Mostra SP 2019: ‚ÄúEra como si mi cuerpo se estuviera rompiendo‚ÄĚ, revela el director de War Photographer sobre la filmaci√≥n (entrevista exclusiva) ‚Äď Cinema News

Boris B. Bertram cree que Brasil y Dinamarca son similares en la forma de pensar sobre la producción cinematográfica.


La grabaci√≥n de im√°genes en zonas de guerra fue uno de los temas principales en el programa del 43 ¬į Festival Internacional de Cine de S√£o Paulo, con producciones como Hearts and Bones, de Ben Lawrence, y el documental Photographer of the War, del dan√©s Boris B. Bertram. Este √ļltimo sigue la rutina de Jan Grarup, uno de los profesionales m√°s aclamados e influyentes en este campo.

La idea de la pel√≠cula es mostrar c√≥mo Grarup necesita dividir su tiempo entre el trabajo, lo que implica largos viajes, adem√°s del estr√©s f√≠sico y emocional de presenciar conflictos armados y la familia. Cuando le sorprende la noticia de que su ex esposa est√° muriendo de c√°ncer cerebral severo, Grarup necesita reajustar toda su rutina para estar presente en la vida de los cuatro ni√Īos, que se mudan con √©l durante el tratamiento de su madre.

Por lo tanto, el documental est√° dispuesto a tocar no solo las heridas muy profundas del fot√≥grafo, sino que tambi√©n lo acompa√Īa en expediciones peligrosas a las zonas de confrontaci√≥n. EL Amo el cine Tuve la oportunidad de hablar con Bertram en S√£o Paulo sobre War Photographer y el proceso de producci√≥n de la pel√≠cula. Mira la conversaci√≥n a continuaci√≥n.


Me gustar√≠a que comenzaras diciendo por qu√© decidiste hacer esta pel√≠cula. ¬ŅQu√© en Jan Grarup quer√≠as contar tu historia?

Boris B. Bertram: Esta es mi tercera pel√≠cula sobre resoluci√≥n de conflictos. El primero fue sobre el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el segundo fue sobre la participaci√≥n de los Estados Unidos, el Reino Unido y Dinamarca en la Guerra de Irak, y el tercero es Fot√≥grafo de guerra. A diferencia de los dem√°s, esta vez la idea era seguir a un personaje con botas sobre el terreno (es decir, qui√©n va personalmente a la regi√≥n de conflicto). Eso fue parte de mi inspiraci√≥n. He seguido el trabajo de Jan durante muchos a√Īos, y √©l hace dos tipos de registros: im√°genes po√©ticas que involucran problemas sociales suscitados por conflictos; y documental de cr√≠menes de guerra. En 30 a√Īos, ha estado en guerra en todas partes, pasando por Ruanda, Somalia, Chechenia, Oriente Medio, etc. Salta de una guerra a la siguiente y, sin embargo, necesita descubrir c√≥mo ser un buen padre. La pel√≠cula es tanto un retrato de un fot√≥grafo como un drama familiar, que son dos din√°micas interesantes y contrastantes.

Las pel√≠culas sobre personajes de guerra generalmente tienen un contenido m√°s deprimente, y las retratadas son personas traumatizadas. Jan Grarup huye un poco de eso y trata de verse lo m√°s feliz y saludable posible. ¬ŅFue este enfoque consciente?

Boris B. Bertram: Cuando Jan habla de s√≠ mismo, dice que es un alma herida. Tiene trastorno de estr√©s postraum√°tico y ha usado drogas. Entonces, tom√© una decisi√≥n consciente de producir una pel√≠cula contada en escenas, no en entrevistas con √©l. Depende del espectador interpretarlo, decir si es un buen padre o no. Creo que la gente puede ver que el trabajo lo persigue. Vio mucho, tom√≥ muchas fotos, y le viene a √©l en el olor, en las interacciones sociales. No est√° completamente equilibrado, pero los ni√Īos lo ayudan a convertirse en una persona normal. Las escenas con la familia son las m√°s honestas, porque es un lado diferente en relaci√≥n con lo que la gente lee en el peri√≥dico.

En algunas escenas, los ni√Īos parecen inc√≥modos ante la c√°mara, especialmente el ni√Īo m√°s peque√Īo. ¬ŅC√≥mo fue la experiencia de pasar tanto tiempo con la familia? Pr√°cticamente te conviertes en miembro de ella.

