El Horror

Reseña y Trailer de The Green Inferno de Eli Roth

Reseña The Green Inferno

Por: @_Eguiza_

reseña the green infernoExisten directores que prefieren la sustancia antes de la estética, aquellos cuyas cintas envían un mensaje claro, conciso e incluso criticando o emitiendo un juicio sin preocuparse por la artisticidad en sus películas (Todd Solondz es un buen ejemplo, quizás Richard Linklater también). Por otro lado hay otros directores que sacrifican ese contenido por el estilo, que desarrollan películas llenas de luz y creatividad visual, con bellísima estética pero muy poca materia y de mensajes tácitos (el sobrevalorado Rob Zombie es un buen ejemplo, pero el excelente Terrence Malick también). Hay una tercera categoría, los pocos artistas que hacen cine mezclando ambas características maravillosamente, mensaje y arte, belleza y esencia (Abbas Kiarostami es creo que el mejor ejemplo, aunque Martin Scorsese lo es también).

Y luego está Eli Roth, un director que, gracias a su estandarte perenne de independencia fílmica, hace lo que le viene en gana y se sale con la suya (digamos que Quentin Tarantino y Kevin Smith caerían en la misma categoría).

The Green Inferno es una película pasional para Eli Roth, este proyecto está fervientemente dedicado a Cannibal Holocaust, la película que incitó a un joven Eli a convertirse en director de cine de horror. Como tal, puede decirse que The Green Inferno es un tributo en retrospectiva no sólo a una película, sino a la carrera del director de Cabin Fever y Hostal. Siendo así, resulta una de las experiencias más entretenidas y satisfactorias que haya visto últimamente en pantalla.

La película comienza estableciendo el personaje de Justine (el nombre no es coincidencia) una universitaria que por su extraña necesidad de aceptación se une a un grupo activista a favor de la selva amazónica, giro que le provoca (a los 40 minutos de la película) subirse a un avión en Perú que desafortunadamente se estrella en el peor lugar posible, justo en medio de una tribu de caníbales.

reseña the green inferno

A pesar de que The Green Inferno utiliza bastante tiempo para fundir a los personajes en nuestras mentes, una vez que reina el caos la película nunca se suelta, no desacelera y no escatima ni en gore, o violencia sexual y mucho menos en tortura física o psicológica. La última hora de este título se traduce en 60 minutos llenos de agonía y mutilaciones decididamente explícitas y muy gráficas, vaya, justo lo que estábamos esperando de un director como Eli Roth.

Sí, hay algunas embarradas de mensaje social, tecnológico y generacional, pero créanme cuando les digo, la película nunca pretende ser una crítica cultural, lo único que busca es lo mismo que buscaron directores como Ruggero Deodato y Umberto Lenzi, presentar una película extrema de caníbales, y ya…

…mi mensaje es, claro, si ustedes abordan esta película buscando una meticulosa muestra de arte cinematográfico con crítica existencial, su recompensa será simple vacuidad adornada con decapitaciones relativamente creativas; por otro lado, si abordan esta película sin solicitar nada, sabiendo que es un simple tributo a un género que levantó faldas en los años 70’s, recibirán muchísimo a cambio, terminarán satisfechos con los resultados y recomendarán la película tal como hizo Stephen King en su excelente twit/reseña:

reseña the green inferno

Creo que es la mejor manera de reseñar la película, con las mismas palabras que el grandísimo King: The Green Inferno es un glorioso tributo a las películas de los autocinemas en [su] juventud: Sangrienta, fascinante, difícil de ver, pero no puedes desviar la mirada.

El Trailer de The Green Inferno



Autor: _Eguiza_

Creador y fundador de ElHorror.mx, experto en cine gore, las producciones independientes y el cine underground, aunque se rumora que tiene dos copias de “Eternal Sunshine of the Spotless Mind” en su colección, por algo preferimos no preguntar.

Web | Twitter | Más Entradas (538)
Tags:

También podría interesarte:

« « 7 Videos Musicales Llenos de Horror | Reseña y Trailer de Cooties, con Elijah Wood » »

PUBLICADO

4 November 2015