Critica | ‚ÄúDetroit in Rebellion‚ÄĚ es visceral, tenso y brillantemente dirigido por Kathryn Bigelow

Detroit in Rebellion abre el 12 de octubre en los cines brasile√Īos.

Kathryn Bigelow ya es una antigua conocida de la Academia, siendo la primera mujer en la historia del cine en ganar la categor√≠a de Mejor Direcci√≥n, un logro alcanzado en 2010, con la pel√≠cula. Guerra contra el terror, que tambi√©n termin√≥ recibiendo el premio a la Mejor Pel√≠cula en ese momento. En su nuevo largometraje, ‚ÄúDetroit in Rebellion‚ÄĚ, muestra su t√©cnica nuevamente al dirigir un largometraje basado en hechos reales, sabiendo c√≥mo usar el factor documental y la ficci√≥n de manera efectiva y correcta.

El guión aquí es de Mark Boal, quien ya había escrito otras dos características de Bigelow, Guerra contra el terror y La hora más oscura. En la historia, seguimos tres trayectorias diferentes hasta el fatídico suceso en un motel, el asesinato por parte de la policía de tres jóvenes negros. Todo esto, teniendo lugar en medio de un período de rebelión de la comunidad negra en Detroit, haciendo que la ciudad se convierta en una verdadera zona de guerra.

La narraci√≥n est√° muy bien dirigida, presentando todo el momento ca√≥tico de la ciudad, mostr√°ndonos los personajes antes del evento y haci√©ndonos entender qui√©nes son y haci√©ndonos preocuparnos por ellos, antes de actuar, por as√≠ decirlo. Seguimos a los personajes de Larry Cleveland (Algee Smith), un cantante prometedor, su amigo Fred (Jacob Latimore), el guardia de seguridad en una tienda Dismukes (John Boyega) y la polic√≠a civil, dirigida por Krauss (Will Pouter), hasta que encontrar en el Motel de Argel. El segundo acto tiene lugar completamente dentro del motel, con la polic√≠a rega√Īando a las personas que estaban all√≠, alegando la existencia de un francotirador entre ellos, y que esto habr√≠a disparado a la Guardia Nacional. No nos perdimos ning√ļn detalle de lo que sucede en el lugar, todo est√° muy bien estructurado, creando una enorme tensi√≥n y manteniendo la mayor parte del tiempo, el lento ritmo de la historia. El √ļnico problema notable en el gui√≥n de Boal se encuentra en el personaje interpretado por John Boyega, ya que desde la mitad de la pel√≠cula, se va dejando de lado gradualmente y su arco termina sin ser completamente explorado, lo que dificulta la conclusi√≥n. historia en general.

Y aunque la funci√≥n tiene actuaciones impresionantemente s√≥lidas e incluso sorprendentes, desde Algee Smith hasta Will Pouter, lo m√°s destacado es para el director. Bigelow usa la c√°mara en un estilo documental en todo el metraje, si no completamente, 95% en c√°mara de mano, y aun as√≠, elige usar muchos cortes en la edici√≥n, y aqu√≠ es exactamente donde vemos su diferencial. Muchos directores no podr√≠an armar esta pel√≠cula con tantos cortes y una c√°mara tremenda, pero Bigelow coordina esto perfectamente, siendo absolutamente entendible y cubriendo todos los eventos, valorando a√ļn m√°s a sus actores en la escena. Ofrece un espect√°culo sobre c√≥mo orquestar todos los elementos t√©cnicos de una pel√≠cula a favor del producto final. Desde la fotograf√≠a hasta el sonido, la pel√≠cula es impecable en su propuesta.

Hay pocos cineastas que tengan la capacidad de mezclar documentales con ficci√≥n tan org√°nicamente como Katheryn Bigelow, y en ‚ÄúDetroit in Rebellion‚ÄĚ, vemos toda su experiencia y comodidad al hacerlo. Evocando lo mejor de sus obras, tenemos una caracter√≠stica en la que merece una vez m√°s, la nominaci√≥n al Oscar al Mejor Director, al menos hasta este momento de 2017.

0 Shares