El Horror

Reseña y trailer de “Antibirth”

antibirth1

por: @Sergb__ 

Hace unos días hablábamos de Shelley (Ali Abbasi, 2016) y su aproximación minimalista (aunque no por ello menos macabra) al llamado natal horror. Una obra bien planteada que en la ambigüedad encontró su mejor forma. Todo lo contrario a la película que nos concierne hoy: Antibirth.

Aunque la propuesta argumental de Antibirth también tiene como eje un embarazo torcido, sus formas apelan a Cronenberg y Lynch en un contexto en el que muchas cintas recientes han tenido éxito; éste es el de la América (Estados Unidos, pues) económicamente rezagada y olvidada por sus gobernantes, llámese Detroit, Flint u otra ciudad de Michigan y/o alrededores.

Porque si bien la cinta es de manufactura Canadiense (filmada en Ontario), es imposible no poner atención a un auto con placas de Michigan, aunque ya antes de eso Danny Perez, director, ha establecido las condiciones y las protagonistas. Estas dos chicas son Lou (Natasha Lyonne) y Sadie (Chloë Sevigny), a quienes vemos emborracharse y drogarse cual si no hubiera mañana en una fiesta dentro en una fábrica abandonada. La resaca de esa noche tiene la particularidad de describir mejor al personaje de Lou, la cual a diferencia de su mejor amiga, no puede parar de consumir alcohol y muestra una indolencia casi suicida ante la pobre vida que lleva. Sin embargo, las consecuencias de esa fiesta se le prolongan por días con un malestar cuyos síntomas son los de un embarazo, y una vez confirmadas las sospechas, Lou dedica sus horas a tratar de averiguar qué le sucedió aquella noche o quién abusó de ella, pues los recuerdos no son exactamente claros y en cambio sí muy sospechosos.

antibirthpost

En esta primera mitad, con todo y sus lagunas, Antibirth recrea exitosamente esa atmósfera (o tendencia) de las referencias mencionadas. Una ciudad arruinada, pobreza y un invierno en el que la vida de un grupo (casi siempre jóvenes) es el hilo conductor de la historia, en este caso de misterio, cuyas pistas vamos armando a la par de nuestra protagonista. Hasta aquí Perez, de hecho, entrega una cinta que aunque se vende de género, posee un tono más indie adolescente que remite de inmediato al primer Harmony Korine en el que vemos a estas chicas tratar de escapar de su pobre realidad con lo que haya al alcance, sean drogas baratas, fiestas clandestinas, trabajitos de dealer, programas de televisión pública sin sentido o un turno como camarera en un motelucho. De todo este desorden hay dos cosas que generan, sin embargo, un interés especial: el rápido (y repulsivo) crecimiento del vientre de la protagonista y otro personaje que entra a la historia con información que podría develar el misterio.

Es ahí donde Perez deja a un lado su primer planteamiento para intentar ser Cronenberg con esbozos cada vez más constantes de body horror; y Lynch con secuencias oníricas que, se supone, son una pieza más de este rompecabezas.

Lo primero lo logra. En lo segundo falla de sobremanera porque el filme no intentó desarrollarse así desde un inicio, es decir, como un cine íntegramente surrealista, sino que dichos recursos parecen ser la justificación para su memorable clímax final. El problema es que para llegar ahí hay que pasar un camino de contradicciones en el que conviven las escenas cortas e ilustrativas, con las secuencias mal editadas y sin sentido; las actuaciones buenas, particularmente de Lyonne, con otras risibles; los visuales tétricos que hablan de un buen director, como esa fiesta infantil en el boliche, con otros que más bien parecen de cine B. Es pues Antibirth una propuesta que tiene sus trampas. Y vamos, giros narrativos como el que intenta casi nunca le han quitado valor a una película, pero hay que tener un gran oficio para que no se vaya de las manos, cosa que al debutante Perez le sucedió en esta interesante pero fallida cinta.

 



mm

Autor: sergb__

Experto en el cine de arte y cine de autor. Se dice “uncool” por pasar más tiempo en casa que en parrandas y con los amigos, creemos lo contrario, envidiamos todo el tiempo que aprovecha para ver películas, y no sólo de horror, sino de todo tipo.

Web | Twitter | Más Entradas (89)
Tags:

También podría interesarte:

« « 5 excelentes bandas de Dinamarca que NO son Metal | El remake de Suspiria arranca su producción » »

PUBLICADO

3 October 2016