El Horror

10 Películas de Paranoia y Terror Humano

paranoiapost

por: @adayin

Es queja frecuente que el cine de horror se produce en grandes cantidades con mediocres resultados, siguiendo caminos recorridos al hartazgo, poblados por escotes, atractivos y ridículos héroes jóvenes y litros de sangre. Pero también podríamos admirar al horror en el cine como una de la formas más eficaces y flexibles como género. Su presencia, esencialmente como entretenimiento, también funciona a modo de reflejo de la sociedad,  en sus mejores momentos y en sus crisis. El horror ha sabido aprovechar esos oscuros pasajes, adaptándose y adecuándose como comentario: a la aparición de las bombas nucleares (con las cintas de grandes monstruos mutantes) a la guerra fría (y el nacimiento de los zombies como consecuencia) a la represión sexual (con hombres que asesinan disfrazados de su difunta madre)

Paranoia que se extiende a apuntes como la desaparición de Dios (Rosemary’s Baby, The Omen) la desintegración familiar (The Amityville Horror) el racismo (The people under the stairs) la falsedad del llamado “sueño americano” (American Psycho) la manipulación del gobierno (They Live), las redes sociales (Unfriended) e incluso el empoderamiento de la mujer (Alien e incluso The Exorcist)

La paranoia es tan antigua como la existencia del hombre, como el arte lo ha sabido reflejar; se extiende a un peligro real, extrapolado al máximo, a las consecuencias, a la fragilidad de la vida común. Nos vuelve sus presas, nos obliga a encerrarnos y aislarnos. Pero el eje vital es que nos iguala como individuos. Ante cualquier apocalipsis, las clases sociales y económicas desaparecen, todos estamos expuestos, todos estamos condenados, pero, entonces, todos podemos sobresalir y, sobretodo, sobrevivir.

Así que decidimos presentarles esta lista, celebrando el inminente estreno de la espectacular 10 Cloverfield Lane (acá pueden leer nuestra reseña) donde la paranoia y el encierro es el sustento básico, cuyos personajes nos prueban que no hay mayor apocalipsis que aquel al que uno se somete, aquel que uno mismo se impone. Sin orden de preferencia y en estricto orden alfabético, estos son diez grandes ejemplos de la paranoia y el encierro en el cine de horror:

10. Cube

cube

Una cinta que nos deja con más preguntas que respuestas es la forma más apropiada de iniciar esta lista. Nos preocupa lo desconocido, aquello que no sabemos identificar y entender; controlar o defendernos. La cinta nos muestra a un grupo de extraños, con nombres de prisiones reales, despertando en un lugar desconocido, donde cualquier movimiento en falso les provocará la muerte. Aquellos que sobrevivan más tiempo no tendrán respuesta sobre lo que ha sucedido. No hay ninguna conspiración, dice un personaje, el lugar está porque puede estar, para aprender y equivocarse, con sus funestas consecuencias.

9. Devil

devil

Tememos a infinidad de cosas. Desde niños se nos ha enseñado e inculcado que somos culpables, sin saber bien de que se nos culpa. Si bien esta cinta del 2010 es recordada por su interesante concepto, también lo es por su incansable esfuerzo de tropezarse y boicotearse con sus endebles lugares comunes y personajes corrientes. Pero apunta en una dirección frecuente y, hasta cierto punto, fascinante. La paranoia personal e intima. El castigo que se nos ha prometido desde nacer, a los errores, a los crímenes, a las mentiras, a los pecados. Toda acción atrae una consecuencia, palabra que, creemos, refiere a un castigo. Los cinco personajes encerrados en este elevador creen enfrentarse al diablo mismo. Pero en realidad se enfrentan (y temen) a ellos mismos.  De lo que pueden causar o han causado. Tenemos muchos miedos y, por lo general, el origen de ellos, es uno mismo.

8. The Divide

divide

Para el fanático del horror, el nombre de Xavier Gens era uno que prometía cosas muy interesantes, pero que poco a poco se ha ido desvaneciendo. Aunque después de la fallida Hitman, Gens se embarcó en un proyecto pequeño, pero con cierta ambición, al mostrar un relato de supervivencia de varios extraños en un refugio, instantes después de un devastador ataque nuclear. Más cercano al cine que propuso con la brutal Frontier(s), la cinta avanza hasta convertirse en un desolador, violento y decadente retrato de la naturaleza humana en situaciones extremas. Es el desenfado del encierro, es el miedo a ser parte de un colectivo, de subordinarse o de dirigir. La paranoia de trabajar en equipo, con otro ser humano igualmente fallido que nosotros, que lo mismo puede brindar consuelo, como ser verdugo.

7. Feast

feast

Varias personas reunidas en un bar son interrumpidas por la abrupta aparición de un hombre (llamado “el héroe”) quien les advierte de un peligro en camino a ellos, mostrando la cabeza decapitada de una extraña criatura. Instantes después es atacado y sacado del bar por otra de esas criaturas. Y de ahí se desprende esta frenética, ultra violenta y divertida cinta que muestra que la paranoia es divertida, siempre y cuando la veamos a cierta distancia. Jugando a romper las reglas y llevar al extremo las situaciones (¿alguien recuerda el destino de Henry Rollins?) Feast, además de deleitarnos con su política de “no tomarse en serio”, nos lleva a moralizar y aconsejar en cabeza ajena. Quizá es la única protección que sabemos recurrir con frecuencia, la distancia. O, en términos más positivos, el humor ante cualquier desgracia.

6. The Mist

themist

El mundo es un lugar muy grande, nos han dicho, un lugar que puede ser intimidante. Millones de personas o solo una decena, como individuos formamos conjuntos, grupos que seguimos para no ser relegados. La cinta, basada en la clásica novela corta de Stephen King (de quien somos fans y hemos escrito aquí, aquí y acá), es la evolución al funcionamiento del grupo repentino y forzado, el cambio de ideología y la improvisación. La paranoia de perder la identidad por seguir el ideal de un grupo (casi secta) refugiado en un mini súper después de que una niebla ha cubierto el lugar y trae consigo criaturas de otra dimensión. Una reflexión sobre la intolerancia ante ideologías diferentes. Millones de personas o solo unas decenas, como individuos medio funcionamos.

Siguiente Pagina: 1 2



mm

Autor: adayin

Director, escritor y productor de cine, tanto de horror como de otros géneros. Experto en el cine clásico y apasionado por Hitchcock. Es nuestra única esperanza para aspirar a nuestra propia película al estilo V/H/S, o al menos a un documental de nuestras batallas en la vida común y corriente fuera de este sitio.

Web | Twitter | Más Entradas (145)
Tags:

También podría interesarte:

« « El Video Más Grotesco, Ofensivo y NSFW en YouTube | Se Abre la Convocatoria de Feratum Film Festival » »

PUBLICADO

14 April 2016