Critica | ‚Äú¬°Mam√°!‚ÄĚ es la mayor obra expresionista de Darren Aronofsky

‚ÄúUna gran alegor√≠a‚ÄĚ, es c√≥mo el director de ‚Äú¬°Madre!‚ÄĚ, Darren Aronofsky, define su producci√≥n m√°s reciente. Toma tus palabras como las m√≠as en esta cr√≠tica. En la pel√≠cula, seguimos la trayectoria de una pareja en crisis, interpretada por Jennifer Lawrence y Javier Bardem. Lawrence est√° finalizando las renovaciones de esta casa que fue incendiada en el pasado, mientras extra√Īos, [‚Ķ]

‚ÄúUna gran alegor√≠a‚ÄĚ, es como el director de ‚Äú¬°Mam√°!‚ÄĚ, Darren Aronofsky, define su producci√≥n m√°s reciente. Toma tus palabras como las m√≠as en esta cr√≠tica. En la pel√≠cula, seguimos la trayectoria de una pareja en crisis, interpretada por Jennifer Lawrence y Javier Bardem. Lawrence est√° finalizando las renovaciones de esta casa que fue incendiada en el pasado, mientras extra√Īos, permitidos por el personaje de Bardem, comienzan a ingresar al lugar, causando molestias en la mujer.

Esta es la sinopsis que puedo dar para la función, y que la resume de manera objetiva sin entregar eventos.

Aronofsky escribió este guión en solo 5 días, como una carta abierta de odio al mundo, y luego se lo mostró a sus productores y a Jennifer Lawrence. Y como él dijo, si tienes a J. Lawrence, tienes una película. Pero a pesar del breve período de escritura del guión, D. Aronofsky intentó trabajar más en lo que había salido de él en menos de una semana, sin embargo, todo el brillo y el diferencial de ese trabajo se estaban disipando, lo que lo hizo reanudar su guión inicial.

¬ŅPor qu√© digo esto? Porque este an√°lisis debe comenzar con el script. Con un ritmo lento, que se vuelve agonizante, pero a prop√≥sito, la funci√≥n puede clasificarse como un thriller psicol√≥gico, porque ejecuta lo que Aronofsky ha hecho en otras ocasiones (por ejemplo Cisne negro), mezclando melodrama con terror psicol√≥gico. En su superficie, es una historia extra√Īa de una pareja en crisis, donde la mujer no se siente escuchada y considerada, y es reprimida por la relaci√≥n, degrad√°ndose hasta que ya no puede soportarlo m√°s. En su esp√≠ritu, es una alegor√≠a gigantesca, cuyo epicentro es la casa donde viven, que se completa con los eventos y con los personajes que entran en escena m√°s tarde.

El gui√≥n se puede interpretar de diferentes maneras, desde las m√°s superficiales y comunes, hasta las m√°s profundas y mitol√≥gicas, ¬°y esta es la belleza de ‚ÄúMadre!‚ÄĚ. Una pel√≠cula que cada vez que la miras, podr√°s aprender m√°s, ver m√°s y ser m√°s consciente de todas las simbolog√≠as colocadas por el director. El car√°cter de autor es visible, las ideas personales del hombre detr√°s del trabajo tambi√©n se pueden notar, pero √©l no propone responder o dar soluciones a los problemas presentados, incluso porque no tiene estas respuestas, nadie las tiene. Si esa √ļltima oraci√≥n se confundi√≥, lo entender√° cuando vea la pel√≠cula.

En cuanto a la direcci√≥n de Aronofsky, es perfecta. La mayor√≠a de las im√°genes se realizan con tomas cerradas en la cara de Jennifer Lawrence, por su hombro o por una c√°mara subjetiva, siendo una forma intrigante e inquietante de conducir una historia en primera persona. Edici√≥n (Andrew Weisblum) y fotograf√≠a (Matthew Libatique) √ļnete a este decoupage y siempre nos trae, de manera precisa, lo que es necesario para comprender el concepto detr√°s de lo que est√° sucediendo. Los s√≠mbolos colocados en la escena siempre aparecen en los momentos correctos, de manera creciente, lo que nos ayuda a comprender las relaciones en juego. Es a trav√©s de estos que, como en otras de sus obras, muestra su esencia expresionista, al exteriorizar las emociones y los sentimientos del protagonista en la pantalla. Su trabajo con efectos visuales, maquillaje y dise√Īo de sonido es estupendo, no deja nada que desear en ning√ļn momento y nos trae todo el horror de las situaciones.

Finalmente, las actuaciones se llevan a cabo de manera impresionante. Por supuesto, la elecci√≥n del elenco fue bien hecha, y que todos son actores sensacionales, pero siempre est√° trabajando junto con el director. Jennifer Lawrence puede que no sea sorprendente c√≥mo Natalie Portman en Cisne negro o como Ellen Burstyn en R√©quiem por un sue√Īo, pero ofrece lo necesario en un rol absurdamente complicado y f√≠sico. Entre los actores secundarios, todos son perfectos y representan con precisi√≥n sus alegor√≠as, especialmente Ed Harris, Kristen Wiig y Michelle Pfeiffer. Como punto culminante final, Javier Bardem es lo que causa la impresi√≥n m√°s impactante, al reaccionar de manera surrealista a todas las situaciones, al saber c√≥mo representar exactamente lo que la historia necesita en todo momento. Es un papel que no puedo imaginar m√°s actores despu√©s de ver Bardem.

SPOILERS (¡Daré algunas instrucciones sobre cómo interpretar las alegorías de la Madre! Para aquellos que quieran. Aquellos que no quieran, simplemente bajen la página y vean la evaluación final).

La alegor√≠a que Aronofsky dej√≥ en claro que ten√≠a al escribir esta historia, fue que Jennifer Lawrence representa la Tierra, o ‚ÄúMadre Naturaleza‚ÄĚ, y que Javier Bardem representa a Dios, o el ‚ÄúCreador de la Fe‚ÄĚ. Esto se nota en las referencias b√≠blicas tanto en situaciones que ocurren como en los personajes mismos. Cualquiera que siga la trayectoria del director sabe que es un ambientalista, que viaja por el mundo por la causa, y tambi√©n sabe cu√°nto se aborda el tema ‚Äúreligi√≥n‚ÄĚ en su trabajo.

Su intención era criticar la forma en que tratamos nuestro propio hogar, la Tierra, y cómo la acción religiosa, a pesar de los buenos principios, no puede hacer nada al respecto. Pero no piense que Aronofsky está siendo peyorativo con una figura tan bíblica, está poniendo al ser humano bajo control, mostrándonos que depende de nosotros mismos para cambiar todo lo que está sucediendo en nuestro planeta.

Al mismo tiempo, no limitado al tema ambiental, pone en tela de juicio la naturaleza humana. Cómo tergiversamos todo lo que se puede interpretar, cómo nuestra esencia es destructiva, cómo no somos responsables de nuestras acciones diarias. Y así es exactamente como no le falta el respeto a la figura religiosa, ya que muestra las buenas intenciones que tiene el entonces Dios (Javier Bardem) y cómo la Madre (Jennifer Lawrence) lo reconoce.

Por supuesto, hay muchas otras interpretaciones y cosas para analizar en la película, pero este es un comienzo, una base para lo que Aronofsky quisiera que se interpretara. ¡Sé libre y crea tu propia visión de la Madre !, simplemente reacciona, de manera negativa o positiva, ya que esa era la intención del autor, hacer que las personas cuestionen y, sobre todo, piensen.

0 Shares