El Horror

Reseña y Trailer de Cronos, el Inicio de Guillermo del Toro

cronos guillermo del toro

Por: @Elislimon

cronos guillermo del toroNuestra condición como seres humanos nos vincula perenemente al tiempo.

Se trata de la única constante a lo largo de nuestra vida, el tiempo funge como un cronómetro y sólo se desactiva al momento de nuestra muerte.
Vivir sabiendo que en algún momento moriremos, inquieta a la mayoría. H.G. Wells decía en la Guerra de los Mundos: “Morir no es tan terrible como dicen; es el miedo lo que hace terrible a la muerte”. Y es justo a raíz de ese miedo, que se busca una manera de burlar a la muerte, de creer que podemos esquivar esa etapa y vivir por siempre.

¿Y si jamás tuviésemos que morir?

Esa pregunta se ha planteado muchas veces dentro del espectro cinematográfico, y si hay alguien que lo representa de forma precisa es la figura del vampiro. Pero así como vemos reflejado en él nuestro deseo de permanencia, también nos encontramos con la desolación que provoca la misma. No hay nada más erróneo que pensar que la inmortalidad está unida a la eternidad. Mientras permanecer vivo implicaría un dejo de inmortalidad, la eternidad solo viene del absoluto, y mientras la luz esté vedada para ellos, nunca lo tendrán todo.

El desasosiego frente a la inmortalidad ha sido personificado dentro de numerosos filmes: Louis –en Entrevista con el Vampiro- intenta de cualquier modo aferrarse a la poca humanidad que aun conserva, evitando convertir a otros en lo que ahora es él; Adam -de Only Lovers Left Alive– termina entrando en una etapa de hastío por la humanidad, mientras más la observa, menos quiere seguir viviendo; y Drácula es atormentado por la pérdida de su fe y la muerte de su amada, siendo la última muy difícil de superar. Desde estas miradas se plantea que tal vez la permanencia en la vida no sea la respuesta a la súplicas mortales, sino una demostración de que todo existe a su tiempo por una razón.

El primer largometraje de Guillermo del Toro también tiene una relación muy cercana con la temporalidad. Desde el título de la película, Cronos –que viene del griego khronos y su significado es tiempo-, vemos el inicio de sutiles rastros que nos van guiando hacia la premisa con la que culmina la historia. El tiempo será el móvil de la cinta, lo dice el sonar de las manecillas que se escuchan mientras los créditos iniciales comienzan; los relojes que decoran las paredes de varias escenas; el mecanismo del aparato que brinda vida eterna -incluso su diseño tiene una fuerte carga simbólica, pues, si se mira con detenimiento, se observa a una serpiente devorando su cola, esto representa eternidad-; todo se confabula con el objetivo de relacionar la inmortalidad y el tiempo.

El preludio del filme nos remonta al siglo XIV, ahí un alquimista consigue crear un aparato que promete perpetuar la vida de forma infinita, nombra al dispositivo: Cronos. La historia del hombre se conoce cuando, 400 años después, un edificio colapsa y es herido mortalmente en el corazón. El sujeto, tan blanco como la nieve, formula sus últimas palabras: suo tempore. Cuando la policía da con el domicilio del desconocido, descubren hallazgos inquietantes, pero entre las cosas que ahí se encuentran, no figura el artefacto.

cronos guillermo del toro

El tiempo sigue su curso y el relato ahora se ubica en el año 1997, vemos un núcleo familiar formado por dos ancianos y una pequeña niña. Jesús Gris –el abuelo- es dueño de un bazar de antigüedades; dentro de los objetos que él vende, está un arcángel en cuyo interior se encuentra el dispositivo. Sin conocimiento de lo que es el objeto, Jesús lo utiliza por error y se da cuenta que no se trata de un simple juguete. El artilugio llena de vitalidad al anciano y éste comienza a generar una dependencia hacia Cronos. Junto con esa nueva necesidad se suma un problema, pues existe un hombre que busca ese artefacto con el fin de prolongar su vida a cualquier medio.

Cuando se observa la película con detenimiento, es posible entender distintas vetas que se van abriendo camino dentro de la interpretación. Más allá de la narrativa de terror fantástico, se contemplan nuevas lecturas sobre las relaciones interpersonales de los personajes. La intención del director es clara, se trata de un retrato sobre la complejidad de las relaciones humanas, acotándolo a un contexto familiar: la relación entre una niña y su abuelo frente a los cambios que él sufre y que anuncian su inminente partida. También existen ciertos ejes nodales que explora la película como son los anhelos, la necesidad y el amor.

