Warning: urldecode() expects parameter 1 to be string, array given in /home/elhorrorcom/public_html/quehorror/wp-includes/query.php on line 1893
Reseña y Trailer de la extraña The Hexecutioners | El HorrorEl Horror
El Horror

Reseña y Trailer de la extraña The Hexecutioners

Sección: Reseñas, Trailers

the hexecutioners

por: @Sergb__

the hexecutionersDe la mente de Tony Burgess, escritor de Pontypool (Bruce McDonald, 2008) y Septic Man (Jesse Thomas Cook, 2013); y dirigida por el mismo Thomas Cook, The Hexecutioners confirmó las buenas expectativas cuando los fanáticos del género le dieron cierto hype “de boca en boca”, más allá de que la recepción crítica fuera pobre y apenas abordada. Sin embargo, a pesar de que los nombres involucrados ciertamente connotan calidad, The Hexecutioners sufre algunos altibajos que no le permiten convertirse en un filme totalmente redondo, aunque, eso sí, es uno por demás disfrutable y recomendable.

La historia nos presenta a la joven Malison (Liv Collins), quien recién comienza a laborar en una empresa dedicada a la eutanasia legal a domicilio. El primer día de Malison, sin embargo, resulta desafortunado y expone que tal vez no estaba preparada para darle muerte a enfermos terminales, por lo que su jefe la pone bajo el asesoramiento de Olivia (Sarah Power) una fría (y sexy) doctora que no tiene problema alguno para darle muerte (como sea) a sus pacientes.
El motivo de que ambas trabajen juntas se debe, aparte, a su siguiente asignación, la cual tiene lugar en una alejada mansión cuyo dueño ha pagado mucho dinero para morir con peticiones muy específicas que resultan no sólo extrañas, sino de consecuencias obscuras.

Aunque inicialmente hay una propuesta que reflexiona sobre las consecuencias (psicológicas y morales) de la eutanasia, no tarda el filme de Cook en deshacerse de esa aura y no esconder nada: sabemos desde los primeros minutos que estamos asistiendo a una trama de tintes sobrenaturales, horror gótico y hasta de casas embrujadas. El director retoma la fórmula con tino y sobriedad durante la primera mitad (y un poco más) del metraje. Una mansión tétrica, mujeres acechadas por sonidos y alucinaciones, un único y monosílabo amo de llaves (Tim Burd aprovechando sus minutos en pantalla) que funciona como elemento de amenaza, y por último el dueño de la mansión, un tal Somborac (interpretado nada menos que por Burgess) que ha pedido ser asistido en la muerte bajo lo que parece un sangriento ritual satánico. Si bien todos esos ingredientes construyen una muy lograda atmósfera que rehúye a ese primer tono medio futurista (la eutanasia legal a domicilio en un tiempo indeterminado) y de embrujo para dar paso a un ambiente totalmente Giallo, desconcierta un poco que más adelante Cook abandona intencionalmente la sobriedad y el desarrollo de los personajes a favor precisamente del aspecto visual que diera tantas glorias al cine italiano en los setenta.
Es decir, la cinta parece perderse en un relato que tal vez requería un “slow burn”, pero el director desea contarnos algo ágil o de mayor impacto. ¿Mala edición? Puede haber algo de ello, aunque existe una confrontación clara entre sus escalas que más bien habla de un guión que ciertamente requería un par de tratamientos extra.

De entrada la dinámica de Malison y Olivia (doctor bueno, doctor malo) así como sus personalidades, es el primer interés que propone, sin embargo, esa construcción (que incluso se permite momentos de humor) se queda a medio camino porque hay un misterio que naturalmente les concierne y, como espectadores, puede que a muchos nos resulte en un progreso no creíble o forzado. Especialmente con el personaje de Malison, cuyas características de ingenuidad tienden a la exageración (incluida la interpretación) y no ayudan del todo a su arco, el cual es el más importante de la cinta.
En el lado opuesto, si bien el filme desaprovecha la tensión que apenas creaba, compensa visualmente con secuencias ya sea en B&N o jugando con la paleta de colores (una delicia el slow motion monocromático casi al final), así como con la cuota sexual de Olivia (casi un homenaje al cine de explotación) y especialmente con la subtrama de Somborac, esa que revela el porqué de sus peticiones y que eventualmente es el sangrientísimo núcleo de The Hexecutioners.

Ahí es notorio que Cook desenvuelve su cine con mucho mayor fluidez (a pesar de un par de cabos no explicados) y donde las exquisitas referencias a Argento y Fulci funcionan y retoman la energía perdida de la historia.
¿Suficiente para estar en lo mejor del año? Tal vez para muchos podría (aunque en realidad es 2016), pues se agradece que un filme de espíritu verdaderamente independiente tome riesgos como el gore o el satanismo (y con producción cuidada, aparte) explícito en un contexto donde las tendencias contemplativas son el auge, pero en definitiva The Hexecutioners vende un salvajismo que despega muy tarde y hubiera sido mucho más gratificante a lo largo de su duración.

El Trailer de The Hexecutioners

 



mm

Autor: sergb__

Experto en el cine de arte y cine de autor. Se dice “uncool” por pasar más tiempo en casa que en parrandas y con los amigos, creemos lo contrario, envidiamos todo el tiempo que aprovecha para ver películas, y no sólo de horror, sino de todo tipo.

Web | Twitter | Más Entradas (115)
Tags:

También podría interesarte:

« « Trailer y poster de “The Dark Tower” | 14 Directores y Rockstars que nos Gustaría ver en Pantalla » »

PUBLICADO

9 May 2017