es esta la cinta más aterradora de los últimos tiempos?

nightmarepost

Lamentablemente no, ni siquiera de este año (la fantástica It Follows tiene el liderazgo hasta ahora) El problema es una situación seria para quien lo padece, sea que uno tenga la experiencia, conozca o solo haya escuchado sobre la misma. Las meras historias que los ocho protagonistas narran a cámara son escalofriantes en su mayoría y uno no puede más que temer, compadecer y hasta cierto punto, agradecer que uno no está en sus zapatos. Nadie es exento a enfrentar la condición, pero también, como en algún momento de la cinta, una de las personas que comparte su experiencia, concluye asegurando que no están condenados por sufrir parálisis del sueño, que no son especiales. Y creo es justa la descripción más precisa para este, nada especial, documental.

Por sí mismos, los ocho elegidos para compartir sus vivencias son individuos debilitados por la condición, los vemos lo mismo paranoicos, como introvertidos, hiperactivos como pausados, temerosos como resignados, bajo una interesante dinámica que utiliza encuadres y posiciones de cámara poco comunes, intentando hilvanar las experiencias de todos en una misma teoría. A la par que muestra las recreaciones de dichas experiencias, mostrando las figuras que los han asechado en la oscuridad. Pero donde Ascher parece determinado en contar la historia, es donde el mismo contenido parece traicionarlo. Serán estos ocho personajes los que nos mostrará en pantalla a lo largo de 90 minutos, impidiendo que surja esa invitación al espectador para teorizar, para reflexionar, pero peor aún, para hacerlo participe, cómplice.

Lo que vemos en esos 90 minutos es, para ser más claros, un episodio de cualquier programa de The History Channel que una película como conjunto. Quizá fue la producción contenida que quiso (o pudo) Ascher montar, tal vez fue la obstinada decisión de dejar que ellos contaran sus historias y sus procesos para vivirla y soltarla (aquellos que pudieron) o quizá fue que el director nunca descubrió algo que sirviera como eje para ejemplificar a modo de mezcla en el documental y la ficción una narrativa que pudo ser mucho más espectacular.

No dejan de ser terribles las vivencias de estas personas, pero nos las presentan con cierta apatía que vuelve todo el asunto bastante repetitivo y algo frustrante.

Que se “te suba el muerto” es sin duda una anécdota aterradora y que puede perseguirte para siempre. The Nightmare nunca logra siquiera acercarse a esa sensación, mucho menos compartirla. Lo más cercano a su título es casi invitarte a irte a dormir… y en una de esas, vivir la propia experiencia.



Autor: adayin

Director, escritor y productor de cine, tanto de horror como de otros géneros. Experto en el cine clásico y apasionado por Hitchcock. Es nuestra única esperanza para aspirar a nuestra propia película al estilo V/H/S, o al menos a un documental de nuestras batallas en la vida común y corriente fuera de este sitio.

Web | Twitter | Más Entradas (184)
Tags:

También podría interesarte:

« « MANIA: A f*cked up lesbian love story | Fechas y Póster del Festival Macabro 2015 » »

PUBLICADO

23 June 2015