Los anhelos se mueven sobre el tiempo y el recuerdo. La primera que anhela algo es Mercedes, la abuela, pues comienza a sentir lo que la edad ocasiona en un cuerpo humano, en un escena dice: “Cómo pude cambiar tanto en tan poco tiempo”, aspira a regresar algunos años atrás, dónde aun se preserve tan vital como ella se siente; De la Guardia busca la inmortalidad, su obsesión con el artefacto viene de ahí, se aferra a cualquier esperanza que le permita seguir viviendo; al contrario, Luis Gris ve en la vida eterna gran dolor, va perdiendo de a poco su humanidad cada vez que tiene que utilizar el dispositivo, deseando así, retornar a la cotidianidad en que su vida se encontraba momentos antes de que apareciese Cronos.

La necesidad surge del instinto.

Al convertirse en un vampiro, Luis Gris desarrolla un ansia por beber sangre, tal es el grado, que la comida cruda del refrigerador adquiere una nueva vista y es capaz de lamer una gota de sangre del suelo. También surge la necesidad de aferrarse a los vínculos afectivos, aquellos que han estado desde el inicio en la vida de la persona y que sólo se extrañan cuando se han perdido; en una carta, Luis le dice a Mercedes: “apenas hoy me doy cuenta de lo mucho que te extraño”. Entendiendo que lo que se ha ido, no podrá volver a ser.

Dentro del eje del amor, se vislumbran dos tipos de lazos amorosos: el primero es el de Luis con Mercedes, pese a que los años podrían convertir su afecto en indiferencia, ellos aún se aman y se cuidan el uno al otro. Viven de recuerdos –cómo todos-, evocando aquellos días tan felices para ambos. Cuando Luis sabe que no verá más a su mujer, le escribe una doliente carta, expresándole todo lo que hubiese querido hacer si tan solo tuviese más tiempo; el segundo es la relación de Luis con Aurora, ambos han construido un vínculo afectivo tan sólido, que logra evitar que la niña sienta repulsión hacia la transformación de su abuelo, gracias a ese amor, continúa queriéndolo sin importar su apariencia, pues detrás de esa nueva forma, sigue aquel que la ha cuidado desde siempre.

cronos guillermo del toro

En Cronos, Del Toro utiliza –por primera vez, y obviamente no la última– la mirada de una niña para retratar la inmortalidad y el desprendimiento. Si bien el recurso de la perspectiva de una mente joven se ha vuelto una firma del director, es prudente hablar sobre lo que Aurora ve. Desde que la historia de esta familia se desarrolla, vemos que la pequeña no habla, siendo su abuelo el único que la entiende. Desear que los seres amados permanezcan en nuestras vidas, es algo instintivo dentro del ser humano, por lo que la idea de que su abuelo no tuviese que morir jamás, parecía ideal para ella. Pero frente a la inminente pérdida, siempre se puede idealizar lo que ya no está, creer que exista al menos una última ocasión de volver a ver a alguien anhelado, escuchar su voz o al menos tener la posibilidad de decir adiós. Y al final, sólo está el desprendimiento, pues es necesario dejar ir aquello que ya no está. El alquimista dijo antes de morir: Suo Tempore, que significa todo a su tiempo, y creo que es la parte principal de la película, todo está hecho para suceder en su tiempo. No hay manera de vivir algo que ya sucedió, sólo queda vivir el presente y no anhelar la inmortalidad. Por ahí, Kurt Vonnegut decía: “Todo el tiempo es todo el tiempo. Nada cambia ni necesita advertencia o explicación. Simplemente es. Tome los momentos como lo que son, momentos.”

Al final, tal vez desde una perspectiva muy romántica, considero que más que una historia de terror y de vampiros, se trata de una historia de amor. De la aceptación del otro con todas las fallas que eso implique y aún así tener la capacidad de amarlo sin limitantes. Si pensáramos que la historia pudiese situarse como un espejo de la vida, tendríamos aquellas enfermedades degenerativas que aquejan a las personas más viejas, y es ahí, frente a los cambios inherentes de la vida, que se demuestra el amor. Y al reflexionar pienso que esa es la parte nodal de la película de Guillermo Del Toro, porque creo que detrás de la mayoría de sus cintas, se esconden historias de amor verdadero.

El Trailer de Cronos



Autor: ElisLimon

Fanática de Dr. Who y de la música más hipster que existe ahí afuera...pero eso sí, cuando se trata del género de horror, desde la literatura hasta el cine, tiene que ser lo más aterrador y escalofriante para satisfacer su hambre de fantasmas y sangre.

Web | Twitter | Más Entradas (8)
Tags:

También podría interesarte:

« « 30 Películas de Pesadilla: Zombies Vs Strippers | ¿Cuáles son tus 10 Películas de Terror Favoritas? (Parte 1) » »

PUBLICADO

13 November 2015