Todas las Noticias en Pel√≠culas, Avances de Pel√≠culas y Rese√Īas.

Conducir con sed es peligroso, pero beber agua puede costarle muy caro

Especialmente en verano tenemos que beber mientras conducimos porque la pérdida de líquidos puede hacer que estemos al volante en condiciones mucho más inseguras y seamos un peligro mayor para nosotros mismos y para los demás usuarios de la vía. Sin embargo, a su vez es una de las mayores inconsistencias de la DGT, porque podemos acabar con una multa.

Necesito hidratarme

A la hora de conducir, la DGT es consciente de la necesidad de que el conductor esté bien hidratado. Por eso uno de sus consejos básicos es que bebas, aunque no tengas sed, ya que la deshidratación provoca fatiga muscular y reduce nuestras capacidades al volante.

En viajes largos, la recomendaci√≥n de Tr√°fico es que beber peque√Īas cantidades a menudo para mantener estable la ingesta de l√≠quidos y consumir al menos los vasos de l√≠quido recomendados al d√≠a (2 litros al d√≠a). Adem√°s del agua, tambi√©n recomiendan refrescos sin gas o zumos de frutas y verduras frescas. Esto te ayudar√° a mantenerte hidratado, refrescarte adem√°s de seguir una dieta saludable.

Dado que la deshidrataci√≥n puede afectar el rendimiento cognitivo, es necesario beber agua con frecuencia y en peque√Īos sorbos cuando se conduce. Los expertos recomiendan beber agua a intervalos regulares (unos 330 ml) aproximadamente cada dos horas como m√≠nimo, coincidiendo con descansos o paradasLo ideal es beber unos 50 cl cada 20-30 minutos o unos 150 ml cada hora.

Posible multa por beber

La multa entrar√≠a dentro del Art√≠culo 18.1 del Reglamento General de Circulaci√≥nque dice que ‚ÄúEl conductor de un veh√≠culo est√° obligado a mantener su propia libertad de movimiento, el campo de visi√≥n necesario y la atenci√≥n permanente a la conducci√≥n, para garantizar su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del veh√≠culo y la de los dem√°s‚ÄĚ. usuarios de la ruta. A estos efectos, deber√° tener especial cuidado en mantener la posici√≥n adecuada y que el resto de los pasajeros la mantengan, y la adecuada colocaci√≥n de los objetos o animales transportados de forma que no haya interferencia entre el conductor y ninguno de ellos¬Ľ.

Recomendado:  Biografia tomada para Instagram (112+)

Por tanto, teniendo en cuenta que al menos vamos a tener que soltar una mano del volante para beber por la nariz o simplemente abrir la botella, cualquiera de las interpretaciones de la regla anterior podría llevarnos a recibir una multa por el descuido. Mientras bebemos ponemos nuestra atención en esta acción, no en el camino. A su vez, también reducimos nuestra libertad de movimiento. No es habitual, pero si un agente de tráfico considera que este acto ha supuesto una distracción para el conductor, puede sancionarte. La ley de tránsito la considera una infracción leve, sancionable con una multa de hasta 100 eurossin pérdida de puntos.

Aunque la multa es improbable y no demasiado frecuente, si queremos cubrir nuestras necesidades de hidrataci√≥n sin correr el riesgo de recibir la multa, lo mejor es que aprovechemos para beber en las paradasque debe ser cada dos horas o aproximadamente cada 200 o 300 kil√≥metros recorridos para tambi√©n estirar las piernas, relajarse, dar un peque√Īo paseo, refrescar el rostro con agua fresca, etc.

Tabla de Contenido