El Horror

Reseña y Trailer de Ex-Machina

exmachinapost

por: @Alfredo_Chocho

exmachinaposterEx-Machina (2015, Dir. Alex Garland) ha sido descrita como esa rara cinta de ciencia ficción que puede ser llevada sin muchos problemas al escenario teatral, por no contar con los complejos elementos visuales a los que este tipo de cintas nos tienen acostumbrados —este paradigma se hace cada vez más común y ya cuenta con títulos muy notables en los últimos años—. La historia de Ex Machina es bastante sencilla y depende únicamente de pocos actores principales; es en la grandiosa tensión que genera y en  sus aterradoras implicaciones en donde reside la efectividad de este interesante thriller, que ya se coloca en la lista de lo mejor que he visto este año, y de donde viene que la consideremos para El Horror, dado que no es formalmente una cinta de este género.

Un joven programador de nombre Caleb (Donald Gleeson) es llamado por el CEO de la empresa en la que trabaja, una especie de google y facebook combinados, para un trabajo muy particular. Resulta que Nathan, el genio multimillonario y jefe del joven, interpretado por Oscar Isaac, ha estado trabajando en la construcción de una inteligencia artificial, a la cual ha llamado AVA y cuenta con forma y rostro humanos  (el de la actriz Alicia Vikander). La tarea de Caleb es realizar una prueba de Turing sobre la máquina para determinar si esta puede pasar por humana y validarla como una auténtica inteligencia artificial capaz de sentir y pensar por sí misma. El joven pronto se dará cuenta de que no todo es lo que parece en esta extravagante casa/laboratorio, en la que se le ha recluido para realizar la prueba, mientras conoce más y más a AVA y a su creador (y ellos lo conocen a él).

Esta es la historia básica con las que el escritor Alex Garland -quien ha tenido otros trabajos importantes de guión, de entre los cuales los más notable son el de 28 días después y Never Let Me Go, una adaptación pero que comparte ciertas similitudes con esta nueva cinta- toma para su primer esfuerzo como director. Su logro es convertir este guión lleno de dialogo en un intenso y atmosférico thirller con más de una interesante reflexión en el camino; si bien estas ideas no son para nada originales, es difícil pensar en otra ejecución tan efectiva en el campo del suspenso. Para esto cuenta con un grandioso score, que al igual que Under The Skin el año pasado, utiliza la música minimalista para intensificar la sensación de intriga. Además tenemos un muy adecuadoo manejo de efectos para esta cinta independiente y de moderado presupuesto.

La cinta pronto se vuelve en un duelo actoral fascinante, mientras profundizamos cada vez más en los personajes y sus intenciones. Como espectadores, nos quedamos junto con Caleb en medio de un intrigante misterio sin saber en quién confiar; por un lado está el siempre amigable Nathan, quien a primera vista podría no parecer el gran genio que es —sus excentricidades dan pie a más de un momento que raya en el surrealismo y abonan a la tensión de la película— pero que, gracias a la magnífica actuación de Oscar Isaac (siempre perdido en su personaje), rápidamente da la impresión de que no es totalmente sincero, además de que observa y sabe más de lo que admite; por otro lado está AVA, a quien Vikander interpreta con bastante pericia pues rápidamente se gana nuestra simpatía, haciéndonos olvidar  un poco lo que es y sus extensas capacidades.

 

exmachinapage

Hay una escena en donde AVA somete a Caleb a una serie de preguntas y esta es capaz de detectar cuando el segundo está mintiendo; esto muestra de manera fascinante la capacidad de análisis que tiene la AI, pero lo que debe preocuparnos es lo que puede hacer con esta información. En otro momento Nathan le explica al personaje de Gleeson cómo es que creó el cerebro de AVA utilizando como base su motor de búsqueda en internet (entre otros medios menos convencionales);  esto resulta en una escalofriante reflexión sobre la mucha información que ingresamos a diario en las computadoras, no únicamente lo que escribimos sino cómo nos comportamos, y cómo esto puede ser utilizado por alguien los suficientemente observador. Ambas escenas desbocan en el gran final de la cinta, cuando todas las piezas comienzan a caer en su lugar.

Como digo antes, en Ex Machina no hay conceptos terriblemente originales, pero cuenta con muchos otros elementos que la hacen una experiencia interesante, entretenida y en momentos escalofriante. Por supuesto, la máquina que siente y se comporta como humano se ha visto demasiadas veces, pero Ex Machina no solo nos pregunta qué es lo que significa ser un ser humano, sino también qué tal si eso que nos hace humanos es algo más básico y natural de lo que nos imaginamos; qué tal si es algo que no nos  gustaría aceptar. Al final, la respuesta es muy clara sobre si AVA pasa o no el test de Turing y la nueva pregunta es ¿Realmente queremos que una máquina sea además humana?



Autor: Alfredo

Un ingeniero en sistemas, lo cual lo hace inmediatamente peligroso con eso del código y el ruby on rails que nadie conoce; pero además de ser coleccionista de JQuery también es un ávido coleccionista de películas, DVD siendo su formato preferido. Esa película que a todos les parece “underground” y “desconocida” probablemente él la tenga en su anaquel.

Web | Twitter | Más Entradas (27)
Tags:

También podría interesarte:

« « Los Políticos más terribles en el cine de horror | Reseña y Trailer de Backcountry » »

PUBLICADO

11 June 2015