Todas las Noticias en Pel√≠culas, Avances de Pel√≠culas y Rese√Īas.

AirCar de Klein Vision alcanza un hito con el primer vuelo interurbano

Klein Vision acaba de completar con éxito un vuelo de 35 minutos con su AirCar. Voló entre dos aeropuertos de Eslovaquia.

Al volante del AirCar estaba el inventor, el profesor Stefan Klein. Despegó de Nitra y condujo seco a casa al aterrizar en la pista del aeropuerto de Bratislava. Con solo presionar un botón, el excéntrico vehículo plegó sus alas hacia adentro.

T√©cnicamente, el t√©rmino “coche volador” no es del todo exacto. El veh√≠culo de despegue y aterrizaje vertical (VTOL) se parece m√°s a un gran dron con espacio para un piloto y un pasajero. En cualquier caso, se trata de un hito importante. Klein Vision lleva m√°s de 30 a√Īos trabajando en un avi√≥n h√≠brido. El √ļltimo prototipo ya ha realizado 142 aterrizajes exitosos y cuenta con m√°s de 40 horas de vuelo. La empresa tecnol√≥gica est√° convencida de que el prototipo est√° listo para completar la fase de concepto.

Durante el vuelo, el biplaza volador alcanz√≥ una velocidad de 170 km/h, justo por debajo de la velocidad m√°xima de 190 km/h. Seg√ļn Klein, el AirCar alcanz√≥ una altitud de 2,5 km y pudo realizar maniobras con un √°ngulo de giro de hasta 45 grados. A diferencia de otros veh√≠culos VTOL, el AirCar requiere una pista para despegar y aterrizar.

AirCar con motor BMW

El prototipo actual lleva a bordo un motor BMW que entrega hasta 160 CV de potencia, a trav√©s de una h√©lice fija. Un paraca√≠das bal√≠stico ayuda al AirCar a frenar durante el aterrizaje. Klein quiere aumentar la potencia de sus coches voladores hasta los 300 CV. Seg√ļn el inventor, el modelo de preproducci√≥n deber√≠a recibir la certificaci√≥n CS-23. Esto pondr√≠a al AirCar en pie de igualdad con los vuelos comerciales normales y las acrobacias a√©reas seg√ļn las regulaciones europeas. Adem√°s, el AirCar tambi√©n estar√° permitido legalmente en la v√≠a p√ļblica.

Recomendado:  iOS 16.1: Pr√≥ximamente 7 nuevas funciones para tu iPhone

Sin embargo, no ser√° tan r√°pido de inmediato. A pesar del entusiasmo de Klein, todav√≠a quedan algunos obst√°culos que superar. Por ejemplo, no ser√° f√°cil incorporar todas las caracter√≠sticas de seguridad requeridas por la ley, ya que las normas a√ļn no tienen en cuenta este tipo de dispositivos nuevos. Afortunadamente, los reguladores parecen darse cuenta de ello y cada vez tienen m√°s en cuenta los coches voladores. La Administraci√≥n Federal de Aviaci√≥n de Estados Unidos recientemente entreg√≥ un avi√≥n volador de Terrafugia la certificaci√≥n es legal dentro de la categor√≠a de ‘deporte ligero’ (S-LS).