Critica | ‚ÄúAmityville: The Awakening‚ÄĚ tiene un enfoque interesante, pero no surge del terror superficial

Amityville: Awakening se abre hoy en los cines brasile√Īos.

EL Producciones Blumhouse tienen un a√Īo muy positivo en sus producciones, con Fragmentado por M. Night Shyamalan y ¬°Correr! Jordan Peele, destacando el nombre del propio productor. Sin embargo, tienen en su historia muchas deficiencias en el g√©nero de terror en s√≠, como las secuencias de Actividad Paranormal y Ouija: el juego de los esp√≠ritus 2014.

En ‚ÄúAmityville: El despertar‚ÄúLa compa√Ī√≠a de Jason Blum tiene otro punto negativo. La pel√≠cula trata de aprovechar la premisa de la casa encantada de demonios en la ciudad de Amityville, despu√©s de los famosos asesinatos de la familia Defeo en la d√©cada de 1970. Aqu√≠, una familia con un hijo con enfermedad terminal durante dos a√Īos, se muda a Amityville en el momento inicial de historia, y vemos c√≥mo funciona la din√°mica de toda la familia seg√ļn el ni√Īo. A medida que pasan los d√≠as, comienzan a suceder cosas extra√Īas, la protagonista Belle comienza a sufrir alucinaciones y su hijo James se recupera ‚Äúmilagrosamente‚ÄĚ.

El guión y la dirección fueron en nombre de Franck Khalfoun, quien ya ha intentado anotar películas del género con Maníaco (2013) y P2 (2007), pero sin mucho éxito. Su fórmula parece repetirse en esta característica. Aunque el enfoque de trasladar a la familia a la ciudad y por qué este movimiento es interesante, está mal construido en el guión, y cuando llegue el momento de lo que sería un Giro de la trama, Suena como forzado y desconectado.

La estructura está bien equilibrada en términos de duración, pero la elaboración de las escenas no lo está. Quizás debido a problemas de producción, la película que tuvo su lanzamiento pospuesta innumerables veces, vemos en muchas secuencias una cierta falta de conexión, como si faltaran escenas o faltara historia. Allí tenemos una narrativa familiar complicada y tensa, pero solo se describe por los problemas con el hijo enfermo y, por lo tanto, los personajes no obtienen la profundidad individual necesaria, especialmente la madre Joan y la hija menor Juliet. En su parte final, solo sigue la misma línea que el resto de la película, con un final que incluso puede ser predecible para algunos.

La dirección hace lo básico, no tiene recursos ingeniosos para crear tensión y miedo, no tenemos un decoupage diferente y la dirección de los actores está dentro de lo que proporciona el guión, que no es mucho. Un punto que puede considerarse positivo es que no vemos una fuerza de barra en el famoso Jumpscares, solo en una situación u otra. En general, la película apuesta por la tensión y, en ocasiones, logra generarla. Algo que realmente perturbó la película fue la banda sonora, prácticamente sigue siendo la misma en todo su metraje, y es exagerada, fuera de sintonía con lo que se presenta en la escena.

Los actores, a su vez, sufren el gui√≥n superficial, pero intentan entregar lo que se pide. Bella Thorne interpretando a la protagonista Bella hace lo b√°sico, ni m√°s ni menos. Cameron Monaghan, conocido por hacer Jerome en la serie Gotham, incluso nos da algo interesante, logra ser extra√Īo pero delicado cuando est√° en su cama recuper√°ndose, y ser el receptor de la posesi√≥n en la parte final. Mckenna Grace (Superviviente designado) como Juliet y Jennifer Morrison (hab√≠a una vez) como la hermana de Joan, est√°n completamente subutilizadas. Lo peor estaba reservado para Jennifer Jason Leigh (At√≠pico), que con un papel superficial, un giro mal preparado y reacciones forzadas, no convence hasta el final de la pel√≠cula.

0 Shares