El Horror

Los Peores Gustos Culposos en el Cine de Terror

Sección: Columnas, Slider, Top 10

Nota Editorial: Los Staff Picks son tops especiales que hacemos mes a mes, en dónde juntamos a todo el equipo de El Horror para elegir una película favorita de acuerdo a un tema en específico. Regularmente hay sangre y pleitos, pero al final sale algo bastante positivo. Lean todos los Staff Picks AQUÍ

Gustos Culposos en el Cine de Terror, entiéndase películas que sabemos que son malas, que estamos conscientes que quizás no es lo más adecuado andar pregonando que nos gustan estas cintas, pero al final, cuando las vemos las disfrutamos bastante. Es importante mencionar, esta NO es una lista de “Películas tan malas que son buenas” (ya habrá momento para eso), sino más bien películas de medianas a malonas que, pues, simplemente nos gustan a cada uno de nosotros!

10. Urban Legend (1998)

gustos culposos en el cine de terror

Selección de: @Fredseel
En la década de los 90’s, Scream logró revivir de una forma espectacular el género de horror. Pero como todo lo bueno lleva algo malo detrás, también sirvió para que salieran al mercado un sinfín de títulos absurdos y que no aportaban nada nuevo o decente. Ese es el caso de Urban legend, misma que hoy acepto como mi gusto culposo.

La película planteaba una gran idea; un asesino dentro de una de las mejores universidades de Nueva Inglaterra que cometía sus crímenes basándose en leyendas urbanas. Su ejecución y el producto final resultó ser pésimo. Mala dirección más terribles actuaciones, nos dan como resultado un desastre de película. Y no, eso no es nada bueno.

Si hay alguien que se salva es de hecho, Robert Englund de quien no podíamos pedir mas que su toque y humor negro característico. Y pensándolo a fondo, es por él y por la idea (en ese entonces innovadora) por la que debo aceptar que me gusta la película. Sí, Jared Leto hace un papel muy tonto, Alicia Witt es una protagonista insoportable, Tara Reid es la misma rubia tonta y pronta de siempre, pero para alguien que creció teniendo a Englund como su máximo ídolo del cine, eso pasa a segundo plano y no puedo evitar al menos ver una parte de la película si la llego a encontrar en televisión o simplemente ponerla por gusto.

Punto aparte es que aunque la vi 2 años después de su estreno comercial, puedo asegurarles que Urban Legend es de las primeras cintas que vi por cuenta propia y de manera consciente, porque claro que a mis 11 años mis papás eran responsables y no me dejaban ver cosas que “no eran para mi edad”, aunque siempre tuve mañas para ver lo que me llamaba la atención. Eso sí, tuvo 2 secuelas (mismas que aborrezco) que aunque parecía una tarea difícil, lograron ser peor que la primera entrega.

9. Critters (1986)

gustos culposos en el cine de terror

Selección de: @_Evilive
El cine serie-b es la comida chatarra del mundo cinematográfico: Es malo, no aporta nada a la cultura cinematográfica, no tiene alguna metáfora escondida; pero eso si, que divertido y delicioso es verlo. Ahora, si le agregamos a eso que este tipo de cine sea de terror, toma un vuelco aún más adictivo y absurdamente divertido. De esa forma se presenta Critters (Stephen Herek, 1986). Un filme en el que la premisa son unas creaturas peludas del espacio exterior que llegan para alimentarse de todo lo que puedan… Mientras una pareja de cazadores de recompensas, más despistados que nada, los persigue… Lo divertido de este par de matones intergalácticos es que pueden tomar la forma de cualquier ser humanoide que miran, replicando su apariencia física, sólo que uno de los dos en más de la mitad de la película no decide que forma tomar.

Algo interesante que si nos entrega esta película, es que durante los ochentas, el mercado de cine de ciencia ficción estaba atascado de películas de la talla de E.T. (1982) y Starman (1984); películas que presentaban a seres extraterrestres amigables, más que humanos y con una bondad insuperable… Pero Critters no, era unas bolas de pelo voraces, groseras e inverosímiles, lo que refrescaba el género en toda la extensión de la palabra.

La película transcurre en el típico pueblo chico de Estados Unidos en los que siempre pasa todo (Ej. Gatlin, Nebraska en Children of The Corn dirigida por Fritz Kiersch, 1984) ahí, casualmente a la media noche, una nave extraterrestre en la que los critters han escapado de una prisión espacial, aterriza para hacer de las suyas en este pequeño poblado comiéndose a todo lo que se mueve después de lanzarles dardos envenenados y desplazarse de un lado a otro en forma de una pelota peluda.

Y esa es la base de la película, estos personajes de bajo presupuesto que entre un humor negro y una apariencia chistosa y desagradable, se ganan al público a través de situaciones inverosímiles, mucha matanza y una historia carente de fuerza pero que acaba por transformarse en un clásico instantáneo de lo mala que es.

