Despu√©s de todo, ¬ŅMarvel hace ‚Äúcine real‚ÄĚ? (Opini√≥n) ‚Äď Noticias de cine

Desde Martin Scorsese hasta James Gunn, es posible que todos tengan razón y estén equivocados.


Cientos de habitaciones completamente llenas de espectadores aprensivos, emocionales y nerviosos, esperando el gran momento en que Avengers: Endgame se mostrar√≠a por primera vez al p√ļblico en general. En medio de las escenas m√°s impactantes, explosivas y tensas, los fan√°ticos gritaron, se echaron a llorar y se abrazaron. Al final, aplausos y algunas l√°grimas. ¬ŅEso es cine?

A partir de la narración algo poética, incluso puede parecer que la respuesta es más obvia y objetiva de lo que realmente es. Pero las cosas nunca son tan simples, especialmente cuando se trata de arte. Recientemente, cineastas gigantes como Martin Scorsese y Francis Ford Coppola, autores de clásicos incuestionables (The Godfather, Taxi Driver), plantearon un debate que terminó teniendo, al menos, proporciones abrumadoras.

Para localizar mejor a los afectados, el resumen de la orquesta es el siguiente: cuando la revista Empire le pregunt√≥ a principios de octubre sobre sus percepciones de las pel√≠culas de Marvel, Scorsese inform√≥ que cre√≠a que las pel√≠culas de h√©roes de la compa√Ī√≠a no son ‚Äúcine de verdad‚ÄĚ. D√≠as despu√©s, Coppola se uni√≥ a su compa√Īero profesional y fue a√ļn m√°s lejos, calificando las obras de despreciables. Pero, ¬Ņcu√°ntos problemas pueden tener dos declaraciones simples?

SCORSESE Y LA FALTA DEL AUTOR

No es el cine de seres humanos que intentan pasar experiencias emocionales y psicológicas de otros seres humanos.


Hasta entonces, la oración anterior, del propio Martin, dejaba en claro su posición. Y honestamente, hay un punto consistente en eso. Discutir en contra de la posición inicial del director sería extremadamente fácil; el primer párrafo de este artículo, por ejemplo, sería suficiente, pero el arte también debe ser cuestionado. Y hay problemas sintomáticos con la forma en que Marvel y Disney realizan su trabajo.

Decir que Marvel no hace pel√≠culas ser√≠a excesivo. Negar el papel de Marvel en la ‚Äúera de los monopolios‚ÄĚ en Hollywood ser√≠a ingenuo. Entonces, ¬Ņqui√©n tiene raz√≥n dentro del gran circo que se hizo en torno a las declaraciones de artistas a favor y en contra de la ola de superh√©roes en los cines? Para Scorsese, el problema principal es el uso del s√©ptimo arte como una inversi√≥n y no como una experiencia.

Y es posible decir que la intenci√≥n de Marvel se refleja en sus elecciones de direcci√≥n, sin importar cu√°n recientemente haya sido deconstruida en pasos de hormiga. Joe y Anthony Russo, tan competentes y creativos como son, no ofrecen ning√ļn rasgo de personalidad en la direcci√≥n de la franquicia de los Vengadores, algo que Scorsese hace exactamente lo contrario.

Recientemente, Marvel se dio cuenta de c√≥mo ciertas narrativas exigen diferentes demandas e hizo lo que parec√≠a impensable hasta entonces: apostar. Black Panther, de Ryan Coogler, y Thor: Ragnarok, de Taika Waititi, fueron apuestas audaces y, si no fueron un√°nimes en la recepci√≥n del p√ļblico o los cr√≠ticos, ciertamente hicieron un ruido muy bienvenido, y la pel√≠cula de Coogler incluso desapareci√≥ para Oscar Pero entonces, ¬Ņcu√°l es el problema?

COPPOLA Y LA F√ďRMULA DE FRANQUICIA


Cuando Martin dice que Marvel no hace pel√≠culas, tiene raz√≥n porque esperamos aprender algo del cine, alg√ļn tipo de conocimiento, iluminaci√≥n, inspiraci√≥n. Entonces, Marty fue amable cuando dijo que no era cine, no dijo que fuera despreciable. Que estoy diciendo.

Siguiendo la misma l√≠nea que el tema anterior, es correcto decir que casi todas las pel√≠culas de Marvel no son pel√≠culas de directores, sino pel√≠culas de productores. Pero ¬Ņqu√© significa eso? En este caso, significa que rara vez hay espacio para elecciones creativas o transgresivas dentro de su inmenso rango de veinte y tantos trabajos extremadamente similares entre s√≠.

En una asociaci√≥n posterior, Francis hizo una comparaci√≥n con las pel√≠culas de Marvel con anuncios de televisi√≥n: ‚ÄúLos comerciales de televisi√≥n tambi√©n son cine. ¬ŅPero es una forma hermosa de hacer cine? ¬°No!‚ÄĚ Despu√©s de cientos de preguntas de los medios de comunicaci√≥n sobre la declaraci√≥n del cineasta, dej√≥ en claro que sus preguntas se centraron m√°s en las ‚Äúf√≥rmulas de pastel‚ÄĚ de la franquicia.

