El Horror

Fuera del Terror ¿Cuál es Tu Película Favorita?

Sección: Columnas

back_to_the_future

Nota Editorial: ¿Cuáles son tus 10 Películas de Terror Favoritas?  es la columna de @Fredseel en dónde, digna de verdugo de la inquisición, pregunta y tortura a cada uno de los miembros del Staff para conocer su Top 10 histórico en el género de horror. Quien sabe, quizás pronto también le pregunte a ustedes…los lectores! 

Por: @Fredseel 

Una vez más siendo el amable sujeto de experimento, nuestro compañero de staff @sergb__ aceptó contestar más preguntas y quemarse la cabeza para exponer sus 10 películas favoritas fuera del género de terror, cosa que no es tarea fácil. A continuación sus respuestas.

Tomando en cuenta que la NFL es de tus aficiones predilectas, ¿cuál es tu película favorita sobre fútbol americano?

Lamentablemente no son tantas las que me han gustado, digo, hay varias muy buenas, pero creo sólo tres han trascendido en mi. Primero Jerry Maguire por su historia, otra es Lucas porque fue parte de mi infancia, y mi favorita: Any Given Sunday.
Aparte de ser de Oliver Stone, uno de mis directores predilectos y de quien escribiré más adelante, me encanta el ángulo con el que aborda el deporte profesional en general. Todo visto desde la perspectiva (o duelo de poder) de un novato sensación y su entrenador, un viejo lobo con los matices suficientes para hacer un filme sólido. Mención aparte al papel de Jamie Foxx (Willie Beamen), el novato, cuyo arco de desarrollo, aunque convencional, aporta mucho a la película y tiene su clímax en un final que me fascina. No, no me refiero a la escena que sucede durante los créditos en la cual Tony D’Amato ofrece una conferencia de prensa y se “la aplica” a la familia Pagniacci, sino lo que pasa antes de, esa escena en la que Willie se enfrenta a un estadio vacio y reconoce por primera vez el miedo, cuando madura pues. Sin duda una gran película con excelente mega reparto.

Si el cine de horror no existiera, ¿cuál sería tu género favorito?

Es complicado decir sólo uno, me encanta la comedia, pero igual tiene una vertiente que no disfruto tanto, entonces, mi segundo género favorito es el drama. El drama permite contar memorables historias desde perspectivas inéditas como el sci-fi, el suspenso, el cine bélico (también de mis favoritos), la comedia (ver Woody Allen) y hasta la acción. Igual prefiero más ciertos argumentos, pero en general, el bien realizado y construido, es de lo que más disfruto en el cine.

Sé que eres fan de Cameron Crowe, ¿cuál de sus películas te ha marcado más y por qué?

Muy fan, hasta de lo que a nadie le gustó como Aloha, jajaja. Me encanta que esta pregunta sea cuál me marcó, así puedo dejar Almost Famous para lo que viene a continuación y mencionar la primera que me marcó: Singles.
¿Por qué? Fue un asunto generacional, hoy sé que no entendía mucho del conflicto amoroso de la cinta, pero la cuestión es que la vi en un momento donde ─como a muchos─, el grunge y demás regía mi vida y en aquel entonces no había el acceso informativo de hoy en día, por lo tanto, Singles fue como una ventana hacia una escena que conocía únicamente por descripciones. A eso hay que sumarle el vigor del cine de Crowe en aquel entonces, no se necesitaban tener treinta años para percibir la energía que le imprimía a sus historias, eso fue algo nuevo para mi. Por otro lado, ver a medio Pearl Jam “actuando” como CItizen Dick, a Layne Staley en escena, a Chris Cornell haciendo un cameo, a Tim Burton haciendo otro cameo y en general un montón de referencias fue como la cereza del pastel. Y por último Bridget Fonda, una de mis actrices favoritas desde que recuerdo y que tristemente prefirió desaparecer.

Ahora sí, pasando a lo que le da título a este texto, preséntanos tu top 10 de películas favoritas que no son de horror.

Como nota, todas estas películas me gustan casi por igual y trato de no jerarquizar, e incluso alguna vez saco a una y meto otra, supongo es lo que me provocan cuando las veo de nuevo, aún así, también hay una constante, así que sin más preámbulo, este es mi muy norteamericano top actual.

