El Horror

13 Películas con Homenaje a Los Angeles.

Sección: Horrorless

6. POINT BREAK. (Kathryn Bigelow, 1991)

¿La original historia de Rick King sobre surfistas que asaltan bancos enmascarados como expresidentes tendría la misma aura de “coolness” si se ubicara fuera de California? Casi seguro que no. Más aún, Bigelow capturó con tal convicción la escena surfer de Malibu (Sí, Malibu también es L.A.) que creó un clásico casi sin proponérselo. ¿Que esta cinta va más sobre California que la ciudad misma? Es posible, pero esa asombrosa persecución entre casas, patios y tendederos en Redondo Beach o el juego de miradas entre Keanu Reeves y Patrick Swayze en el mítico Ballona Creek (Parte del L.A. River) le otorgan un lugar inamovible en este listado.

5. HEAT. (Michael Mann, 1995)

Ya entrados en asaltos bancarios. Hay un Los Angeles caracterizado por intersecciones, freeways y avenidas anchas que un buen día tienen tránsito y otro están simplemente desoladas (Algo que enfatizó también en Collateral). Eso segundo es también esencia de la ciudad: los espacios donde, edificios aparte, parece no haber vida. Michael Mann, cineasta que justamente es prodigioso cuando filma caminos, interiores en movimiento y escenas nocturnas, le da vida a ese L.A a través de un drama criminal protagonizado por Al Pacino y Robert De Niro en una lucha metaficticia de actuaciones, poder y hasta ego. No había mejores actores para interpretar este gran argumento de Mann así como tampoco mejor ciudad (y aeropuerto) para enmarcarlo. El reto es pararse en medio de Flower Street esquina Figueroa en el downtown y no pensar en esa gran LA balacera.

4. FALLING DOWN. (Joel Schumacher, 1993)

El tránsito. El calor. La indiferencia. La falta de civilidad. El hartazgo de un hombre común que ante un día a día de eso simplemente explota y abandona todo. Su misión: llegar a como dé lugar hasta la casa la ex esposa, en Venice Beach, para el cumpleaños de su hija. Para ello, este hombre (Michael Douglas) ha de atravesar a pie un Los Angeles feo; sucio, contaminado, con pobreza, lleno de prejuicios, que reniega su multiculturalismo, con holgazanes pidiendo caridad, pandilleros, barrios, gente sin trabajo o, en el otro lado de la moneda, mansiones con albercas y clubs de golf que serían un bonito parque público. Todo ese conjunto es también una estampa indiscutible de la ciudad. Y Joel Schumacher la abarcó (y remató en el bello muelle de Venice) con acierto y humor en una cinta tremenda con un Michael Douglas ídem.

3. CHINATOWN. (Roman Polanski, 1974)

No es casual que éste clásico del cine comparta la evocación de la ciudad que tiene Sunset Blvd. Es decir, Chinatown no va sobre una fotografía reluciente ni sobre el empleo emblemático de monumentos o símbolos (aunque sí tiene algo de ello con el L.A. River), sino sobre sacar a flote la personalidad oscura de un lugar que en la década de los 30 (setenta) ocultaba sus pecados. Y más aún: que los disfrutaba. Con este drama criminal estelarizado por el posiblemente mejor Jack Nicholson, Polanski evocó todo lo que él sabía y hasta había vivido de primera mano. Su perfección fue quizás también un deseo de exorcizar los demonios que le había heredado. Falló. Pero en el camino nos dejó un filme que trató con rigor los negocios secretos y el nulo remordimiento que representaba esta ciudad en una época específica.

2. SHORT CUTS. (Robert Altman, 1993)

Altman podrá haber sido un joven católico de Missouri, pero entendió como pocos el significado de Hollywood y por supuesto Los Angeles. Short Cuts es quizá la radiografía más completa (y compleja) que posea el cine norteamericano contemporáneo sobre lo que es vivir en la ciudad y «a» la ciudad. Tan simple como esto: la mayoría de las películas mencionadas antes aluden a las formas de Short Cuts. Llámese rutina, personajes, drama, edición, trabajos, y por supuesto lugares. Tan poderosa es la atmósfera angelina de esta cinta que ni siquiera requirió enfatizarla físicamente; son las vidas “cruzadas” de los protagonistas quienes la describen. Y no se puede pedir más excelencia que eso.

1. MULHOLLAND DR. (David Lynch, 2001)

No hay símbolo más representativo de Los Angeles a nivel mundial que el famoso letrero de Hollywood. Lo que sí puede variar son sus concepciones. Para los miles de aspirantes arriban a esta ciudad cada año con la intención de convertirse en estrellas o figuras relevantes en la industria del cine, ese letrero es una cancillería; la aduana hacia su American Dream. No como el que muchos piensan, es decir trabajo bien pagado o éxito, sino algo extra: fama mundial.

Sin embargo, no es fácil entrar al juego. Y menos ser aceptado y volverse un habitual de él. Este Hollywood es perverso. Y real. Usa los corazones, se aprovecha del hambre de triunfo y escupe a sus consagrados a favor de nuevos rostros.

Son muchas las cintas que han retratado esto, pero ninguna de forma tan siniestramente memorable como Mulholland Drive, de David Lynch. El aeropuerto como frontera para extraviar la ingenuidad. Los estudios cinematográficos y su gente como prueba de carácter. La miseria de los sueños rotos. La traición innata. La invisible pero poderosa mafia. Los miedos en forma de lugares comunes. Un mundo que vive debajo de ese letrero y que no advierte: pasando esta carretera llamada Mulholland, hay gran probabilidad de que los sueños se transformen en pesadillas. Muchos logran salir adelante, pero la cinta está dedicada a aquellos que no. O que, como Lynch, eligieron un camino alternativo. La experiencia de ver este filme casi nunca es la misma, pero eso sí, siempre está acompañada de un sentimiento alucinatorio y deslumbrante. Como visitar Los Angeles por primera vez.

Como podrán notar, la gran mayoría de las películas aquí citadas pertenecen a una misma década. Indudablemente esto es un fetiche de mi autoria. Pero no por ello se dejarán de hacer las siguientes menciones de honor.

The Player (1992). Training Day (2001). L.A. Confidencial (1997). Blade Runner (1982). Collateral (2004). The Long Goodbye (1973). True Romance (1993).

Y ustedes, ¿tienen una favorita que no está mencionada aquí?

Siguiente Pagina: 1 2



Autor: sergb__

Experto en el cine de arte y cine de autor. Se dice “uncool” por pasar más tiempo en casa que en parrandas y con los amigos, creemos lo contrario, envidiamos todo el tiempo que aprovecha para ver películas, y no sólo de horror, sino de todo tipo.

Web | Twitter | Más Entradas (139)
Tags:

También podría interesarte:

« « Reseña y Trailer de Fragmentado ¿El regreso de Shyamalan? | Kolshik, el espectacular nuevo video de Leningrad, del director de Hardcore Henry » »

PUBLICADO

23 February 2017