El Horror

Reseña y trailer de “Tenemos la Carne”

Sección: Estrenos, Reseñas

carnepage

por: @adayin

El cine, como todo arte, es un reflejo directo al periodo en que se produce y presenta. Siempre es interesante que, aunque medio de entretenimiento, haya variedad y opciones para mostrar una postura ante la realidad que enfrentamos. Desde luego, aunque su presencia es mayor en festivales, el cine que quiere relatar algo, por llamarle de un modo, más pertinente siempre ha estado y estará, recibiendo nuevos y futuros espectadores que podrán sentir una conexión especial. De ahí se desprenden diversas visiones, sobre el futuro, la esperanza, el espíritu revolucionario, contestatario, los aspectos sociales y, porque no, aquel cine que tiende a la provocación para apuntar hacia aspectos de la sociedad que todos vemos pero no reconocemos.

Es en esa categorización que entra la opera prima de Emiliano Rocha Minter, Tenemos la Carne. Aunque no estoy seguro de afirmar que en realidad entra en esa categoría o la metieron a la fuerza.

Estamos en una especie de apocalipsis, dentro de un lugar sucio, abandonado, que sirve como residencia (o refugio) de Mariano (Noe Hernandez) quien realiza algunas actividades extrañas pero rutinarias para él, propio de este cine, que pasa de la calma a la violencia, de la paz a la furia. Poco después llegará una pareja de hermanos, buscando refugio, a quienes pondrá a trabajar (¿en algo?) a quienes amenazara, con quienes compartirá su filosofía y sus más destructivas perversiones.

Precedida de la fama que la cinta se gano en Sitges (donde el público salió de la sala) y en Morelia (donde el director se bajo los pantalones para presentarla) Tenemos la Carne parecía resultar igual de polarizada como muchas otras cintas provocadoras, llamadora de una reflexión como criticada por sus abusos e incoherencias tal vez adelantadas a su tiempo. Parecía, porque, a diferencia de esas influencias a Pasolini o Jodorowsky, la cinta de Rocha Minter presume ser, tristemente, plana y aburrida.

carne01

Sin duda, existe una intención de mostrar una técnica interesante y, si se quiere, diferente, tanto en lo visual como en lo narrativo. Todo el tiempo parece haber una neblina (intencional o no) sobre lo que esta sucediendo, si es que esta sucediendo y porque esta sucediendo. Es decir, parecía existir una intención que llevará a una reflexión, impresa y determinada por la audiencia. Una neblina muy tenue en aquel momento de la menstruación, en aquel momento de la desaparición de un cuerpo o en ese otro de la danza de resurrección/renacimiento (o lo que haya sido)

Pero, siendo honestos, eso es sí uno de verdad tiene ganas de rascarle mucho y encontrar algo. O quizá inventarse algo.

Y es que el director parece provocar con pura tentación sosa. No es lo alarmante que pretende ser con sus escenas explicitas, no es lo suficientemente atrevida para permear en la audiencia y provocar incomodidad, no es lo reflexiva en su propia decadencia como para destacar. Es un mero ejercicio, flojo, digerido (como lo aclaran en los créditos) por un director que parece haber tenido un berrinche y los recursos suficientes para exponerlo en pantalla, lo cual no tiene nada de malo. Hay que reconocerle los huevos que tuvo para hacerlo. Ojala su cinta tuviera algo de ellos.



Autor: adayin

Director, escritor y productor de cine, tanto de horror como de otros géneros. Experto en el cine clásico y apasionado por Hitchcock. Es nuestra única esperanza para aspirar a nuestra propia película al estilo V/H/S, o al menos a un documental de nuestras batallas en la vida común y corriente fuera de este sitio.

Web | Twitter | Más Entradas (180)
Tags:

También podría interesarte:

« « Espectacular trailer de “It” | Trailer y Poster de “Verónica” de Paco Plaza » »

PUBLICADO

29 March 2017