Todas las Noticias en Pel√≠culas, Avances de Pel√≠culas y Rese√Īas.

13 razones por las cuales: Revisi√≥n de la temporada 3 ‚Äď Noticias vistas en la web

Vida después de la muerte.


NOTA: 2.5 / 5.0

Es imposible evaluar, o incluso mirar, una obra artística, de cualquier naturaleza, independientemente de la influencia del contexto social dentro de su narrativa. En el caso de 13 Reasons Why, más específicamente de su tercera temporada, hay un fantasma rondando todos los pretextos, elecciones y decisiones tomadas por los personajes dentro de la trama.

Contrariamente a la creencia popular, este espíritu no es el de Hannah Baker, el hilo conductor principal de la propuesta inicial de la serie, y mucho menos Bryce Walker, cuyo misterioso asesinato promete servir como punto de partida para otra secuela. El mayor fantasma de 13 razones por las cuales es la irresponsabilidad cometida por Netflix en su intento completamente desastroso de abordar con delicadeza temas delicados como la depresión, el suicidio y la violación.

Al igual que es impensable juzgar un producto sin ignorar su entorno, tambi√©n lo hace la idea de concebir un an√°lisis de la tercera temporada sin pensar en sus antecedentes: en un an√°lisis r√°pido, venimos de una segunda temporada que ni siquiera deber√≠a haber sucedido y logr√≥ la haza√Īa de ser a√ļn m√°s desastroso que el primero. Sin embargo, por extra√Īo que parezca, Netflix parec√≠a haber encontrado algo de equilibrio esta vez, o casi.

Como ya se ha informado exhaustivamente en trailers y fotos promocionales, la muerte de Bryce (y el misterio cliché de quién habría sido el asesino) es lo que rige los 13 episodios innecesariamente largos del nuevo arco. Pero, a pesar de no sostenerse como una fuerza impulsora para guiar al grupo de adolescentes a llevar a cabo los eventos que reverberaron en el fatídico homicidio, la decisión del guión de eliminar al personaje cayó como un guante.

Durante las dos temporadas anteriores, Bryce se ha convertido en una especie de antagonista: un mal contra el que luchar. En cierto modo, realmente lo era, pero su figura terminó ganando un estatus casi mítico, un villano absoluto dentro de una historia que se propuso debatir un mal funcionamiento sintomático. Walker, que estaba prácticamente por encima de cualquier concepción del mal, podría, por primera vez, ser retratado como una pieza más dentro de un círculo vicioso mucho más grande que cualquier otra persona dentro de la serie.

Sin embargo, lo que deber√≠a haber sido la gran carta en la manga de 13 razones por las cuales esta temporada, termin√≥ convirti√©ndose en su mayor dem√©rito: la investigaci√≥n. La trama es mucho m√°s cre√≠ble, palpable y emocionante cuando te permites detenerte durante unos segundos para explorar toda la complejidad de lo que hay dentro de cada uno despu√©s del trauma. Jessica, por ejemplo, que fue v√≠ctima de abuso sexual en la primera temporada, protagoniza algunos de los momentos m√°s esperanzadores y conmovedores de la narraci√≥n, creando un di√°logo √≠ntimo y directo con los espectadores: desde el regreso del autodescubrimiento de su intimidad sexual hasta el proceso de conocimiento. El momento de la externalizaci√≥n. Ser√≠a una pena que estos pasajes fueran min√ļsculos en comparaci√≥n con conflictos innecesarios que solo sirven a la llegada de la conclusi√≥n (no original, incluso) del gran asesino.

Recomendado:  El brujo | Echa un vistazo a las nuevas incorporaciones al elenco de la serie.

Mucho m√°s que enviar el mensaje de que es posible superar las experiencias que involucran el acoso, el personaje vivido por Alisha Boe trae una nueva perspectiva sobre la supervivencia al trauma, y ‚Äč‚Äčesto est√° muy bien desarrollado cuando Jessica comienza un grupo con otras personas que han tenido experiencias similar. Juntos, buscan entrar en pautas como la perpetuaci√≥n del machismo dentro de la cultura deportiva, la impunidad para los acosadores dentro de la escuela y nuevas ideas para un futuro menos problem√°tico. Lo interesante, en este caso, es que algunos de los miembros de este mismo grupo, incluida, eventualmente, la propia Jessica, no est√°n de acuerdo sobre la forma de activismo practicado por la causa (‚Äúbailar sobre sus tumbas es la mejor manera de demostrar que somos diferentes?‚Äú).

A pesar del enfoque mucho m√°s maduro y s√≥lido que se dej√≥ para aquellos que sobrevivieron a los abusos cometidos por Bryce, y muchos otros hombres, la serie comienza a caer en su propia incapacidad para apoyarse en eso. Cada vez que pasamos por un momento emocionante, el gui√≥n parece querer recordarnos que no puede ser profundo durante mucho tiempo. R√°pidamente, ya estamos de vuelta en una mara√Īa que ya se ha convertido en un sello distintivo de los intentos fallidos de darle al p√ļblico una atm√≥sfera de misterio que f√°cilmente podr√≠a haberse resuelto en unos minutos. Al final de la gran revelaci√≥n sobre la persona responsable del asesinato, el sentimiento sigue siendo que no habr√≠a hecho ninguna diferencia si nos hubi√©ramos enterado en el primer episodio. Siguiendo el camino inverso de la primera temporada, la tercera funciona como di√°logo y falla como suspenso.

Para resaltar la diferencia entre las dos líneas de tiempo en las que tiene lugar la trama, la dirección de la fotografía casi subestima al espectador con la alternancia constante entre tonos fríos (presentes) y cálidos (pasados). Como si no hubiera sido claro en los primeros momentos, el montaje todavía insiste en hacer transiciones supuestamente perceptivas todo el tiempo. Hubo innumerables ocasiones en que un personaje miró de reojo en el pasado justo cuando la cámara se deslizó y vimos su rostro de tristeza o miedo en el presente.

