El Horror

Reseña y trailer de “Ghost in the Shell. La Vigilante del Futuro”

gitspost

por: @adayin

Dentro de los innumerables atributos que el clásico anime Ghost in the Shell (Oshii, 1995) presume, uno que ha perdurado (y perdurará, por lo visto) es el dilema sobre lo que significa ser humano, si en realidad tenemos una huella propia y autentica (como el ADN) llamada alma o “ghost”, o sí somos una colección de memorias y recuerdos, que eventualmente desaparecerán. En sentido estricto y practico, si lo que hay es solo información, que puede ser real o falsa, una simulación que podría ser realidad o fantasía.

Quizá sea por eso que la más reciente adaptación al manga, Ghost in the Shell: La Vigilante del Futuro, del británico Rupert Sanders, pareciera llegar en un momento más que pertinente, en una sociedad actual que, si bien esta conectada con la información de tantas personas, se mueve con torpeza entre tanta saturación informativa, destinando poco tiempo para detenerse a analizarla y mucha prisa por formar parte de un colectivo, a costa de su individualidad si es necesario.

En un futuro cercano, Major es la primera de su tipo: un organismo cibernético mejorado, cuyo cerebro es lo único restante de su organismo humano, rescatado después de un terrible accidente, creado como un devoto soldado de la Sección 9, dispuesto a detener a los criminales más peligrosos. Cuando el terrorismo alcanza nuevos niveles de ataque, incluyendo la capacidad para hackear dentro de la mente de cualquier persona y controlarlos, Major es la única calificada para detenerlo. Pero esta búsqueda le revelará su pasado y su verdadero propósito.

Ha sido difícil el camino para trasladar historias propias de la cultura oriental hacia las costumbres occidentales. Y, en esencia, eso es algo positivo. Una misma historia evoca y busca conectar con sus propios énfasis culturales, que la sociedad que la consume, la adopte como propia, que sirve a modo de reflejo de sus ideales e ideologías. Anotación, creo, pertinente al hablar de la cinta, protagonizada por Scarlett Johanson. Se trata, al final, de una respetuosa adaptación al manga de Masamune Shirow (nombre real de Masanori Ota) y del anime de Mamoru Oshii, retomando las propuestas filosóficas de la historia original, pero volviéndolas suyas, con una identidad y una voz propia. Y he aquí la trampa que pocos van a cachar, demuestra un respeto tan evidente, que se aleja lo suficiente para evitar ser una mera copia.

gits01

Aunque Sanders había demostrado una capacidad visual interesante en su previa cinta Snow White and the Huntsman (2012), estaba atrapado en una historia mediocre y arbitraria. No es lo mismo con Ghost in the Shell, donde ahora acompañado por el correcto y trepidante guion de William Wheeler y Jamie Moss, el director pone en marcha una visualización de un futuro deslumbrante, luminoso y espectacular, donde lo brillante y limpio del paisaje contrasta directamente con las condiciones lúgubres y grises de su sociedad.

Sanders demuestra un lenguaje visual y narrativo que respeta las líneas del cyberpunk más recalcitrante, lo mismo del propio manga y anime, como de inspiraciones en la línea de Blade Runner, Dark City u obras de Dick, Marshall Smith o Neal Stephenson (en especial su obra La Era del Diamante), recordando que es una actualidad no tan lejana, mucho menos ajena, a la nuestra.

Pero si bien, eso nunca parecía ser el problema, aquellos que son fans y estudiosos del manga y sus reflexiones filosóficas, la realidad es que la cinta muestra una orientación diferente (y resuelve muy bien toda esa controversia sobre Motoko) . Sería imposible replicar cada uno de los largos y poderosos monólogos del anime de Oshii o soltar sin previo aviso parte de la posición cultural hacia el futuro. Como sociedad occidental, tememos a la tecnología, esperamos, románticos, el día en que las maquinas se subleven y ataquen. Esa visión es la opuesta a la de Shirow, Oshii, creencias orientales donde se reconoce que la tecnología puede acabarnos, pero eso no representa algo malo. Es parte de la evolución. Y eso, queridos lectores, es justo la evolución narrativa y conceptual presente en la cinta de Sanders, una espectacular y emocionante cinta que reconoce su origen, pero abraza su propia postura (a pesar o en compañía de los fans del original)

 

 



Autor: adayin

Director, escritor y productor de cine, tanto de horror como de otros géneros. Experto en el cine clásico y apasionado por Hitchcock. Es nuestra única esperanza para aspirar a nuestra propia película al estilo V/H/S, o al menos a un documental de nuestras batallas en la vida común y corriente fuera de este sitio.

Web | Twitter | Más Entradas (180)
Tags:

También podría interesarte:

« « 8 Películas Recomendables si te Gustó The OA | Espectacular trailer de “It” » »

PUBLICADO

28 March 2017