Todas las Noticias en Pel√≠culas, Avances de Pel√≠culas y Rese√Īas.

La construcción de una fábrica de chips alemana TSMC parece inminente

TSMC debía votar el martes sobre los planes para una fábrica de chips en Alemania. El gigante taiwanés de los chips quiere construir esa fábrica en colaboración con Bosch, Infineon y NXP.

Desde hace alg√ļn tiempo circulan rumores sobre una f√°brica alemana de TSMC. A finales de febrero se supo que TSMC quiere empezar a utilizar la f√°brica dos a√Īos m√°s tarde de lo previsto. Antes de que esto suceda, la junta directiva del gigante de los chips debe tomar una decisi√≥n sobre la construcci√≥n. Seg√ļn el peri√≥dico econ√≥mico alem√°n Handelsblatt ¬ŅSer√° el 8 de agosto?, informa bas√°ndose en fuentes del gobierno alem√°n. Se espera que la junta apruebe los planes, seg√ļn el peri√≥dico. La construcci√≥n costar√° unos 10 mil millones de euros.

TSMC no tiene que pagar la factura de esos costos solo. En primer lugar, el gigante de los chips est√° trabajando con Bosch, Infineon y NXP en la construcci√≥n de la f√°brica de chips. Adem√°s, el gobierno corre con aproximadamente la mitad de los costos; Seg√ļn los informes, a los taiwaneses se les prometieron unos 5.000 millones de euros en subvenciones para la construcci√≥n de la f√°brica.

Handelsblatt confirma además que la fábrica se está construyendo cerca de Dresde. Inicialmente, la fábrica se utilizará para la producción de chips y microcontroladores de 28 nm. Se trata concretamente de los chips necesarios para la industria automovilística alemana. Aunque inicialmente se limitará a tecnología de chips relativamente antigua e ineficiente, la fábrica podrá actualizarse en el futuro. Sin embargo, esto es menos necesario para la industria del automóvil; La eficiencia juega allí un papel menos importante que en el caso de la tecnología móvil.

Recomendado:  Los relojes inteligentes Fitbit Versa y Sense vuelven a perder funciones

Inversiones en Alemania

TSMC no es el primer fabricante de chips que visita Alemania. No es tan especial: el país gira en torno a su industria automovilística y también ofrece una gran cantidad de trabajadores altamente cualificados. Además, el gobierno alemán parecía estar dispuesto a invertir fuertemente en su industria de chips. Anteriormente Intel ya había tomado la decisión de abrir una fábrica de chips en el país del norte de Europa. Para ello, decidió inicialmente invertir 18.000 millones de euros en la creación de dos fábricas. Esta cantidad aumentó posteriormente a 30 mil millones de euros.

El inter√©s de Intel y TSMC en Europa est√° impulsado en parte por la llamada Ley de Chips de la UE. Seg√ļn esta legislaci√≥n, los fabricantes de chips pueden solicitar subvenciones para construir una f√°brica de chips en Europa. Con esto, Europa espera volverse menos dependiente tecnol√≥gicamente de China y otros pa√≠ses del Este.