Boris B. Bertram: Hab√≠a tres reglas desde el principio. Primero, Jan no quer√≠a ning√ļn tipo de interferencia entre √©l y la c√°mara cuando tomaba fotos. En segundo lugar, pod√≠a decir que no a la filmaci√≥n cuando est√°bamos en zonas de guerra, por razones de seguridad. Y el tercero es que los ni√Īos tuvieron que estar de acuerdo con todas las escenas de la pel√≠cula. Ten√≠amos un contrato muy firme, y eso nos permiti√≥ intimar, porque sab√≠an que tendr√≠an la √ļltima palabra en la edici√≥n. Esta es una decisi√≥n muy importante para hacer como artista.

Dar control creativo a otra persona.

Boris B. Bertram: S√≠, pero pens√© que esta era la √ļnica forma de hacerlo. Y estoy muy contento con el resultado y lo que cambi√≥, creo que se convirti√≥ en una mejor pel√≠cula, fue un buen equilibrio.

Fuiste a las zonas de guerra con Jan. ¬ŅQu√© tipo de cuidado tuviste que tomar para asegurarte de que la filmaci√≥n fuera segura?

Boris B. Bertram: En primer lugar, recibimos capacitaci√≥n b√°sica sobre c√≥mo comportarse en una zona de guerra. Jan tiene mucha experiencia, ha estado haciendo esto durante 30 a√Īos. Un ex soldado nos dijo a d√≥nde ir, condujo por nosotros y nos salv√≥ la vida varias veces, seguro. No planeaba ir all√≠, pero era una necesidad. Cuando regres√©, estaba muy enfermo, vomit√© varias veces, fue como si mi cuerpo se estuviera rompiendo. Jan dijo que estaba reaccionando ‚Äúen el buen sentido‚ÄĚ. Y realmente reaccion√©, porque me lo sac√≥ de alguna manera. No estoy traumatizado, pero por supuesto, cuando ves la guerra, te afecta por el resto de tu vida.

En Brasil, no recibimos muchas pel√≠culas danesas en los cines, pero, en general, es posible notar que hay una audiencia para ellos, como sucedi√≥ recientemente con Queen of Hearts, la pel√≠cula seleccionada para representar a Dinamarca en los Oscar. ¬ŅC√≥mo crees que podemos acercar esta relaci√≥n entre pa√≠ses?

Boris B. Bertram: Me alegra que hayas dicho que nuestras pel√≠culas tienen espacio en los cines brasile√Īos. Creo que tenemos una tradici√≥n, en Dinamarca, de centrarnos en historias humanistas y conflictos psicol√≥gicos, con personas complejas, que a veces dicen una cosa y hacen otra. Creo que es nuestra marca y somos muy honestos al retratar estos conflictos humanos. Tambi√©n nos gusta hacer pel√≠culas donde no entregamos todo al p√ļblico. Tenemos que desafiar a los espectadores, mirarlos como personas realmente inteligentes, no podemos subestimarlos. Y eso es exactamente lo que trato de hacer en mis pel√≠culas. Es interesante porque hay una din√°mica interesante entre brasile√Īos y daneses, una similitud en la forma de ver la vida. Incluso nos llaman ‚Äúbrasile√Īos del norte‚ÄĚ all√≠.

¬ŅEs cierto?

Boris B. Bertram: ¬ŅC√≥mo crees que somos? ¬ŅFr√≠o?

Creo que este es el estereotipo, la idea general que tiene la gente.

Boris B. Bertram: Cuando estoy en Brasil, me doy cuenta de que la gente es muy abierta, muy expresiva, y eso me encanta. También tenemos un poco de eso en Dinamarca, nos gusta expresarnos, bailar. Podemos estar un poco más tranquilos, pero cuando nos abrimos, somos muy participativos en estos asuntos.

¬ŅCrees que Queen of Hearts es una buena representante del cine dan√©s? ¬ŅFue una buena elecci√≥n para Oscar?

Conozco a la directora (May el-Toukhy), y lo que me encanta es c√≥mo ella usa la naturaleza para presentar elementos de doble sentido. La pel√≠cula es excelente, tiene una audiencia muy alta en Dinamarca, ha estado funcionando durante 9 meses. Ahora, nuestro cine se centra en historias femeninas y directoras, y est√°n haciendo cosas incre√≠bles. Creo que es importante pensar en la protagonista, ¬Ņqu√© tipo de mujer es esta? ¬ŅPor qu√© tenemos que mirarla? ¬ŅPor qu√© est√° haciendo lo que hace? ¬ŅPor qu√© Jan Grarup, en mi pel√≠cula, hace lo que hace? Son an√°lisis interesantes para hacer de la humanidad en el mundo moderno.

0 Shares