Critica | La bella y la bestia es sorprendente y la pantalla de cine

La bella y la bestia muestra que es posible transformar una historia en 2D del siglo XX en 3D del siglo XXI sin matar la infancia de nadie.

Confieso que estaba muy preocupado cuando escuché que iban a lanzar una película acción en vivo en La bella y la Bestia. No es que no quisiera ver a estos personajes en las pantallas de cine, pero aceptemos que Hollywood (y Disney) no tienen el mejor historial en lo que respecta a acciones en vivo (Te estoy mirando, El ultimo Maestro Aire y Los 101 dálmatas) Nada peor que ver una película que destruye tu infancia. La bella y la Bestia, afortunadamente, no destruyó nada para mí.

Comenzando por el lado positivo: si hubo algo que esta pel√≠cula pudo hacer, fue ser fiel al cl√°sico de los 90, y eso lo notas en los primeros minutos. Un fan√°tico que conoce el dibujo de memoria, de inmediato ya se conmovi√≥ con las primeras notas de la m√ļsica de apertura, similares a las de la versi√≥n 2D. La narraci√≥n comienza y cuenta la historia del pr√≠ncipe, el castillo aparece ‚ĒÄ todo esto como era en 1991, con el sonido instrumental de los muy talentosos. Alan Menken en la parte de atr√°s. No s√© c√≥mo es la versi√≥n doblada, pero en ingl√©s puedes cantar casi todas las canciones completas, y para aquellos que recuerdan la letra, es una emoci√≥n √ļnica.

El aspecto de la pel√≠cula es devastador de principio a fin y logra sorprender incluso al fan√°tico m√°s creativo, con efectos, decorados, disfraces y maquillaje que realmente dan vida a la peque√Īa ciudad francesa. No puedes evitar sumergirte en ese universo m√°gico cuando ves los platos bailando, los colores explotando en todas partes en la pantalla, personajes tan queridos como Lumi√®re y Horloge discutiendo en la entrada del castillo, y, por supuesto, el mismo Bestia rugiendo alrededor. Solo tengo elogios por los efectos visuales y me atrevo a decir que vale la pena ver la pel√≠cula solo por eso, es tan m√°gica.

El elenco hizo lo mejor que pudo (excepto por una excepci√≥n, pero llegar√© all√≠), y eso marc√≥ la diferencia en la pel√≠cula, ya que Disney decidi√≥ explorar un poco la historia de los protagonistas y dar un poco m√°s de profundidad a cada uno. En particular, creo que fue lo mejor que hicieron. Nos guste o no, el dise√Īo de la La bella y la Bestia es para ni√Īos y, por lo tanto, puede ser un poco superficial. Sin embargo, para un p√ļblico adulto, se necesita un poco m√°s de historia y, para m√≠, podr√≠an haber agregado a√ļn m√°s tiempo con el pasado de los personajes.

Otro elemento extremadamente positivo, pero que gener√≥ mucha controversia, fue la diversidad en la pel√≠cula. A diferencia del dibujo que solo tiene caracteres blancos y heterosexuales, el acci√≥n en vivo tiene personajes negros, drag queen y ‚ĒÄ la fuente de la controversia ‚ĒÄ gay. As√≠ es, muchachos, dije gay. Homosexualidad y Disney en la misma pel√≠cula, confieso que incluso estoy (positivamente) conmocionado.

Si la película realmente va a sufrir un boicot por parte de la familia tradicional estadounidense, no lo sé, pero sinceramente, no veo por qué mimimi Todo lo que vi en las redes sociales. Los personajes homosexuales en la película encajan muy bien en la trama y sus respectivos roles, son responsables de algunos buenos chistes en la película y garantizan la representación de la audiencia LGBT.

Si eres una persona prejuiciosa que se ofende por algo mínimamente fuera de tu burbuja social de personas blancas heterosexuales, tal vez esta adaptación no sea para ti. O tal vez, después de todo, estamos en el siglo XXI, ya es hora de abandonar estos prejuicios allí.

Buen lado comentado y controversia resuelta, ha llegado el momento de hablar un poco sobre la parte no tan genial de la pel√≠cula: la exageraci√≥n musical y el ‚Äúperd√≥n‚ÄĚ la actuaci√≥n de Emma Watson (s√≠, eso es lo que lees).

La banda sonora de La bella y la Bestia es apasionado, no puedes negarlo. Desde el instrumental m√°s sutil hasta el espect√°culo completo de ‚ÄúSeja Nossa Convidada‚ÄĚ, Alan Menken (compositor de La sirenita, La bella y la Bestia de 1991, Aladino, Pocahontas etc.) rocas. Sin embargo, descubr√≠ que algunas canciones adicionales de esta adaptaci√≥n eran demasiado innecesarias y expositivas. Ciertas cosas enfatizadas en las canciones adicionales podr√≠an haber sido mostrado a trav√©s de comportamiento de los personajes, escenas entre ellos, y no tan obvio y repetitivo

Finalmente, necesitamos hablar sobre Emma. No me malinterpretes ‚ĒÄ He sido fan√°tico de ella desde la √©poca de Harry Potter, pero no podr√≠a gustarle en el papel de agradable. Me imagino que no debe ser simple fingir estar emocionado al mirar varias pantallas verdes y algunas bolas colgantes, sino la emoci√≥n de agradable Es esencial hacer que la pel√≠cula funcione y, en varios momentos, est√° muy claro que Emma no pudo reaccionar bien a las diversas nadadas a su alrededor en el set de filmaci√≥n.

En un momento espec√≠fico, el mundo est√° lleno de alegr√≠a, colores y cantando a su alrededor, y lo √ļnico que hace es sonre√≠r solo una vez con los dientes, pero a√ļn sin mucha animaci√≥n. Honestamente, este des√°nimo del protagonista mata un poco el encanto de la funci√≥n.

Aparte de estos dos detalles, el acción en vivo cumple lo que promete. Mágico, visualmente sorprendente y más moderno que la versión de 1991, La bella y la Bestia muestra que es posible transformar una historia 2D del siglo XX en una 3D del siglo XXI sin matar la infancia de nadie. Para los fanáticos de Disney y dibujar (e incluso para aquellos a quienes no les gusta tanto), vale la pena ir al cine para ver la versión 2017. Como mínimo, la banda sonora y el aspecto de la película te convencerán.

0 Shares