El Horror

Reseña y Trailer de Goodnight Mommy

trailer de goodnight mommy

@Sergb__

poster goodnight mommyAdecuada e inteligentemente, Veronika Franz y Severin Fialam, directores/autores de Goodnight Mommy, presentan a una misteriosa madre como el centro de su argumento. Representación del bien tanto como del mal, la mamá como figura cinematográfica abre un abanico de posibilidades narrativas. Y este filme no sólo las aprovecha; también realiza una aproximación fresca a dicho tema.

La historia, sin embargo, no comienza con ella, sino con Lukas y Elias, (gemelos en la vida real y con los mismos nombres) dos hermanos a los que vemos jugar en los alrededores de una moderna y elegante casa ubicada en los campos austriacos. Lukas y Elias saben aprovechar ese enorme terreno que tienen como patio, ya sea corriendo, jugando a las escondidas entre las mazorcas de un sembradío, nadando en el lago, y hasta explorando el bosque cercano cual única especie que lo habitara. Y efectivamente, llama la atención la soledad en la que se desenvuelven estos dos chicos tanto dentro como fuera de la casa. No hay nadie que los vigile y aunque están rodeados de amenidades (incluyendo juguetes e internet en su casa), sabemos que alguien entre sus diez y doce años no puede vivir tantos días solo. La razón de ello es que su mamá los dejó ahí unos días de sus vacaciones de verano para someterse a una cirugía estética.

Cuando por fin un auto hace su aparición (o intromisión) en dicha tranquilidad, vemos a una persona adulta bajarse y por fin conocemos a la madre. Esta joven mujer de la que desconocemos su nombre, llega vendada de la cabeza y evidentemente cansada. No desea hablar mucho con sus hijos pero hay un gusto mutuo en verse, y lo único que les pide es que la dejen descansar, cumplir con sus tareas domesticas y no hacer tanto ruido. Lukas y Elias asienten y comienza así una convivencia en la que la mayor parte del tiempo los chicos andan vagando por la casa buscando cómo entretenerse en lo que su madre pasa horas dormida. A pesar de su condición, trata de jugar y platicar con ellos, pero existe un choque entre el cansancio de ella, y la curiosidad de los hermanos por saber qué se hizo y el deseo de verla sin las vendas. Este tipo de interacción comienza a desembocar en una rutina de aburrimiento y tensión, lo que a su vez lleva a Lukas y Elias a notar detalles que hacen ver diferente a su madre. Más aún, a creer que la persona que llegó del hospital puede no ser ella y harán todo lo posible por investigarlo.

A partir de esta distanciamiento es que Franz y Fialam van subiendo la angustia de su filme. Mientras los hijos se vuelven cada vez más herméticos en la comunicación y dedican el tiempo a idear planes con la finalidad de “desenmascarar” a su madre, esta no se ayuda recluyéndose o saliendo solo por las noches. Los regaños a la mínima excusa en vez de platicar no hacen sino avivar la llama de la sospecha en Lukas y Elias. Lo interesante es la forma como la película se sostiene así por un largo rato, sin apresurarse a su plot point, sino generando únicamente una poderosa incertidumbre: ¿qué hay debajo de las vendas? ¿Quién es esta persona? Para reforzar este efecto, el filme intercala escenas oníricas que si bien pueden ser un distractor innecesario, desahogan el drama a favor del suspenso. Y ahí es donde la cinta fluye mejor, cuando es una historia por demás enigmática que no requiere de la gratuidad del susto para provocar sensaciones similares de pavor.

trailer de goodnight mommy

En la mejor línea del Michael Haneke de Caché (2005), cuya influencia narrativa es clara y hace mucho por la cinta (en los créditos se agradece su asesoramiento) así como del primer Polanski, Goodnight Mommy hace una inquietante exploración del comportamiento humano, y usa no sólo a este trío de personajes como sus armas, sino los escenarios y su composición a manera cómplices visuales. El lenguaje frío de la casa, los retratos borrosos y la ausencia de color contrasta fuertemente con ciertos momentos, como cuando los chicos se pierden en un campo donde están quemando una cosecha, o cuando en una de las escenas más tensas, dos voluntarios de la cruz roja llegan a la casa en busca de una donación, con sus chamarras rojas resaltando sobre lo sobriedad de ese hogar acaso como advertencia de lo que se avecina.

Y efectivamente, es justo en el clímax donde lo que habían sido planos uniformes y colores austeros dan paso a una gama de tonos y encuadres dignos de un cine de terror más desenfrenado.

He aquí que Goodnight Mommy ha realizado una puesta en escena sumamente detallada a lo largo de aproximados cien minutos. No para dar un giro, lo tiene y eso es lo de menos, sino para narrar una historia familiar (figurada y literalmente) d forma rotunda, shockeante, y que finalmente llega a ese punto en el que una madre misteriosa y un perturbador proceder de los gemelos no puede resultar en nada bueno.

Esta manipulación del thriller psicológico que hicieron Fiala y Franz se siente muy emparentada con lo realizado por Jennifer Kent el año anterior con The Babadook, y de igual forma remite en ciertos procederes a otro filme reciente como lo es Musarañas (Andrés y Roel, 2014). Sin embargo, al igual que esas cintas y sus respectivas comparaciones, Goodnight Mommy logra sobresalir y ser única. Acaso por su bienaventurado tema pisando los terrenos del mejor cine de horror, por su osadía, o simplemente por el impecable ejercicio visual que es.

El título original de Goodnight Mommy es “Ich seh, Ich seh”, cuya traducción del alemán queda como: “Yo veo, yo veo”. Ojalá pudiera venderse así. “Yo veo, yo veo” es no sólo más poderoso, sino adecuado en todos los sentidos. Este filme exige verse más de una vez. Y para una mejor experiencia, en una sala de cine, como bien especificaron Fiala y Franz al final de los créditos: “Shot on glorious 35 mm”. Estos directores sí que comprenden los códigos del cine y el lugar al que pertenece.

El Trailer de Goodnight Mommy



mm

Autor: sergb__

Experto en el cine de arte y cine de autor. Se dice “uncool” por pasar más tiempo en casa que en parrandas y con los amigos, creemos lo contrario, envidiamos todo el tiempo que aprovecha para ver películas, y no sólo de horror, sino de todo tipo.

Web | Twitter | Más Entradas (119)
Tags:

También podría interesarte:

« « Reseña y Trailer de Predestination, Sci Fi del Bueno | 8 Monstruos Olvidados que Debieron ser Clásicos de Terror » »

PUBLICADO

21 September 2015