El Horror

13 Películas Mejores que La La Land con Homenaje a Los Angeles

Sección: Horrorless

boogie-nights

Nota Editorial: Horrorless es la única categoría en este sitio que tendrá recomendaciones, tops, noticias o reseñas de temas que salen del género que tanto amamos pero que son relevantes para nuestros lectores. Porque NO todo es sangre y tripas…desafortunadamente!

Por: @Sergb__

Catorce históricas nominaciones a los Premios de La Academia, el llamado Oscar, vienen con un precio alto. Controversial como hace unos años no lograba serlo una cinta norteamericana de manufactura comercial, La La Land ha dividido cualquier cantidad de opiniones y levantado debates en torno a su calidad. No es, como sucede en otras ocasiones, el hecho de retratar un tema taboo o provocar gratuitamente, sino simplemente su grado de adoración. ¿sobrevalorada o celebrada con justicia? ¿Nostalgia simple o reboot del musical como género? Nadie se pone de acuerdo y en medio de ello está la trascendencia de una buena cinta que podría vivir y morir por esa discusión.

Lo cierto es que La La Land cumple con creces uno de sus más mencionados aciertos: ser un homenaje a la ciudad de Los Angeles, California.

No es únicamente el hecho de que los protagonistas se paseen por cualquier cantidad de idílicos escenarios y que revisiten los números musicales del Hollywood que ahí encumbró parte de su historia, sino también que con su argumento captura parte de lo que hace de esa ciudad un destino a donde innumerables artistas llegan con el deseo de cumplir sus sueños. La La Land acierta en ese retrato. Pero no es la única ni la mejor.

Es por eso que hoy la sección Horrorless está dedicada a enumerar otras 13 grandes cintas que fueron filmadas en Los Angeles y que a su manera logran homenajear aspectos tanto maravillosos como obscuros de una ciudad fascinante y sumamente cinematográfica.

Aclaración: este TOP está dedicado a filmes que en verdad capturan a la ciudad casi como un personaje, y no sólo aquellos que la tienen de fondo. Si así fuera, habría miles de títulos de los cuales escoger.

13. L.A. STORY. (Mick Jackson, 1991)

Conocida también como “Tres Mujeres para un Caradura” (…), L.A Story es mucho más que la comedia de enredos en la que un meteorólogo de televisión (Steve Martin) está enamorado de dos mujeres. La historia, escrita por el mismo Martin, lleva al protagonista a través de diferentes partes de un Los Angeles que parece hechizado para servir a sus fines amorosos. Desde letreros en el Freeway que le dan indicaciones personales, hasta sismos, museos, diners y múltiples idiosincrasias como muestra de la California “de a pie”. Martin plasmó eso en un guión que, en sus palabras, en realidad no es una historia de amor, sino una carta de admiración hacia el lugar que lo vio crecer. No por nada fue catalogado en el 2008 como uno de los mejores 20 filmes sobre Los Angeles en los últimos 25 años.

12. THE BIG LEBOWSKI. (Ethan y Joel Coen, 1998)

Si L.A. Story resulta en un Los Angeles variopinto y ciertamente romántico y hasta luminoso, los hermanos Coen se van hacia un extremo cero narcisista. Los Angeles en los que se mueve el icónico The Dude (Magnífico Jeff Bridges) es una ciudad, en palabras de Joel Coen “marginal”. La misma que él vio en Pasadena, Venice y el famoso e infame Valle de San Fernando. Lo que este par de genios hicieron con ese material en The Big Lebowski fue, aparte de una comedia negrísima, un retrato de esas almas solitarias y olvidadas que con sus obsesiones y excentricidades han forjado una parte esencial de la ciudad.

11. BOOGIE NIGHTS. (Paul Thomas Anderson, 1997)

Siguiendo esa misma línea y hablando de San Fernando Valley, centro neurálgico de la industria porno que en un momento llegó a producir hasta el 90 por ciento de la pornografía estadounidense, tenemos a Boogie Nights, de P.T Anderson.

