El Horror

Reseña y Trailer de Campamento del Terror, Summer Camp

Campamento del Terror

Por:  @sergb__

Campamento del TerrorBien dicen que a veces “no basta con buenas intenciones”. Y el dicho es más que aplicable a Summer Camp, filme del 2015 que aún ronda nuestra cartelera bajo el genérico título ‘Campamento del Terror’. Si lo anodino de dicha traducción no hace mucho por su causa a pesar de que, se supone, vende mejor, la calidad de la cinta tampoco ayuda, pues con todo y el valor de su idea central y buen humor.

La verdad es que Summer Camp resulta no mala, pero sí prescindible.

La historia es sobre cuatro jóvenes estadounidenses, dos mujeres y dos hombres, que viajan a una provincia Española para hacerse cargo de un campamento de verano. A ese lugar, que es una especie de villa/casona muy amplia y con varias comodidades, llegará un grupo de niños al día siguiente con la intención de pasar las vacaciones, aprender inglés de sus nuevos tutores, convivir con la naturaleza, etc.
La tarde transcurre normal, con los preparativos y los clásicos choques culturales y de idioma, hasta que por la noche, mientras se alistan para cenar, uno de ellos contrae un virus que lo vuelve un ser rabioso que busca dañar a todo el que se atraviese en su camino. Sí, lo que están imaginando, un zombie a la 28 Days Later. Y en medio de buscar explicaciones o defenderse, los otros tres chicos entran en una humorística dinámica de torpeza e ignorancia que complica la situación.

La premisa no ofrece nada nuevo, es decir, se apega al parámetro narrativo del subgénero zombie: contexto-outbreak-ataque o persecución-refugio-contraataque. Naturalmente estos tres “sobrevivientes” buscan huir, aunque aquí es donde la cinta tiene un giro de interés: el virus no es permanente, sino que dura aproximadamente media hora, lo que desemboca en una serie de situaciones disparatadas y una comedia de errores similar a la que exitosamente propuso Eli Craig con Tucker and Dale vs. Evil (2010).

Podría parecer que ya conté toda la trama, pero es sólo el inicio (y de hecho el mismo tráiler lo expone de cualquier forma) pues una serie de personajes extras aparecen, y en realidad la película comienza su desarrollo a partir de esta confusión sobre quién está infectado, cómo lo contrajo y qué es lo que sucederá a continuación. Hasta aquí, Campamento del Terror lleva no sólo un buen ritmo, sino que ofrece una historia sólida con toques de humor bien insertados. Tal vez no tan exitosa como la mencionada de Tucker and Dale, pues tiene que desentrañar un nudo diferente y no un juego de error-repetición, pero sí lograda en atmósfera, ya que Jaume Balagueró, el productor principal, logra igualar el encierro y descontrol que junto con Paco Plaza creó en REC (2007). Y Alberto Marini, director debutante, manifiesta la experiencia de los tantos años que lleva trabajando como desarrollador en filmes tan diversos como The Machinist (Brad Anderson, 2004) o Sultanes del Sur (Alejandro Lozano, 2007. Sin embargo, como el primer largometraje que es, tiene su aspecto débil y por partida doble.

Campamento del Terror

Por un lado, se queda corto en la promesa de exaltar el subgénero al que pertenece, ya que la historia pudo haber ido más lejos de la costumbre del ataque viral dentro de un lugar, pequeño en este caso, y sus consecuencias. ¿Recuerdan, por ejemplo, el shock del giro intermedio y final en Exterminio? A ese estilo me refiero. Y aunque redime un poco en sus minutos finales, queda la sensación de que faltó algo, lo que nos lleva a su otro dilema. Existen ciertas piezas inconexas, vaya, incongruencias que pueden ser pasadas por alto dado la índole de su tema, pero en el lado opuesto, tiene situaciones que se alargan de más. No me malinterpreten, la cinta dura apenas 81 minutos y de hecho va rápida, pero lo que frena precisamente su buen ritmo es la redundancia de ciertas escenas. Imaginemos, por poner un paralelo, que en Dawn of the Dead, una vez que todos los personajes están agrupados en el centro comercial, se hubieran quedado ahí indefinidamente disfrutando de los placeres sin que uno de ellos propusiera que dicha “seguridad” no sería para siempre. O peor, que decidieran salir sin un leitmotiv sólido. Eso ocurre en Summer Camp, nos dirige hacia su final de forma atropellada porque desea explicar cuando su fuerte había sido la contundencia del inicio y el misterio, y tomando en cuenta dichas virtudes, pues resulta un poco frustrante que se quede a medio camino. Un camino de humor negro que no apuesta por ser una comedia íntegra, pero tampoco un filme de zombies como los ejemplos mencionados, con todo y sus buenas secuencias y diseño de sonido.

Funcionará al cien por ciento, me parece, en aquellos que no busquen tanta sangre u horror explícito. Y definitivamente su final, muy bien filmado, le da puntos. Pero es innegable que Summer Camp pudo haber sido mejor película. Una grande.

El Trailer de Campamento del Terror



Autor: sergb__

Experto en el cine de arte y cine de autor. Se dice “uncool” por pasar más tiempo en casa que en parrandas y con los amigos, creemos lo contrario, envidiamos todo el tiempo que aprovecha para ver películas, y no sólo de horror, sino de todo tipo.

Web | Twitter | Más Entradas (135)
Tags:

También podría interesarte:

« « El Intenso e Incómodo Trailer de The Invitation | Reseña y Trailer de The Dyatlov Pass Incident » »

PUBLICADO

22 January 2016