Critica | Deadpool 2 apuesta por el carisma de sus personajes y repite la dosis de diversión de la primera película

En general, Deadpool 2 ofrece lo esperado, no suficiente para todo el ‚Äúbombo‚ÄĚ creado.

Qué Consorcio inactivo en 2016 fue un éxito astronómico, todos ya lo saben, y que la espera de la secuela de la película del mercenario más sarcástico del mundo también fue genial. Por lo tanto, Fox dio total libertad (y más presupuesto) a Ryan Reynolds y su equipo enloquece Deadpool 2. Con Reynolds también acreditado como guionista esta vez, y con aportes de David Leitch (John Wick; Atómico) a la dirección del proyecto, si existía la expectativa de bromas más absurdas y secuencias de acción para llenar los ojos. Si esto se entrega? Sí, sin duda, e iremos más allá en este tema.

Como una historia esta vez, tenemos a Wade Wilson uni√©ndose a un equipo para evitar que un asesino con armadura met√°lica del futuro, Cable (Josh Brolin), mate a un ni√Īo mutante s√ļper poderoso, Russell (Julian Dennison).

En su estructura de gui√≥n, la pel√≠cula no ve ning√ļn problema en alargar su primer acto a favor de los chistes y mostrar toda la sed de sangre caracter√≠stica de su personaje principal. Mostrando as√≠ toda la rutina de Deadpool, hasta que Russell entra en su vida y se establece el conflicto de la historia. Ciertamente, el primer acto es el m√°s d√©bil de la pel√≠cula, y a pesar de los buenos chistes, es donde queda claro el √ļnico problema importante de la pel√≠cula, su esquizofrenia de los tonos. Las transiciones del drama a la comedia grosera, irreverente y sanguinaria no siempre se realizan sin problemas, lo que causa extra√Īeza en el espectador.

Sin embargo, incluso con estos problemas de tono ocasionales, el humor y la acción de la película se destacan lo suficiente como para dejar una hermosa impresión de Deadpool 2. Gracias al talento de sus actores, ya que Ryan Reynolds ya lo admitió, que la mayoría de los diálogos fueron improvisados, el humor siempre es sorprendente y funciona la mayor parte del tiempo. Los chistes de autorreferencia y referencia a la cultura pop en el trabajo general, con una ligera exageración en una ocasión u otra. La dinámica entre los personajes es muy buena y divertida, y Reynolds junto a cualquiera, crea buenos momentos para recordar.

En cuanto a la acción, no vemos la grandeza de John Wick o Atómico por David Leitch, pero aun así, tenemos acciones bien coordinadas y filmadas, que nos ubican en la escena con precisión e insertan humor en ellas, de manera inteligente.

El segundo acto se desarrolla org√°nicamente, d√°ndole a Cable m√°s profundidad, aunque no sea suficiente para los fan√°ticos de los c√≥mics, e insertando la narrativa, una de las grandes sorpresas de la pel√≠cula, Domino (Zazie Beetz). Su superpoder de ‚Äúsuerte‚ÄĚ, est√° bien trabajado y genera situaciones divertidas y, por supuesto, muy cinematogr√°ficas. En el √ļltimo acto, la pel√≠cula termina satisfactoriamente, sin dejar que el estado de √°nimo disminuya.

En términos de actuaciones, este es ciertamente, como ya se mencionó, el punto más fuerte de la película. Ryan Reynolds es quien mueve la película con su innegable carisma, demostrando una vez más que es perfecta para el papel de Deadpool. Josh Brolin hace lo que puede con Cable y no decepciona, pero no se compara con su rendimiento como Thanos en Guerra infinita. Zazie Beetz Roba el programa en muchas ocasiones y es el personaje que, sin duda, los fanáticos de Marvel pidieron más en una secuencia probable. Y Julian Dennison, ya conocido por algunos de La increíble aventura de Rick Baker de 2016, solo deja en claro que su futuro es innegablemente brillante.

En l√≠neas generales, Deadpool 2 ofrece lo que se espera, no lo suficiente para todo el ‚Äúbombo‚ÄĚ creado, pero lo suficiente como para ser una buena secuencia.

0 Shares