El Horror

Reseña de la espectacular The Shape of Water, de Guillermo del Toro

Sección: Estrenos, Reseñas

the shape of water

Por: @_Evilive

the shape of waterConcebimos el amor como algo que debe ser perfecto. Lo idealizamos como un adjetivo que describe lo mesiánico que debe ser una relación y es un sustantivo que, equívocamente, encamina a pensar que el amor es o debe ser perfecto, retratándolo como el único destino que existe al involucrarse románticamente con una persona. Por ello, a menudo, dejamos de ver el interior de las personas y nos encontramos en un camino incompleto, faltos de algo, mirando superficialmente al otro y enfocándonos en las imperfecciones que solemos portar desde que nacemos.

Sin embargo, Guilermo Del Toro a través de The Shape Of Water (2017), cambia el paradigma del romance al contar una historia que con su teatralidad y narrativa, nos hace entender que si bien el enamorarse representa un mero acto de valentía; también es un suceso de aceptación personal, y al mismo tiempo, aceptar como es la contraparte que puede complementarnos.

No es El Laberinto del Fauno (2006) . Ese filme es un universo aparte. Pero esto, The Shape Of Water, es un universo único, diferente… Y es poderoso en todas esas formas inesperadas en las que Guillermo del Toro; aparentemente, ha labrado su marca.

Del Toro delinea una fábula en la que la bella no es tan “bella” y la “bestia” nunca se transforma en príncipe.

Ambos están incompletos. Ella, Elisa Esposito (interpretada por una maravillosa Sally Hawkins) esta enclavada en sus rutinas y momentos a solas que parecieran coreografiados. En ellos, de vez en cuando, su vecino Giles (Richard Jenkins), sirve como catalizador para ampliar su universo. Del otro lado hallamos a la bestia (interpretada por el “muso” de Del Toro, Doug Jones), una alegoría que en parte hace tributo a Abe Sapiens de Hellboy (2004, Dir. Guillermo Del Toro), que vive cautiva en una base del gobierno dónde más que encontrar aceptación encuentra rechazo y curiosidad perversa.

Por causalidad más que por casualidad ambos personajes se encuentran. Ella curiosa y él precavido se miran y logran encontrar su propio idioma a través de la música, el lenguaje de señas y sus propias formas para entenderse y complementarse dentro de un mundo cruel que parece oxidado y deteriorado; que cambia sus colores y texturas al ver a ambos personajes, juntos, en pantalla.

Desde esa perspectiva entendemos que la bestia es más humana que cualquier humano.

Que las imperfecciones, cualesquiera que estas sean, otorgan las cualidades necesarias para entender a alguien, que en este caso, carece de una voz sonora pero que en conjunto se complementan para; en lugar de “idealizar” el concepto del amor, lo describen como un camino lleno de fallas pero que con un poco de entendimiento, apertura y comunicación, sirve para subsanar cualquier duda que se tenga a cerca de los sentimientos que rodean a dos personas.

the shape of water

Hay un momento en el que la protagonista, que es muda, se ve impulsada por el poder de un amor indescriptible, imposible y prohibido para intentar susurrar no sólo una palabra, pero también, una canción que habla de sus más profundos deseos y esa imagen es como ver el alma de alguien cantando. Por ello quieres apartar la mirada, por lo brillantemente vulnerable y privado que ese instante es para los protagonistas. Aún así, no puedes quitar la mirada, estás hipnotizado y la canción se queda contigo, flotando en tu mente transportando amor.

Y claro, en esta historia no podía faltar un antagonista.

Richard Strickland (interpretado por un Michael Shannon que con cada película que hace mejora su forma de actuar y lo recordarán en la magnífica Midnight Special) Un personaje egoísta, amargo y obsesionado con el poder y que es el encargado de la seguridad de la bestia; posición que aprovecha para torturarla sólo por ser diferente, sacando a la luz ese monstruo que es el hombre al temer a todo lo que no comprende.

De esta forma, y cómo describe Guillermo Del Toro en todas sus películas, los monstruos son lo más humano de nosotros. Esa parte animal e instintiva que nos hace sobrevivir y también nos hace sentir y vivir aceptando nuestras imperfecciones. Del Toro sabe dotar a los monstruos de esa parte humana que muchas veces el mismo “humano” carece y lo hace de una manera tan romántica y precisa que subsiste más allá de lo cursi, consiguiendo que los personajes se vuelvan entrañables y llenos de una belleza que casi se puede tocar.

Visualmente magnifica y llena de humanos heridos que responden a sus heridas de la mejor manera que pueden.

the shape of water

humanos sanando por ese valor de afrontar el dolor o sucumbiendo más profundamente en el intento, The Shape Of Water es una película visceral, inesperadamente divertida y trágica que plantea una historia que sólo Guillermo Del Toro sabe contar con oscuridad y belleza.

La película no es para todos – pero si eres uno de ellos – podrás saborear cada uno de los ingredientes que posee. Atesorarás los sabores amargos que la visten por que representan la verdad y la esperanza que la vida tiene. Este director no te engaña con algo incompleto, no te da verdades a medias o mentiras blancas; al contrario, es brutalmente honesto y es ahí en dónde recae la magia de la historia. Y sin embargo, muy por debajo de todo eso, existe un cuento de hadas escondido que te hace comprender la vida, el universo y todo lo que decidimos que puede existir dentro de este.

The Shape Of Water tiene ese sabor diferente al cine común y logra que nos ilusionemos con la fatalidad y eternidad del amor. Nos hace entender, a través de una historia que nos rodea totalmente, que el amor no tiene que tener una forma definida y que este nos concede humildad y aceptación personal al aprender que para amar, nos tenemos que amar primero.

Recordarás esta historia por que estará en todas partes.

Y si me dices que no, al menos tendrás el fantasma de este cuento que te mira desde las sombras de tu mente cada vez que escuches esa canción que te recuerda un amor similar. Esa canción que le canto la princesa silenciosa al príncipe náutico, esa canción muda que te hará acordarte de todo tipo de formas, colores, sabores y experiencias diferentes. Puede que ni si quiera recuerdes lo que estas recordando, y esto podría tomar todo tipo de forma, pero bueno, esa es solo la forma del agua.

Unable to percieve the shape of You, I find You all around me. Your presence fills my eyes with your love, it humbles my heart, for You are everywhere.

“Incapaz de percibir tu forma, te encuentro a mi alrededor. Tu presencia llena mi mirada con tu amor, me da humildad en el corazón, por que estás en todas partes”.



mm

Autor: _evilive

Apasionado por el arte, el diseño y la música. Poco sabemos de él por su misticismo y su manía de no salir más que por las noches, creemos que tiene que ver con que es diseñador…ya saben, esos seres que no duermen nunca y sólo hacen dibujos que nadie parece entender… Visiten su blog personal: en https://lamusiquedesautomates.wordpress.com/

Web | Twitter | Más Entradas (63)
Tags:

También podría interesarte:

« « Escalofriante Trailer de The Strangers 2 (Prey at Night) | El Trailer de la Película Más Aterradora del 2018, Hereditary » »

PUBLICADO

24 January 2018