La historia del ascenso de esa industria en los setenta en la figura del actor Dirk Diggler (Mark Wahlberg), es una fábula sombría que sería imposible sin esos tracking shots de Robert Elswit que lo mismo son adornados por la afamada West Covina (la casa del personaje de Burt Reynolds), Van Nuys, el cine Reseda perfectamente enfocado en los créditos iniciales o el boulevard Ventura. La California de esa época era una muy específica, y pocas cintas la han homenajeado como lo hizo Anderson con esta gran historia.

10. BOYZ N THE HOOD. (John Singleton, 1991)

Lejos. Muy lejos del encanto, las luces, la vida sibarita, y todo lo que le ha ganado a la ciudad el apodo de “la la land”, está el sur de Los Angeles con sus Compton, Inglewood y Torrance, condados de los mal llamados “Ghetos”, donde la vida es otra. Con Boyz n the Hood, John Singleton hizo uno de los relatos más precisos y crudos sobre cómo era crecer y tratar de sobrevivir en ese lado de la ciudad rodeado de crimen y nulas oportunidades. Lo que hace a este filme tan relevante es que aparte de virar la mirada a una realidad que en aquellos inicios de los noventa era urgente, es que también puso sobre la mesa otros temas como la hermandad dentro de un mundo demasiado estereotipado.

9. SUNSET BLVD. (Billy Wilder, 1950)

Clásico de clásicos y referencia obligada cuando se habla de la relación cine/Hollywood. No sólo en lo obvio, sino como escenario de una de las primeras historias que hablaba sobre la crueldad de un negocio que recicla a sus estrellas y donde no basta el talento o las intenciones.

El filme de Wilder transcurre buena parte dentro de la mansión ubicada en la avenida Sunset que sirve como título, sin embargo, lo trascendente es su apología/crítica a una ciudad que es sinónimo de fama. ¿Qué sería de Los Angeles sin Hollywood y sus estudios y estrellas adornando las calles? Una ciudad más con gente ordinaria, posiblemente. Justo la condición de la que huye desesperadamente Norma Desmond (Gloria Swanson). Esa afección solo puede ser provocada por un lugar como éste. Y la película lo manifiesta como pocas lo han hecho.

8. TERMINATOR 2: JUDGMENT DAY. (James Cameron, 1991)

La razón de incluir la secuela de Terminator es porque hace de L.A y su día a día el escenario perfecto para transmitir la sensación pre-apocalíptica. Adolescentes sin valores que usan sus habilidades para robar cajeros, la fiebre de videojuegos, los centros comerciales, el consumismo de la era Bush, la coyuntura tecnológica y los avances en inteligencia artificial. Y ni hablar de ese sueño de Sarah Connor donde ve un Elysian Park devorado por el ataque nuclear.

Sobre todo ello, el clímax de esta cinta y su relación con la capital, es la persecución entre el T-1000 y John Connor (y The Terminator) a través del afamado L.A. River. Innumerables cintas han retratado ese escenario, pero el uso que le dio James Cameron fue definitivo para mi generación. Ese lugar es simplemente sinónimo de cine y de T2.

7. PULP FICTION. (Quentin Tarantino, 1994)

Difícil escoger una cinta del primer Tarantino que no tenga su muy particular retrato ya no únicamente de Los Angeles, sino del “Californian way of life”. Jackie Brown y Reservoir Dogs son cintas que bien podrían aparecer aquí. Pulp Fiction, sin embargo, me parece destaca por dos cuestiones. Primero, la obvia, que es el énfasis en la clase media y su rutina, desde restaurantes, cafeterías y sus menús, hasta ocios como la radio. Y segundo, que al retratar tan detalladamente este universo desmitificó un glamour post-Reagan que era muy propio de aquellos inicios de los 90.

Siguiente Pagina: 1 2



mm

Autor: sergb__

Experto en el cine de arte y cine de autor. Se dice “uncool” por pasar más tiempo en casa que en parrandas y con los amigos, creemos lo contrario, envidiamos todo el tiempo que aprovecha para ver películas, y no sólo de horror, sino de todo tipo.

Web | Twitter | Más Entradas (123)
Tags:

También podría interesarte:

« « Reseña y Trailer de Fragmentado ¿El regreso de Shyamalan? | Kolshik, el espectacular nuevo video de Leningrad, del director de Hardcore Henry » »

PUBLICADO

23 February 2017