8. The Happening (2008)

gustos culposos en el cine de terror

Selección de: @_Eguiza_
El giro de la película es, plantas, sí, plantas asesinas…no plantas asesinas como en Little Shop of Horrors o The Attack of the Killer Tomatoes que usan la comedia para ofrecer algo suficientemente interesante y atractivo, sino plantas estáticas y arbustos liberando esporas que provocan que la gente se suicide inexplicablemente. La premisa va más allá de lo ridículo, no sólo es absurdo pensar en una historia con las anteriores características, sino que además de todo, la película se toma así misma muy, pero MUY en serio. Y aún así, la disfruto mucho.

The Happening tiene un atractivo para mi, y es la manera en que se atreve a presentar el suicidio, claro que va en contra de toda la tesis de la película, es decir, una persona infectada (bajo las reglas de la película) no tendría la capacidad de encontrar una soga, hacer un nudo, subir a un árbol y colgarse de él, y aún con esa ineptitud de guión, me pareció una imagen sumamente impactante cuando un grupo entra a una calle repleta de cuerpos colgados desde los árboles, igualmente cuando un individuo enciende una podadora y se recuesta justo frente a su paso, decenas de personas saltando del piso más alto de un edificio…por esas escenas valió la pena la película para mi…

Ahora, no voy a decir que es una buena película, no lo es, rompe sus propias reglas, no establece ninguna razón aparente para el incidente y tiene diálogos completamente risibles. Por eso es un gusto culposo, me tuvo estresado sólo por pensar que otras atrocidades podría cometer un ser humano cuyo único móvil es el suicidio, sí desearía que Shyamalan hubiera optado por alguna otra causa, no se, químicos experimentales, ataques terroristas, Godzilla, Satanás, no sé, cualquier otra cosa, pero así como está, la volvería a ver sin ningún problema.

7. Bride of Chucky (1998)

gustos culposos en el cine de terror

Selección de: @Dee_Caballero
Discúlpenme pero sí, me gusta la Novia de Chucky. Esta película tiene un “no sé qué” llamado Tiffany que me encanta. Ver a Chucky enamorando a una pequeña muñeca, discutiendo y peleando casi hasta matarse simplemente me causa mucho entretenimiento. Estoy de acuerdo que la trama a simple vista no suena increíblemente genial, pero qué más da, ¡son dos muñecos diabólicos compartiendo su amor por el otro y asesinando!

Esta no es la clase de película que merezca demasiadas menciones pero sí vale la pena verla desde el punto de vista ridículo y absurdo de su temática propia y tratar de dejarnos atrapar por los encantos góticos de Jennifer Tilly en el papel de Tiffany y claro está, seguirles la corriente.

Algunos opinan incluso que esta es una de las mejores de la saga de Chucky, yo creo que puede ser un poco exagerado pero si tenemos en cuenta que ésta película fue hecha muchos, muchos años después de la primera, al menos le dí el beneficio de la duda. Los efectos medianos, la trama un poco más interesante y las actuaciones un poco mejores, hacen en su conjunto una cinta que si bien no es del agrado de todo, al menos no es El Hijo de Chucky.

6. Vampire Academy (2014)

gustos culposos en el cine de terror

Selección de: @Sergb__
Como si el ejercicio de las listas de cine no fuera ya lo suficientemente controversial, imaginen ahora discutir un “gusto culposo”, esa manifestación de, se supone, méritos artísticos bastante dudosos y la cual, sin embargo, se disfruta con cierta condena interna por diversas razones. Bajo este subjetivo marco abordaré Vampire Academy, una película que en Rotten Tomatoes tiene un muy podrido 11%.
¿Qué posee, entonces, como para al menos verla de principio a fin? Tal vez nada, pero va aquí, en forma de lista, mi anécdota con esta pelìcula y las razones que me hicieron disfrutarla.

1.- Un inicio intrigante en el que ocurre una muerte y de ahí inmediatamente a las protagonistas siendo atacadas por unos vampiros.
2.- Qué puedo decir, me gustaron las chicas, la protagonista con su acento inglés, y su guardiana con un “no sé qué” medio sexual.
3.- Aparece Gabriel Byrne como un vampiro muy antiguo y la guapísima Olga Kurylenko. Ok, veamos qué más ofrece.
4.- Cuando la historia estuvo a punto de perderme, comenzó a jugar con la mitología del vampiro nombrando hasta a los mismos Strigois como máximos enemigos. Punto para la película, me quedo.
5.- Ya para la mitad era demasiado tarde, tenía al menos que descubrir la identidad de ese misterioso antagonista que amenazaba de muerte a Lissa Dragomir, la protagonista.
6.- Justo en un punto en el que la trama ya era por demás ordinaria, insulsa y con algunos vacios, aparece, en una escena hasta eso bien montada, una canción que me gusta bastante, cuestión que reavivó mi interés cuando ya no faltaba mucho camino.
7.- La cinta se resuelve de forma convencional, con sus giros y todo, pero sin nada de riesgo. Sin embargo, no siento haber perdido el tiempo. ¿Acaso mi percepción sobre esta cinta era tan deplorable que la libró con un par de planteamientos? Aún tengo la duda y no pienso reflexionarla porque es una película mala, pero la disfruté. Vaya gusto culposo.

Siguiente Pagina: 1 2



Tags:

También podría interesarte:

« « Trailer de La Quinta Ola (The Fifth Wave) | Reseña y Trailer de Hellions, del Creador de Pontypool » »

PUBLICADO

6 November 2015