10. Heat. (1995)

Existen películas que se sienten en las entrañas. Te sacuden. Ese es mi recuerdo con Heat. Impresionante película que plantea el tan llamado “juego del ratón” en la figura de un policía cansado de vivir y un ladrón en busca de sentir. Creo ahí está su mejor virtud, tener un fondo que habla sobre asuntos más trascendentes.
No me deja de asombrar como las casi tres horas de Heat se sienten como una y media. Y siempre que la veo acabo enojado. Tiene un final muy triste, pero es el adecuado porque de eso va la vida, y es lo que prepondera esta película.
Como nota: aquí está mi balacera favorita del cine. Ya lo de De Niro y Pacino es sólo el aderezo de una historia verdaderamente poderosa.

9. North by Northwest. (1959)

Uno siempre lee o escucha hablar de Hitchcock y eventualmente compruebas que todo lo que se dijo y dice sobre él (y más) es cierto y terminas incluyendo mínimo una de sus películas en tu top, bueno, al menos conozco a muchos que les ha sucedido. En mi caso, son varias de sus cintas si esto se tratara de un top 100, pero North by Northwest siempre la terminó empoderando incluso por encima de Los Pájaros.
De por si las historias de espías me encantan (otra de Hitchcock que también tengo muy alta es Topaz), pero esta aparte tiene no una, sino dos de mis escenas favoritas en la historia del cine (el famoso avión en los sembradíos y la escena en el Monte Rushmore.) y a un Cary Grant en plan de capo. Y por si fuera poco, North by Northwest es, en su conjunto, el famoso “Macguffin” por excelencia. Master class de principio fin.

8. Point Break. (1991)

Una película para defender. Acción pura, surf, policías, traición y un bromance épico entre Keanu Reeves y Patrick Swayze, que por cierto, me vale Ghost o Dirty Dancing, este fue el mejor Swayze.
Point Break podría ser una película más dentro de una ola noventera de acción que comenzaba a darle la vuelta a las historias de siempre, pero su impactó fue diferente. Porque fue honesta, insólita y llena de energía. Al menos yo percibí todo eso, y si ha envejecido tan bien y ya es un clásico creo es por razones como esas. Para muchos de los que crecimos a finales de ochenta y principios de los noventa, Point Break fue un parteaguas, yo me quedo con eso y a la fecha no ha habido otra cinta de acción similar que la saque de mi top.

7. The Godfather. (1972)

Todos pasamos por The Godfather tarde o temprano. Muchos la meten a su lista de favoritas, otros más la dejan de lado. En mi caso por supuesto que entra. Afortunadamente la vi ya grande y pude apreciar mejor la grandeza de la que todo mundo hablaba. Y como explicaba con Rosemary’s Baby, fue por iniciativa y no por una recomendación que de tan insistente termina por cansar antes de siquiera ver la película en cuestión.
Creo que The Godfather no necesita tanta descripción o razones. No hay por donde negarla ni denostarla.

6. Il buono, il brutto, il cattivo. (1996)

Habrá quienes digan que Por un puñado de dólares (1964) es la mejor de la llamada “trilogía del dólar”, puede ser, pero para mí nada se compara al “mexican standoff” entre Blondie, Tuco y Angel eyes. De hecho, ellos tres son de los mejores personajes que yo haya visto en una película.
Recuerdo que El Bueno, el malo y el feo me emocionó mucho cuando la vi en la TV y tan sólo era un niño. Siempre quise verla de nuevo porque es de esas cintas que no me soltaban y que recordaba más vívidamente a pesar del tiempo. Este año tuve oportunidad de verla en sala de cine, con gran sonido y en todo su esplendor, y mi conclusión fue que la razón por la que la recordaba tanto se debe a que simplemente es de las mejores películas que he visto, así de simple. Parafraseando al compañero Alfredo (@alfredo_chocho): la sola secuencia de “The Ecstasy of Gold” en verdad te hace sentir como si “se te saliera el corazón”.

5. Natural Born Killers. (1994)

Hablando de parteaguas, esta es otra película que me impactó mucho cuando la vi. Obviamente por su tema y forma de presentar la violencia, pero sobre todo porque me introdujo posibilidades que yo desconocía. En otras palabras, fue de las primeras películas que me hizo averiguar cosas como quién era el director y qué más había hecho, saber qué era el montaje, la fotografía y hasta investigar de quién era esa voz rasposa que cantaba en la introducción algo que decía “waiting for the miracle”. Me parece que cuando el cine te nutre de esa forma, cuando amplia tus horizontes, es cuando en verdad deja la etiqueta “entretenimiento” y se convierte en la cultura que debe ser siempre.
Ahora, es muy fácil sorprenderse por algo así como a los 13 años, pero como con Point Break, he visto muchas cintas de temas similares y, en mi opinión, ninguna le ha llegado al “raw power” de Natural Born Killers. Supongo me falta ver mucho más cine, pero da igual. Esta película la voy a tener en lugar muy muy especial toda mi vida. Fue una conjunción que ni volviendo a poner a todo su gran reparto resultaría igual.

