El Horror

Reseña y Trailer de la violentísima Green Room

greenroom

Por: @Alfredo_Chocho

postergreenCon su estreno de 2013, Blue Ruin (en México conocida como ‘Cenizas del Pasado’), el director norteamericano, Jeremy Saulnier se ganó a pulso la atención, de audiencia y crítica por igual, como una de las propuestas independientes más interesantes a seguir. Saulnier nos entregó en ésta, su segunda cinta como realizador, un muy estilizado e intenso thriller que se las arregló para dejarnos con una muy pertinente y poderosa reflexión sobre la naturaleza de la venganza y cuya originalidad reside en el personaje principal, quien de pronto se encuentra atrapado en una espiral de violencia que por más que deseó la esperada revancha, nada lo pudo haber preparado para lo que desatan sus actos; se trata de un relato realista que deja el glamour con el que se envuelven comúnmente estos temas para presentarlos con todas sus implicaciones. Es con este título todavía en mente que recibimos la noticia de la más nueva cinta de Saulnier, titulada ahora Green Room, y que finalmente cumple con muchas de las expectativas convirtiéndose en uno de los mejores títulos de género en lo que va del año.

La premisa de Green Room bien podría haber salido de una leyenda urbana; en el centro tenemos a esta banda de punk en total decadencia (aunque suene a pleonasmo), los Ain’t Rights, quienes se precian de ser una agrupación auténticamente punk y, mientras que no lo expresan con su vestimenta o accesorios —como otros a los que de hecho critican—, son bastante irreverentes, suenan muy duro y no se preocupan por cosas como tener presencia en redes sociales, mucho menos por lo que pueda pensar la audiencia de su música. Cuando el grupo está por terminar una malísima gira con un toquin en lo que parece el usual bar de mala muerte, frecuentado por skinheads y otros grupos afines —a quienes tienen a bien provocar con su música—, son testigos de algo que no debían haber visto detrás del escenario; esto los forzará a una lucha por su vida en contra de los misteriosos administradores del lugar liderados por un muy frío y elegantemente brutal Patrick Stewart, ni más ni menos.

Por supuesto, esta es una premisa con la que ya estamos un tanto familiarizados, sobre todo los fanáticos del horror; ésta es la del grupo de personas que de repente se ven atacadas o se convierten en la presa de otro grupo más organizado y hasta especializado tanto en técnica como en armamento; también sabemos que este tipo de cintas pueden ir desde el thriller más logrado, como la entretenida y absurda A Lonely Place to Die, a la más repetitiva y aburrida secuela de la franquicia Wrong Turn. A pesar de esta consideración, Green Room es un producto que se siente fresco y novedoso, una vibrante cinta que igualmente maneja el más aplastante suspenso, como la más brutal violencia gráfica —vuelve ese estilo realista, aquí utilizado para máximo efecto de shock— e incluso un muy logrado toque de humor negro de vez en cuando; además de que todo se encuentra aderezado con ese estilo visual de Saulnier, que —como lo hiciera con Blue Ruin y el color azul, que predomina en pantalla— utiliza el verde para dotar sus escenarios, en particular ese escalofriante pasillo constantemente musicalizado, de una atmósfera que sirve grandiosamente a su historia.

green-room-700

Lo que inicia como un interesante misterio, que tiene que ver con lo que sucede en este extraño bar y lo que murmura el temible Darcy —Stewart, en una actuación fascinante y aterradora— a sus empleados, cuando éste llega a hacerse cargo de la situación, con la cabeza totalmente fria y la seguridad de que van a masacrar a estos jóvenes; pronto avanza para convertirse en un total enfrentamiento que tomará vueltas bastantes interesantes repletas de una muy bien construida tensión que se mantiene durante gran parte de este cuento de supervivencia. Las ideas que surgen de esta banda —de entre los que destacan las actuaciones del recientemente fallecido Anton Yelchin, así como Imogen Poots y Alia Shawkat— no siempre son las mejores pero sí proveen a la cinta de sus más intensos momentos. Difícil será el camino por el medio del cual esta banda se de cuenta de que siempre habrá alguien más hardcore que uno mismo.

Green Room es otra recomendación obvia que les dejamos aquí en El Horror; si bien no cuenta con el más fino trasfondo reflexivo con el que contaba Blue Ruin —aunque tiene sus buenos momentos de lucidez—, si estamos ante uno de las más grandes experiencias de cine que nos ha entregado este 2016; éste es más que otra cosa un vibrante, divertido y hasta aterrador viaje; en muchos sentidos es todo lo que esas cintas de bajo presupuesto que inundan el mercado cada año sueñan con ser, con un estilo visual hermoso, actuaciones más que adecuadas y efectos especiales de primer nivel. No es sorpresa que venga de la mano de un director como Saulnier que, como se indica al principio, ya es de las propuestas a las que no hay que quitarle el ojo de encima.

Reseña Green Room

Green Room se encuentra disponible a la compra o renta en servicios de streaming norteamericanos así como en Blu Ray.

El Trailer de Green Room



mm

Autor: Alfredo

Un ingeniero en sistemas, lo cual lo hace inmediatamente peligroso con eso del código y el ruby on rails que nadie conoce; pero además de ser coleccionista de JQuery también es un ávido coleccionista de películas, DVD siendo su formato preferido. Esa película que a todos les parece “underground” y “desconocida” probablemente él la tenga en su anaquel.

Web | Twitter | Más Entradas (25)
Tags:

También podría interesarte:

« « El perturbador Trailer de The Woods | El Conjuro 3 ya NO es rumor. » »

PUBLICADO

6 July 2016