Recomendado:  Funcionario de la UE insta a Elon Musk a avanzar en Twitter en medio de una nueva ley contra el discurso de odio y la desinformaci√≥n

Y hablando de caracter√≠sticas, parte del elenco sigue siendo algo impasible, bastante diferente del tono dram√°tico que tiene la historia. Y Netflix se dio cuenta de que, no en vano, ha dado la mayor carga emocional a los personajes cuyos artistas son m√°s capaces de tomar el paso: Jessica, Bryce y Tyler. Hablando de esto √ļltimo, este texto requiere una pausa solo para que podamos abrir un debate al respecto.

Después de protagonizar la escena más problemática y controvertida de la segunda temporada, Devin Druid robó la escena completamente en el arco de Tyler, que es incluso uno de los elementos mejor desarrollados dentro de la trama. Su actuación fue impresionante, sensible y superó cualquier temor de que pudiera terminar cayendo en una caricatura o una total inexpresividad ante situaciones (como con Miles Heizer, Alex). No queriendo entregar demasiados spoilers, pero la escena en la que tu personaje cuenta por primera vez sobre la agresión que sufrió es, con mucho, el mejor momento de la temporada.

A pesar de la necesidad insistente de transformar una historia esencialmente simplista pero compleja, en un mont√≥n de acertijos aparentemente irresolutos, la tercera temporada de 13 razones por las cuales termina cumpliendo el objetivo de limpiar parte del desorden sin sentido que dej√≥ atr√°s, especialmente en su segundo a√Īo. Hannah se fue. Bryce tambi√©n. Y lo que queda para los que quedan es la vida despu√©s de la muerte: no solo la muerte literal de las personas que formaron parte de su entorno, sino las muy peque√Īas muertes que quedaron dentro de cada una despu√©s de los asaltos. Abusos Acoso. Trastornos Pero como Belchior dijo muy bien (perdone la antigua referencia) y ciertamente implic√≥ a Jessica en algunos de sus discursos: ‚ÄúEl a√Īo pasado mor√≠, pero este a√Īo no muero‚Äú.


Otro tema que llamó la atención fue el coraje de aplicar una especie de intento de redención al personaje de Bryce. Como se mencionó anteriormente, debería haber quedado claro que el personaje es una consecuencia sintomática de la perpetuación del abuso, al igual que Montgomery, un abusador que es abusado diariamente por su padre. El problema es que llega justo después de que una segunda temporada concluyó con la idea de que Walker nunca sería castigado por sus acciones, por lo que apareció de una manera bastante confusa. Pero lo que nos sorprendió, en este caso, fue el pulso firme al proyectar a Bryce la idea de la resocialización. Por mucho que lo mataron.

Recomendado:  10 fant√°sticas plantillas de sitios web de una sola p√°gina

Hablando de resocialización, es interesante notar ciertas críticas al reduccionismo: algo que, de hecho, ha estado implícitamente presente en todas las estaciones. Bryce, Justin, Tyler, Jessica, Zach, Alex … todos los personajes mencionados ya han cometido crímenes y actitudes moralmente condenatorias. Algunos, en proporciones gigantescas, otros de una manera muy sutil.

El punto es que, con la excepci√≥n de Bryce, todos hab√≠an recibido peque√Īos arcos redentores y hab√≠an tratado de lidiar con las consecuencias de sus propias acciones, y antes de morir a manos de un misterioso asesino, Bryce tambi√©n gana una especie de redenci√≥n, a su manera, consistente con el desarrollo del personaje. Sin embargo, estamos hablando de un hombre que viol√≥ a siete mujeres y deja la escena a mitad de camino, antes de enfrentar las consecuencias de esto, comenzando, solo ahora, para comprender el dolor que caus√≥. Dada la prisa con la que se trat√≥ el problema, suena problem√°tico traer la muerte del personaje como una interrupci√≥n de lo que podr√≠a haber terminado en cientos de otras formas m√°s s√≥lidas.

Finalmente, la presencia de Ani, un nuevo personaje, parece coronar la lista de conflictos que surgen solo para dar m√°s tiempo y terminar la trama con 13 episodios que podr√≠an reducirse f√°cilmente en 7 sin ning√ļn problema. Parece existir solo para llenar agujeros en el gui√≥n y narrar los eventos de una manera casi omnipresente, ya que en unos meses de amistad logr√≥ descubrir absolutamente todo sobre todos. El √ļnico momento en que su narraci√≥n realmente marca la diferencia es m√°s cerca del final, de una manera interesante.


Si pasaste por la experiencia agotadora de ver la segunda temporada, completar el tercer arco ser√° mejor en todas las formas posibles, sin embargo, su existencia sirve mucho m√°s como una excusa para arreglar todos los errores grotescos y absurdos cometidos por Netflix a lo largo de los a√Īos. . Al tratar de dialogar con los j√≥venes que atraviesan tiempos dif√≠ciles y revertir las irresponsabilidades emocionales previamente cometidas, la serie hizo bien en insertar discursos de los actores y alertas de ‚Äėdisparadores‚Äô antes y despu√©s de sus nuevos episodios.

Ojal√° hubi√©ramos podido contar con todo en la primera temporada. La historia de 13 razones por las cuales ella trata de ense√Īarnos tanto sobre los peligros de correr tras sus propias irresponsabilidades solo cuando sucede lo peor, que ella misma no parece haber aprendido la lecci√≥n que pretend√≠a pasar.

En 13 razones por las cuales, lo peor ya ha sucedido. Ahora intenta perseguir.