La victoria de Parasita en el Oscar significa más de lo que creías (Opinión)

Corea del Sur ha estado en el epicentro de la cultura pop durante a√Īos, pero la aclamaci√≥n en Hollywood puede romper las barreras que van mucho m√°s all√° del cine.


Hace una semana, Parasita gan√≥ el soberano Oscar 2020, el m√°s disputado en los √ļltimos a√Īos. Hubo cuatro premios tan merecidos como inesperados: cine, cine internacional, gui√≥n original y director de Bong Joon-Ho. Fue una sorpresa ‚Ķ ¬Ņpero lo fue?

El hecho es que Par√°sito no solo fue el mejor largometraje lanzado en 2019, sino tambi√©n el m√°s comprometido y conectado con nuestro tiempo, uno de los pocos nominados al premio principal que no es una ‚Äúpel√≠cula de √©poca‚ÄĚ. Tambi√©n es raro que un trabajo con tanta aceptaci√≥n popular (al menos en las redes sociales) recolecte la mayor cantidad de trofeos de oro en la misma noche. Y es necesario mencionar la originalidad de haber sido la primera pel√≠cula asi√°tica y no inglesa en ser coronada con el premio m√°s grande del mundo occidental.

El Oscar de este a√Īo pasar√° a la historia como el que sorprendi√≥ a los expertos, demoli√≥ las expectativas (y los premios) y super√≥ los rencores que dejaron los premios anteriores. ¬ŅO fue alguien realmente feliz con la victoria de Green Book en 2019? Al menos para aquellos ama el cineEste a√Īo, se ha hecho justicia.

Y, por supuesto, estamos hablando del éxito occidental de un película hablada en coreano. Significa mucho.

Bong Joon-Ho recibe el segundo de cuatro premios Parasite en el Oscar 2020.E

Culturalmente hablando, hemos estado obsesionados por mucho tiempo con lo que sucede en Corea del Sur. El √©xito del cine es solo la punta del iceberg, que, por cierto, no vino por casualidad: es el resultado de un proyecto federal ambicioso (y envidiable) para apoyar la cultura establecida hace 25 a√Īos, y que ha producido maravillas audiovisuales indispensables, desafortunadamente a√ļn dif√≠ciles de acceder. Busque pel√≠culas coreanas en las plataformas de transmisi√≥n y d√©jese decepcionar por la escasez.

Mientras tanto, el peque√Īo gigante asi√°tico contin√ļa capitalizando la atenci√≥n mundial en otros sectores, con logros en la m√ļsica (con K-Pop y sus derivados), en televisi√≥n (con dramas o K-Dramas) y en juegos (con actuaciones absurdas tus jugadores de eSports). Tambi√©n hay aspectos destacados notables en los mundos de la gastronom√≠a (¬°kimchi!) Y cosm√©ticos (¬°maquillaje!), As√≠ como la ubicuidad en las industrias de tecnolog√≠a automotriz y personal. Y como guinda del pastel, el pa√≠s todav√≠a tiene la conexi√≥n a Internet m√°s r√°pida del planeta. ¬ŅNecesitar m√°s?

La merecida consolidaci√≥n de Corea del Sur como un jugador tan relevante en el contexto pop deber√≠a ser un alivio para aquellos a quienes les gusta imaginar el mundo como un lugar diverso, fascinante e infinitamente interesante. Todo indica que esta fuente de noticias y sorpresas est√° lejos de agotarse, y es otro m√©rito evidenciado por la consagraci√≥n de la mirada talentosa y compasiva de Bong Joon-Ho. De hecho, no es extra√Īo que una apariencia tan peculiar se convierta en un fen√≥meno global.

Por qu√© la oscura e inc√≥moda trama de Par√°sito Fue dise√Īado para sonar familiar, molesto y hacerte pensar. La injusticia social, el capitalismo salvaje, los conflictos entre los pobres y los ricos ‚Ķ hoy en d√≠a son pautas b√°sicas para cualquier naci√≥n en la Tierra, independientemente de su situaci√≥n pol√≠tica o regi√≥n. Incluso es tristemente simb√≥lico que Oscar premi√≥ la pel√≠cula el d√≠a antes de que lluvias torrenciales devastaran los barrios pobres y ricos de S√£o Paulo, el coraz√≥n econ√≥mico de Brasil. As√≠ como Parasita nos frota la cara todo el tiempo, nadie es completamente inmune a una tragedia devastadora.

La familia Kim invade el hogar y perturba la paz de la familia Park.

Por √ļltimo, pero no menos importante, el generalizado Par√°sito Parece que nos ha interesado m√°s en el cine y, en consecuencia, en los premios que celebran este arte. Este a√Īo m√°s que nunca, Oscar se ha convertido en m√°s que una herramienta para promover pel√≠culas, pero tambi√©n para alentar al p√ļblico a entender m√°s sobre el cine Y eso va mucho m√°s all√° de comprender la diferencia entre ‚Äúedici√≥n de sonido‚ÄĚ y ‚Äúmezcla de sonido‚ÄĚ. Un an√°lisis en mi burbuja personal revel√≥ que las personas quieren debatir m√°s sobre lo que ven y, en consecuencia, conocer m√°s pel√≠culas de calidad. Ya no es necesario ser aficionado al cine para participar en un premio Oscar, incluso si hacerlo bien es m√°s una cuesti√≥n de suerte que otra cosa. Fue muy divertido evaluar por su cuenta qui√©n se lo merece y qui√©n no, y la ubicuidad de Parasita como la favorita de los premios tuvo mucha influencia en eso.

¬ŅC√≥mo afectar√° el ‚Äúfactor par√°sito‚ÄĚ al cine y los premios mundiales en los pr√≥ximos a√Īos? No quiero creer que fue un evento aislado que no representar√° un cambio real. Prefiero apostar por una evoluci√≥n real relacionada con una mayor conciencia de quienes votan por la Academia, y que el reciente intento de diversificar a los votantes est√° dando sus frutos. Nuestra idea de una ‚Äúpel√≠cula ganadora de un Oscar‚ÄĚ puede tener un nuevo significado en el futuro, y solo me hace preguntarme c√≥mo habr√≠a sido si esta visi√≥n m√°s ‚Äúabierta‚ÄĚ de los votantes hubiera funcionado durante algunos a√Īos ‚Ķ

Aquí está mi apoyo para películas más incómodas y necesarias como Parásito… y para victorias más sorprendentes de esos desvalidos. El mundo necesita este tipo de sacudida del sistema.

Pablo Miyazawa es columnista de cultura pop de Amo el cine.

0 Shares