De hecho, no hay riesgo en hacer una película en Marvel. Pero puede que no tenga que haberlo. Volviendo al subtítulo de este artículo, hasta el final del texto, se dará cuenta de que todos los involucrados tienen razón y están equivocados a su manera. Martin y Francis plantearon un punto muy importante, pero parece haber resentimiento en sus preguntas, después de todo, a ambos les resulta cada vez más difícil financiar sus propias películas. Y ese es ciertamente el punto más importante de esta reflexión. Pero llegaremos allí, lo juro.

JAMES GUNN Y LOS SHERIFFS DE FAROESTE


Algunas pel√≠culas de superh√©roes son horribles, otras son hermosas. Al igual que los westerns y los g√°ngsters (y, antes de eso, solo PEL√ćCULAS), y no todos pueden apreciarlos, ni siquiera algunos genios. Y eso est√° bien con eso.

Las franquicias siempre han existido. Las fórmulas siempre han existido. Prácticamente todo lo que Marvel reproduce siempre ha existido, los problemas son la intensidad y el contexto. Sin embargo, los méritos de UCM merecen ser exaltados en su plenitud, después de todo, su construcción es algo totalmente sin precedentes dentro del cine tal como lo conocemos.

23 películas que se interconectan de manera concisa, prácticamente obligando al espectador a verlas todas, en caso de que quiera estar completamente informado sobre los eventos finales. Obviamente, hay una estrategia comercial muy fuerte en esto, pero la forma en que (casi) todos los bordes se encuentran es el argumento principal para contrarrestar las críticas de que Marvel no hace películas.

Al mismo tiempo, es una ligera exageraci√≥n para Gunn decir que los superh√©roes son los nuevos vaqueros y mafiosos debido a sus repercusiones. Mirando m√°s all√°, es notable que las cr√≠ticas de Scorsese, Coppola y tantos otros cineastas no tienen como objetivo cuestionar la calidad t√©cnica de Marvel, sino algo mucho m√°s importante. Finalmente, llegamos a la gran ‚ÄúX‚ÄĚ de la pregunta.

PERIODISMO, CINE Y EL PAPEL DEL ARTE


En lugar de preguntar a los cineastas legendarios sobre lo que piensan sobre las películas de Marvel, intente preguntar por qué les cuesta tanto financiar sus propias películas.

La oraci√≥n anterior, del cr√≠tico Chris Stuckmann, es el resumen perfecto de lo que deber√≠a debatirse ampliamente en este punto. Seg√ļn √©l, ambas respuestas a estas preguntas terminar√≠an citando pel√≠culas basadas en c√≥mics, pero mientras que la primera ser√≠a mucho m√°s obvia y medi√°tica, la segunda nos abrir√≠a un espacio para discutir el sistema del que Marvel forma parte hoy.

Como muchos de ustedes sabrán, este noviembre Scorsese lanzará The Irishman, una de sus producciones más caras y atrevidas hasta la fecha. E incluso un director extremadamente galardonado, icónico y referenciado, como él, tuvo que buscar docenas de estudios dispuestos a aceptar su película, dejando que Netflix se hiciera cargo de la producción.

En √ļltima instancia, como dijo Gunn anteriormente, las pel√≠culas de h√©roes no salieron de la nada, ni comenzaron a partir de precedentes inexistentes. Despu√©s de todo, importan. Cualquier tipo de entretenimiento tiene su papel dentro de sus respectivas audiencias: los superh√©roes han sido cada vez m√°s simb√≥licos para las audiencias que buscan representaci√≥n, por ejemplo.

Pero entonces, ¬Ņcu√°l es el gran problema? Marvel, como su serie de pel√≠culas, es parte de un s√≠ntoma mucho m√°s grande y m√°s grave que √©l mismo. En una d√©cada en la que el monopolio crece en grandes pasos y las oportunidades de innovaci√≥n en peque√Īos pasos, las pel√≠culas dirigidas exclusivamente por productores resaltan un problema a√ļn m√°s grave.

Como dijo Ken Loach, director de Eu, Daniel Blake, Marvel ha estado presentando ‚Äúun tipo de mercanc√≠a que solo genera ganancias para una gran corporaci√≥n‚ÄĚ. Por supuesto, cada pel√≠cula tiene respaldo financiero e intenciones comerciales, pero cuando eso se convierte en un hilo conductor para que las f√≥rmulas se repitan de manera exhaustiva y exclusiva para aquellos que no siguen este protocolo, el cine comienza a correr riesgos.

Finalmente, nada puede impedirte disfrutar de Marvel o sus obras. Y decir que ella no hace ‚Äúcine real‚ÄĚ es un error, pero eso no puede ser un impedimento para que se reconozca el problema. Hacer pel√≠culas de h√©roes no es un error, y las ganancias del entretenimiento tampoco lo son. Pero el arte debe ser sin√≥nimo de cuestionamiento, y Marvel, como el monopolio de Disney, actualmente representa uno de los s√≠ntomas m√°s serios de la f√≥rmula m√°gica como herramienta para una transici√≥n peligrosa para la industria.

Mientras tanto, el periodismo tambi√©n necesita elevar las pautas correctas dentro de un escenario tan ca√≥tico. De lo contrario, el asunto continuar√° siendo visto superficialmente. Y este es un problema a√ļn mayor.

0 Shares