La maravillosa Sra. Maisel: Revisi√≥n de la temporada 3 ‚Äď Noticias de la serie

Cuando lo visual comienza a ser más elogiado que el guión, hay algo mal en el mundo de la maravillosa Sra. Maisel.

Puntuación: 3.0 / 5.0

Hay varios tipos de series por ah√≠. Algunos son puro entretenimiento, otros promueven las cr√≠ticas sobre la sociedad, mientras que todav√≠a hay quienes recrean cierta √©poca. Apoy√°ndose fuertemente en la √ļltima categor√≠a, The Marvelous Mrs.Maisel se ha convertido en una ‚Äúserie de confort‚ÄĚ. Como su nombre lo indica, es una serie de comodidades que calientan el coraz√≥n, con un viaje nost√°lgico, un dise√Īo de producci√≥n impecable y di√°logos r√°pidos. caso espec√≠fico. Pero, ¬Ņcu√°nto tiempo deber√≠a el p√ļblico estar contento con una comodidad simple?

La tercera temporada de la serie Amy Sherman-Palladino sigue a Midge (Rachel Brosnahan) en su primera gran gira, abriendo los espect√°culos para el famoso cantante Shy Baldwin (Leroy McClain), mientras que Susie (Alex Borstein) a√ļn acepta el desaf√≠o de ser una empresaria egoc√©ntrica. (y ex rival) Sophie Lennon (Jane Lynch). Por lo tanto, una buena parte de los episodios de tales tomas coloca al d√ļo protagonista en situaciones divertidas en diferentes lugares, como Las Vegas y Miami, donde, nuevamente, la representaci√≥n visual de la trama sigue siendo perfecta. Las largas tomas de dise√Īo dedicado y trabajo de vestuario llevan al espectador a principios de la d√©cada de 1960. Pero la discrepancia entre la est√©tica y el texto se est√° perdiendo demasiado.


Si los di√°logos r√°pidos a√ļn le dan un toque especial a la narrativa, muchos personajes no encuentran evoluci√≥n en sus viajes. La propia Midge conf√≠a en el encanto durante gran parte de la temporada, solo comienza a lidiar con problemas ‚Äúfuera de su caja‚ÄĚ en los episodios finales. Hasta que su inmadurez emocional finalmente tenga un alto precio, vemos al comediante atrapado en situaciones de breves consecuencias, a√ļn rodeado de la comodidad (mira esa palabra nuevamente) de su vida en el Upper East Side. Uno de los pocos aspectos destacados para la ni√Īa es precisamente su interacci√≥n con Lenny Bruce (Luke Kirby, quien merece ganar otro Emmy por su trabajo esta temporada). Adem√°s del hermoso quinto episodio, solo adquiere una importancia narrativa real en el √ļltimo cap√≠tulo, incluso en un giro hermoso, pero largo.

Cerca del arco de la se√Īora Maisel, es Susie quien brilla, cuando la empresaria llega a conocer un mundo nuevo al que no est√° acostumbrada: el √©xito. Si todav√≠a vive en su peque√Īo departamento, comienza a disfrutar los lujos de la gira de Shy y anhela vuelos m√°s altos con Sophie; al mismo tiempo que su ca√≠da puede ser a√ļn mayor. Y Borstein aprovecha al m√°ximo estos momentos, siempre con sarcasmo √°cido, entregando frases absurdas de manera triunfante. La secuencia en la que tu personaje aprende a nadar es una de las cosas m√°s divertidas que hace Sherman-Paladino, es decir, teniendo en cuenta que estamos hablando del creador de algo precioso como Gilmore Girls.


Hablando de Gilmore Girls, aquí hay un claro deseo de construir un universo excéntrico alrededor de Midge, al igual que Stars Hollow existió cerca de Lorelai (Lauren Graham) y Rory (Alexis Bledel). Para esto, refuerza las figuras inusuales de su familia y agrega arcos para cada uno de ellos. Desafortunadamente, dicho proceso tampoco es exitoso, a pesar de tal inmersión. Abe (Tony Shalhoub) y Rose (Marin Hinkle) se enfrentan a un cambio en el estilo de vida, ya que necesitan vivir con los padres de Joel (Michael Zegen): Moishe (Kevin Pollak) y Shirley (Caroline Aaron), de forma repetitiva. comedia de enredo de gritos innecesarios.

El viaje de Joel de abrir su club nocturno culmina en una trama secundaria un tanto estereotipada, salvada solo por el encanto de su nuevo interés amoroso, Mei (la gran Stephanie Hsu). Hablando de noticias del elenco, Sterling K. Brown roba todas las escenas como el manager de Shy, Reggie, lo que le da complejidad a un personaje que parece simplista al principio, pero se embarca en una narración de temas importantes, solo pintada por la serie. Al mismo tiempo, Liza Weil se desperdicia en una historia que no llega a ninguna parte.

Brevemente, La maravillosa se√Īora Maisel se esfuerza tanto por construir su propio universo televisivo, enfoc√°ndose en lo visual y el tama√Īo, pero olvidando aportar dimensiones m√°s profundas a sus personajes. Incluso con episodios de una hora cada uno, todas las complejidades se posponen al cap√≠tulo final, arrojando a tus personajes a sketches c√≥micos vac√≠os hasta entonces. En ese momento, la trama se atreve y muestra que todav√≠a tiene un coraz√≥n. Solo est√° escondido debajo de los muchos vestidos de Midge.

0 Shares