Critica | “A Nun” tiene buenas secuencias y una atmósfera emocionante, pero peca en tu guión

La monja ya está en los cines brasileños.

El universo de terror de Warner Bros. continúa expandiéndose en los cines. La franquicia derivada de “Invocation of Evil” creada por James Wan, ha generado muchas recompensas financieras para la empresa. Y ahora, fue el turno del antagonista de “Invocation of Evil 2”, la monja Valak, para ganar su propia película.

En “La monja”, acompañamos al padre Burke (Demián Bichir) y la novicia Irene (Taissa Farmiga), en una remota región de Transilvania, investigando el caso del suicidio de una monja que ocurrió en un convento local. Pronto, su muerte comienza a mostrarse vinculada a una fuerte presencia malvada y demoníaca.

Esta es una franquicia con altibajos, pero en general, la única película que realmente no cumplió con las expectativas, fue la primera “Annabelle” en 2014. Esta vez, la elegida para contar esta historia llena de misterio y atmósfera, fue la Británico Corin Hardy. Dirigió la buena “A Maldição da Floresta” en 2015, además de muchos otros videos musicales y cortometrajes. Y eso vinculado a una nueva versión de “O Corvo” que terminó siendo cancelada, se embarcó en la aventura de comandar “A Nun”.

Y se puede decir que Hardy no decepciona en su dirección, al menos no en general. Hace un buen uso de la aterradora atmósfera medieval de sus ubicaciones, además de crear buenas secuencias de terror, llenas de elementos visuales bien diseñados. Solo pecando, cuando se trata de crear más tensión y dar susto (o Jumpscares) No juzgues mal, hay momentos tensos en la película y los sustos son razonablemente creativos, pero el cineasta no construye estas escenas con la misma calidad, por ejemplo, que su productor James Wan.

Lo curioso es que en “La maldición del bosque”, se nota el mismo problema. Corin Hardy demuestra comprender los clichés del género y saber cómo trabajarlos, pero no impacta al espectador con la necesaria sensación de miedo.

Y es en otra coincidencia con su característica anterior, que podemos vincular parte de la culpa de este problema. El guión de “La monja”, escrito por Gary Dauberman (Anabelle 1 y 2), es extremadamente simple, así como “La maldición del bosque”. Se presenta la premisa, los personajes tienen un conflicto interno introducido y todo esto se explora al mínimo necesario, para crear secuencias de terror y susto. Algunos aspectos del guión son interesantes y se utilizan de forma inesperada, pero se ven debilitados por la falta de coherencia en las situaciones en las que se aplican. Lo que se puede notar principalmente con cierto alivio cómico realizado por el personaje Frenchie (Jonas Bloquet), que terminan depotentializing escenas que deberían ser más tensas.

A pesar de estos problemas, el diseño de producción y la fotografía son puntos a elogiar, así como el elenco, que está muy bien, la mayor parte del tiempo. Taissa Farmiga es la que más se destaca, asumiendo un papel principal y sosteniendo la película con tranquilidad. Incluso logrando hacer más con su rol de lo que proporciona el script. Las únicas advertencias son la falta de miedo en las acciones y características de los actores en ciertas situaciones, donde lo normal natural sería aterrorizarse.

“A Nun” puede no ser la mejor película de la franquicia, pero, a pesar de sus problemas, logra ser lo suficientemente atmosférica e interesante como para mantener al espectador siempre ocupado. Además de tener elementos terroríficos bien diseñados, por un director que entiende claramente el género, le gusta lo que hace y quién tiene un futuro prometedor.

0 Shares