Annabelle y otras 5 pel√≠culas de terror con mu√Īecas

La primera Annabelle llega hoy al cat√°logo de Netflix.


Todos conocemos las caracter√≠sticas de una mu√Īeca: apariencia humana, mirada y semblante nulo. Sin embargo, las huellas de este juguete pueden causar sensaciones peculiares cuando se coloca en una pel√≠cula. Mientras algunos se r√≠en, otros se sienten inc√≥modos, sin saber cu√°ndo estos objetos cobrar√°n vida y amenazar√°n a todos.

Independientemente de c√≥mo reaccione, debe aceptar que las mu√Īecas ya son artefactos de terror cl√°sicos. Por esta raz√≥n, hemos separado las seis mejores pel√≠culas con nuestras queridas compa√Ī√≠as inanimadas (y demon√≠acas). Vea abajo:

1. Annabelle

El primero Annabelle, dirigida por John Leonetti, comenzó la expansión del universo de Invocation of Evil de una manera decepcionante. Con sustos genéricos y narraciones retorcidas que no eran emocionantes, era difícil creer que sus secuencias fueran exitosas.

Sin embargo, todo cambi√≥ cuando David Sandberg (¬°Shazam!) Tom√≥ el control creativo de Annabelle 2: The Creation of Evil. En lugar de entregar una historia predecible al p√ļblico, el cineasta trajo una serie de secuencias creativas que dieron espacio al desarrollo de personajes, sin renunciar a los sustos.

El elenco compuesto principalmente por ni√Īos tambi√©n impresion√≥, elevando la credibilidad de la producci√≥n. Poco despu√©s, Warner Bros. nos entreg√≥ el tercer cap√≠tulo de la saga de la mu√Īeca maldita.


Annabelle 3 ‚Äď Back Home, esta vez dirigida por Gary Dauberman, encontr√≥ un equilibrio entre las dos primeras pel√≠culas. Aunque no es tan maduro como el anterior, apuesta por la modestia y nos brinda un viaje aterrador, lleno de demonios y trucos conocidos del g√©nero. Todo esto sin recurrir a la artificialidad.

Entonces, el consejo es: mira el primero para familiarizarte con el universo y poder disfrutar de sus excelentes secuencias al m√°ximo.

2. Juguete asesino (1988)

Juguete asesino es un hito en la cultura pop, as√≠ como Annabelle. En la historia, una madre le presenta a su hijo una mu√Īeca llamada Chucky. Sin embargo, el ni√Īo no tarda mucho en darse cuenta de que el objeto es una entidad mortal peligrosa.

3. Gritos mortales

Gritos mortales está dirigida por James Wan. La película llegó poco después de que el cineasta presentara los Juegos Mortales al mundo. Quizás es por esta razón que la función no recibió muchos elogios en ese momento, ya que ambas producciones no podrían ser más contrastantes.

Mientras que el predecesor era un thriller complejo sobre el mórbido sentido de la justicia del psicópata Jigsaw, Deadly Screams era solo la historia de una entidad demoníaca que perseguía a las personas a través de un ventrílocuo. Sin embargo, no te confundas. El trabajo puede causar la misma incomodidad que Supernatural e Invocation of Evil.

Y si vamos a juzgar por la apariencia de Billy, la mu√Īeca Mary Shaw, tiene la garant√≠a de tener pesadillas despu√©s de verla durante casi dos horas.

4. Dummy of Evil


Mu√Īeca malvada Ten√≠a todo para ser un fiasco. En la historia, una mujer es contratada para cuidar a un juguete mientras sus due√Īos viajan. Sin embargo, la pel√≠cula sigue caminos inesperados y termina con un Giro de la trama que ninguno de nosotros esperaba.

El largometraje no es la obra maestra del subg√©nero de las mu√Īecas horribles, pero satisface al ofrecer una atm√≥sfera constante e inc√≥moda, utilizando trucos efectivos en una trama que est√° por encima del promedio.

Si viste Duende Cuando era ni√Īo, probablemente estaba traumatizado por el payaso que asusta a Robbie en su habitaci√≥n. Si bien el foco de la pel√≠cula no est√° en el juguete, su aparici√≥n en la producci√≥n es lo suficientemente aterradora como para incluirlo en la lista.

6. La novia de Chucky

La novia de chucky Es absurdamente c√≥mico. La trama muestra a Chucky encontrando a Tiffany, su pareja ideal. Juntos, los dos comienzan una ola de homicidios en Los √Āngeles. Con referencias a Britney Spears, el horror mezcla humor √°cido, sediento de sangre y, obviamente, muchas mu√Īecas.

0 Shares