Todas las Noticias en Pel√≠culas, Avances de Pel√≠culas y Rese√Īas.

Los fabricantes de chips estadounidenses notan una caída

La industria estadounidense de chips está empezando a notar una caída en la demanda, en parte debido a una menor aceptación por parte de los proveedores de nube.

Si bien la industria de los chips vivi√≥ durante mucho tiempo momentos muy dif√≠ciles debido a la excesiva demanda, seg√ļn algunos analistas y fabricantes estadounidenses de semiconductores, esto parece estar cambiando ahora, y no de forma muy positiva. As√≠ lo informa la agencia de noticias Reuters en un mensaje. Observan una disminuci√≥n en la demanda de chips, lo que pone en peligro las pr√≥ximas inversiones de la industria.

Seg√ļn Reuters, parte del problema podr√≠a deberse a una disminuci√≥n de los ingresos de la nube en Google, Microsoft y Amazon. Esto obligar√≠a a los proveedores de la nube a posponer importantes inversiones en sus centros de nube. Como resultado, la demanda tambi√©n cae entre los fabricantes de chips.

Seg√ļn Sumit Sadana de Micron, esto ser√≠a s√≥lo una parte del problema. La escasez de determinados chips actuar√≠a como un cuello de botella para la producci√≥n de nuevos servidores, as√≠ como un excedente de otros semiconductores. La situaci√≥n econ√≥mica tambi√©n significar√≠a que las empresas comprar√≠an chips cada vez con menos frecuencia.

Peque√Īo impacto

A√ļn no est√° claro cu√°l ser√° el impacto exacto de la disminuci√≥n del gasto. Intel indic√≥ hace un tiempo que quer√≠a invertir bastante dinero en ampliar su capacidad de producci√≥n, tanto en Estados Unidos como en Europa. De este modo, ha reservado unos 80 mil millones de euros para inversiones europeas. Actualmente tambi√©n hay conversaciones entre Intel y el gobierno italiano sobre la puesta en marcha de una f√°brica.

Recomendado:  Conectar l√°mparas Hue y TV Samsung cuesta 130 euros

El actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, también firmó la semana pasada el nuevo plan de apoyo a la industria de los chips. De este modo, liberan 52 mil millones de dólares para la producción de semiconductores en su propio territorio. Ahora que los fabricantes gastarán menos, tampoco está claro en qué medida harán uso de esta subvención adicional.