Critica | Ralph WiFi rompe todo, pero no supera la primera película

La película es increíble, pero no puede superar la sombra de su predecesora.

El ex-villano m√°s querido de arcadas est√° de vuelta para detonar internet. Y se las arregla para romper todo, como promete, en el mejor sentido. Simplemente no puede vencer la diversi√≥n, la calidad y la agilidad de la primera pel√≠cula. Ralph WiFi: Rompiendo Internet trae de vuelta al d√ļo Ralph y Vanellope, que necesitan explorar el mundo ilimitado de la web en busca de un nuevo volante para el juego Corrida Doce.

La trama es divertida, original y produce grandes momentos. Quien torci√≥ la nariz ante el cambiante entorno de la historia, que intercambia la galer√≠a de los a√Īos 80 por Internet de artilugio y los tel√©fonos inteligentes de nuestros d√≠as, puede consolarse con el buen contexto que presenta la pel√≠cula antes de pasar a la banda ancha.

Las referencias del mundo web aparecen en la pantalla, con redes sociales, juegos, sitios de compras, motores de b√ļsqueda, navegadores, profundo web. Y junto a ellos aparecen los personajes que ayudan a contar la historia, tejiendo el hilo conductor con la pareja de protagonistas. Pero sin duda, las mejores referencias son de plata de la casa. El universo de Mickey gan√≥ un programa por separado en la funci√≥n, que anima a la audiencia. Con √©nfasis en la participaci√≥n de las princesas, muy bien orquestadas, lo cual es una ventaja para los fan√°ticos de Disney.

Sin embargo, la diferencia en el ritmo y la trama en relaci√≥n con la pel√≠cula predecesora aparece y obstaculiza WiFi Ralph. Para comenzar, la subtrama m√°s importante de la funci√≥n, que aborda el juego dirigido por el corredor Ca√Īa, tiene mucho espacio para poca historia. Adem√°s, el personaje no es tan interesante sin el doblaje original de Gal ‚Äúmarvel‚ÄĚ Gadot, una vez m√°s no justifica tanto tiempo en pantalla.

Mientras que algunos parecen mucho, otros faltan. La pareja Reparaciones Felix Jr. y Sargento Calhoun, a quienes aprendimos a amar en la primera pel√≠cula, participamos poco en la nueva pel√≠cula. Para completar, el problema del ritmo se percibe en la exploraci√≥n del esquema dram√°tico, que podr√≠a condensarse m√°s o alternarse mejor con los momentos de comedia, para no aburrir al p√ļblico, especialmente a los ni√Īos.

Quiz√°s el mayor enemigo de Ralph WiFi ser tan buen precursor como Detonar Ralph, que lograron conquistar, al mismo tiempo, a los fan√°ticos nost√°lgicos de aletas los nerds m√°s j√≥venes y la pandilla que acompa√Īa a Disney. En general, la nueva pel√≠cula repite el dicho: todos se salvan entre los muertos y heridos, con muchos habilidades merecido. Pero la alerta permanece para que Ralph contin√ļe detonando, ya sea en l√≠nea o fuera de l√≠nea.

0 Shares