4. The Goonies. (1985)

Todos tenemos una o varias películas favoritas que defender a toda costa, como el caso de Point Break anterior. Otra aún mayor que esa es The Goonies. Como película puede no tener la mejor historia, un gran desarrollo, ser inverosímil, etc. Pero como experiencia para un niño que justo cuando la ve está avocado al cine de aventuras, pues resulta en todo un deleite. Más aún, tiene elementos del “coming of age” con los que es muy fácil identificarse sin necesidad de ser un adolescente de Astoria a punto de ser desalojado.
En ese sentido, hay varias mejores, Stand by Me (1986), por ejemplo, pero el que “pega primero, pega dos veces” y afortunadamente conmigo fue The Goonies.
Esta película me hizo aspirar a ser mejor persona. Supongo ahí reside su valor y espíritu. Y también la virtud que siempre me hace disfrutarla como si nunca la hubiera visto.

3. Almost Famous. (2000)

Almost Famous presenta (o rememora) una parte fundamental en la vida de un adolescente llamado William Miller que funge como semi alter ego de Cameron Crowe. No es pues casualidad el corazón y la atención que el director le puso a esta película. Rayando la perfección. Y si ello no fuera suficiente, tuvo rock, mucho, muy bueno, y la suerte de contar una energía luminosa llamada Kate Hudson que por poco y se roba la película. Bueno, de hecho lo hace, pero en el buen sentido, no opacando todo.

Mi punto es que toda esa suma hizo de Almost Famous un recorrido (y es de hecho una road movie) de sentimientos que me parecía imposible cuando en aquel 2002 (me negué a esta película en su año) decidí por fin verla en su versión Untitled, que en realidad es un director’s cut extendido que me parece debió haber sido la versión comercial.
Hoy la secuencia de “Tiny Dancer” ya es todo un clásico. Y eso avala la calidad de la película más allá de una perspectiva, relación o gusto.

Voy a sonar muy exagerado, inocente y hasta impresionable, pero Almost Famous me hizo sentir vivo. Es incendiaria.

2. Goodfellas. (1990)

¿Han tenido la sensación de no poder dejar de ver una película una y otra vez? Eso me pasó con Goodfellas. Y lo peor es que, como la mayoría de las cintas que selecciono aquí y en el top de horror, ni siquiera entendía bien todo su concepto, pero existe ahí un magnetismo difícil de describir.
Tiempo después me di cuenta que Goodfellas me planteaba reflexiones, ¿por qué estos personajes dicen una cosa y hacen otra? Y sobre todo ¿por qué, si sé que son malos, me atraen tanto? ¿Por qué los apreciaba y me caían bien?
Con ese tipo de cuestiones sumadas a una de las mejores adaptaciones que he visto, es que Goodfellas se convirtió en una película casi religiosa en mi top. Tal vez sea exagerado decir que Scorsese humanizó al crimen organizado, pero detalles como la cena en la cárcel, De Niro llorando y destrozando el teléfono público, o Liotta rompiendo la cuarta pared diciendo el pobre diablo que ahora es, me llevan inevitablemente a pensar en ello.

1. Back to the future. (1985)

Hay películas que te hablan de forma directa no porque exista una referencia o te proyectes en ellas, sino porque te marcaron en muchos sentidos, fueron un evento en tu vida y a partir de ahí el cine jamás volvió a verse igual. Y el tiempo puede pasar y uno cambiar, sin embargo, el sentimiento sigue ahí. Es más, se incrementa.
Los méritos cinematográficos de Back to the Future ya todo mundo los sabe, lo que quiero resaltar es mi experiencia con ella en una oración sacada de Empire Magazine en su top de las mejores 33 trilogías: “Show us a person who doesn’t like Back to the Future and we’ll show you a person who is tired of life”. Esta es la verdadera magia del cine. Gracias infinitas, Robert Zemeckis.



mm

Autor: fredseel

Experta en el cine de Slashers, por algo se dice intolerante y hostil. Durante mucho tiempo creyó que Jason Voorhees era quien dejaba regalos bajo el árbol de navidad, y bailó el vals de sus 15 años al ritmo del tema de Halloween de John Carpenter.

Web | Twitter | Más Entradas (38)
Tags:

También podría interesarte:

« « Santa Claus Como un Sádico Asesino en este Cortometraje de Terror | Reseña CERO SPOILERS de Star Wars: The Force Awakens » »

PUBLICADO

16 December 2015