Dickinson: revisión de la temporada 1

Hailee Steinfeld brilla en una de las series m√°s creativas de 2019.

Puntuación: 4.0 / 5.0

Nunca es una tarea f√°cil contar el viaje de una figura hist√≥rica. Usar solo documentos de siglos pasados ‚Äč‚Äčy transcribirlos en alg√ļn idioma actual es demasiado anacr√≥nico para ser 100% correcto. Por lo tanto, es com√ļn ver biograf√≠as fr√≠as, en ese estilo que siempre se convierte en el favorito de Oscar, pero que casi nunca llega al gusto del p√ļblico. La creadora Alena Smith decidi√≥ elegir un camino muy diferente con Dickinson.

Adem√°s de escapar de los moldes que optan por ser una comedia, la serie utiliza la imagen de Emily Dickinson (Hailee Steinfeld) como filtro para observar los d√≠as actuales. Desde la primera escena (y el primer improperio), est√° claro que esta no es una biograf√≠a com√ļn, sino una analog√≠a de fantas√≠a. La apuesta de Apple TV + se pasea por el juego para observar la figura de un artista tan pionero, tratando de adivinar lo que estaba pasando por su mente, construyendo arcos a partir de sus enigm√°ticos poemas. Todo esto con una configuraci√≥n de per√≠odo, pero utilizando lenguajes y actitudes del siglo XXI. Por ejemplo, el tema de la sexualidad es com√ļn en la vida de los j√≥venes protagonistas, mientras que Emily tiene prohibido publicar sus obras porque es una mujer.


Se construye un mundo parad√≥jico, formado por reglas y absurdos, que se acerca y se aleja de la realidad al mismo tiempo. A pesar de utilizar el humor para romper las expectativas, la concepci√≥n de tal universo se realiza de forma natural, equilibrada por un gui√≥n inteligente y sarc√°stico, donde sus toques de exageraci√≥n est√°n justificados por la imaginaci√≥n f√©rtil del protagonista, casi como un cruce entre Euphoria y Maria Antonieta. Despu√©s de todo, si el trabajo de Emily Dickinson se consideraba moderno para su √©poca, ¬Ņpor qu√© no acercarlo a lo moderno de hoy? Si renderizas secuencias como la fiesta ‚ÄúWild Nights‚ÄĚ, est√° bien. De hecho, la banda sonora se vuelve esencial en esta misi√≥n y merece ser destacada.

A veces, los dramas de Emily pueden parecer demasiado infantiles, pero la mayor√≠a de ellos logran aportar algo tangible al debate, vagando entre sus mundos no tan opuestos. Algo in√ļtil como el deseo de ver el circo se convierte en una met√°fora de la aceptaci√≥n, rodeado de una cr√≠tica sobre la hipocres√≠a, capaz de tocar al espectador y a√ļn hablar con el presente. Todo esto para el pr√≥ximo episodio para una fiesta de Navidad, con derecho a la s√°tira de otra figura literaria, en una gran participaci√≥n de Zosia Mamet. De hecho, las alineaciones de Wiz Khalifa y John Mulaney en papeles inusuales son la guinda del pastel, lo que agrava a√ļn m√°s el aspecto pol√≠ticamente incorrecto.


Uno de los temas centrales de la serie es la relaci√≥n de Emily y Sue (Ella Hunt). Si los historiadores debat√≠an un posible romance entre cu√Īadas, aqu√≠ se hace realidad, incluso si est√°n atrapadas bajo las limitaciones del tiempo en que viven. Tales obst√°culos y las actuaciones honestas de sus artistas ofrecen algo que gana a la multitud, a pesar de que la historia real nunca permitir√° un final feliz tradicional. El defecto aparece en el peque√Īo desarrollo del hu√©rfano, algo que termina siendo recurrente entre los asistentes de Dickinson. El enfoque en Emily hace que sus compa√Īeros de escena se vuelvan irregulares y sigan solo las necesidades del gui√≥n, con la excepci√≥n de su padre (Toby Huss) y su hermana Lav√≠nia (Anna Baryshnikov, una revelaci√≥n), incluso si esta √ļltima est√° asociada con el papel. de alivio c√≥mico con su madre, la se√Īora Dickinson (Jane Krakowski, quien se toma el tiempo para encontrar su tono).

El encanto de Dickinson se encuentra en la protagonista, no solo por el talento de Steinfeld, sino por la forma de humanizar al personaje, incluso en un entorno tan fantasioso. El sentimiento de no pertenencia es palpable en un momento que no lo comprende, pero la serie no duda en condenar sus errores y su inutilidad al mismo tiempo. Si la historia retrata a Emily como una reclusa, esa serie la pinta como una rebelde pionera, en una batalla constante contra los l√≠mites impuestos a su cosmovisi√≥n. ¬ŅY qui√©n puede decir que esta es una versi√≥n incorrecta del poeta? ¬ŅUna historia escrita por hombres que ignoraron la voz femenina durante siglos? El deseo aqu√≠ es simplemente usar las geniales palabras de un artista ic√≥nico para hablar con la generaci√≥n actual. Y esa misi√≥n se cumple.


0 Shares