Critica | ‚ÄúLa forma del agua‚ÄĚ es un brillante y encantador cuento de hadas de Guillermo Del Toro

‚ÄúA Forma da √Āgua‚ÄĚ tuvo 13 nominaciones al Oscar 2018.

13 nominaciones al Oscar y un Le√≥n de Oro en Venecia. ‚ÄúLa forma del agua‚ÄĚ es el regreso del cineasta mexicano Guillermo del Toro a sus cuentos de hadas originales, como vimos por √ļltima vez en ‚ÄúO Labirinto do Fauno‚ÄĚ, 2006. Aqu√≠, acompa√Īamos a Eliza (Sally Hawkins), una muchedumbre silenciosa, que trabaja en un laboratorio secreto del gobierno estadounidense, y termina enamor√°ndose por una criatura anfibia (Doug Jones) que se mantiene en su lugar. Con la vida de un ‚Äúmonstruo‚ÄĚ en peligro, ella trata de salvarlo de la avaricia y el mal de los hombres que dirigen ese lugar.

Definitivamente una pel√≠cula de autor, y sin duda una pel√≠cula de Del Toro, por lo que podemos clasificar ‚ÄúLa forma del agua‚ÄĚ. Tal obra no podr√≠a ser concebida o idealizada por nadie m√°s que el mexicano, que aqu√≠ alcanza la cima de su talento como director y escritor. Vemos toda su pasi√≥n por el cine y los monstruos materializados en la pantalla, en una prueba de amor por todo lo que lo defini√≥ como artista.

En su trabajo como guionista, que comparti√≥ con Vanessa Taylor, vemos la excelencia en moverse entre todos los g√©neros de manera org√°nica y fluida, pasando de la comedia al terror con excelencia. La trama se aborda de manera efectiva y directa, pero con tranquilidad, para desarrollar los personajes durante el primer acto. Estos personajes son fascinantes, complejos y carism√°ticos, desde la vecina de Eliza, Giles (Richard Jenkins), hasta su compa√Īera de trabajo Zelda (Octavia Spencer) y su jefe Strickland (Michael Shannon).

Las relaciones est√°n bien construidas entre los personajes, sus motivaciones son relevantes y comprensibles, y sus arcos se cumplen al mismo tiempo. Los mensajes pol√≠ticos y sociales de la historia, y sus alegor√≠as con la criatura, se transmiten sutil y sin prisa, desde la simple ubicaci√≥n hist√≥rica de la trama hasta los di√°logos m√°s conflictivos y expositivos. Este script, que a√ļn se destaca por contemplar m√ļltiples tramas, y trabajar juntos de una manera impresionante.

Para lograr una historia tan peculiar y con tantos tonos diferentes, es necesaria una direcci√≥n de nivel muy alto. Y ah√≠ es donde Guillermo del Toro gana plena prominencia y demuestra por qu√© gan√≥ el Globo de Oro al mejor director. Su trabajo de c√°mara es fluido y elegante, lo que nos brinda una ligereza para movernos entre tramas y hace que la pel√≠cula siempre parezca evolucionar, progresar sin obst√°culos. El trabajo con el departamento de arte, como es habitual en sus proyectos, es magn√≠fico, desde el dise√Īo de producci√≥n hasta el maquillaje de la criatura anfibia. La composici√≥n ligera creada con Dir.de Fotografia Dan Laustsen, es brillante y merece un Oscar.

Y también vale la pena mencionar el trabajo de Del Toro con los actores, que además de haberlos elegido perfectamente, toma de cada uno exactamente lo que se necesitaba. Todos, sin excepción, son brillantes. Lo más destacado es Sally Hawkins En el protagonismo, quien, al interpretar el papel de un personaje tonto, logra transmitir sus emociones y sentimientos de una manera completa y elegante, con miradas cautivadoras que hablan más que cualquier gran diálogo.

Ya Richard Jenkins, Octavia Spencer y Michael Shannon, complementa la historia brillantemente. Jenkins trae todo el carisma y la pureza de Giles con una destreza envidiable. Octavia Spencer logra ser divertida e intoxicante en la escena, e indudablemente insustituible en este papel. Y finalmente, Michael Shannon se destacó nuevamente como un villano de carrera, logrando ser aterrador, repulsivo y completamente brillante.

‚ÄúA Forma da √Āgua‚ÄĚ es una pel√≠cula cl√°sica instant√°nea y una de las mejores pel√≠culas de fantas√≠a jam√°s realizadas. Una obra que consolida a Guillermo Del Toro, como uno de los grandes cineastas de su generaci√≥n.

0 Shares