Pennyworth: Preludio de Batman intenta equilibrar la innovaci√≥n y los personajes inspirados en los c√≥mics (primeras impresiones) ‚Äď Noticias de la serie

La serie de los mismos creadores de Gotham trae un aire de 007, pero su primer episodio no es realmente emocionante.

Todos conocen a Alfred, el mayordomo y fiel escudero de Bruce Wayne. ¬ŅNo es lo mismo? Pero, ¬Ņalguna vez te has detenido a pensar en c√≥mo lleg√≥ a ser el tutor, sirviente, h√©roe y mano derecha de Batman? Esta es la premisa de Pennyworth, una serie de los mismos creadores de Gotham, y posiblemente ambientada en el mismo universo que Gotham. Ella tiene la intenci√≥n de responder todo lo que siempre quisiste saber sobre Alfred, pero nunca tuvo el coraje de preguntar. ¬ŅTendr√° √©xito?

EL Amo el cine pudo ver de primera mano el episodio piloto de la serie, que se mostr√≥ en la Comic-Con 2019 de San Diego. Con Jack Bannon (The Imitation Game) en el papel principal, la producci√≥n explora una versi√≥n para adultos j√≥venes, reci√©n salidos de la guerra, de Alfred Pennyworth. Sufriendo de estr√©s postraum√°tico, tiene pesadillas sobre sus d√≠as en conflicto, y trabaja como portero y guardaespaldas para una sala de conciertos en Inglaterra, con el objetivo de tener su propia compa√Ī√≠a de seguridad.


Conoce a un joven Thomas Wayne, interpretado por Ben Aldridge (Fleabag), directamente involucrado en una conspiración de la Raven Society. El futuro padre de Batman es visto aquí como otro empresario (y no como un médico, a diferencia de las iteraciones anteriores), sin refinamiento ni adulación, una versión interesante del personaje. Destaque por la buena conversación entre Wayne y Alfred en el auto, anticipando un conflicto con bandidos.

Con una fotograf√≠a en tonos sepia, la serie aborda el tema de la familia, tanto en la relaci√≥n del ni√Īo con sus padres como en las conversaciones que tiene con su novia Esm√© (Emma Corrin, quien interpretar√° a la princesa Diana en The Crown), con quien Bannon muestra poca qu√≠mica. En cierto momento, cuando el padre revela que quiere que Alfred sea un mayordomo, el joven abre el deseo de ser ‚Äúsu propio hombre‚ÄĚ. Poco sabe √©l que cuando se involucre con la familia Wayne, dif√≠cilmente lo ser√°.


Uno de los principales méritos de la producción es también su mayor aspecto negativo. Ambientada en una década de 1960 alternativa, en la que se muestran ladrones en las calles y las aeronaves vuelan sobre los cielos del Reino Unido, Pizca logra destacarse del origen de Batman. Por un lado, crea una historia original, diferente de los cómics. Por otro lado, se vuelve repetitivo en relación con otras producciones, bebiendo directamente de fuentes como James Bond e incluso Kingsman. El traje impecable; misiones en nombre de la reina; el héroe cortés que dice que no le gusta la violencia pero mata a quemarropa sin dudarlo; El acento es encantador, pero un poco forzado. Todos estos son elementos vistos previamente en las películas del agente 007, por ejemplo.


Con tantas referencias, la serie Epix podría provocar nostalgia, sin embargo, su primer capítulo no es realmente emocionante, excepto, tal vez, por la animada apertura y la banda sonora con canciones clásicas de la época. Queda por ver el esfuerzo de Bannon por imitar el trabajo de Michael Caine como Alfred en la trilogía The Dark Knight, que una vez más puede verse como un tributo o una dificultad para innovar.

La violencia, abierta y algo forzada, est√° presente en la producci√≥n, tanto en escenas que involucran al protagonista (con su actitud de ‚Äúpie en la puerta‚ÄĚ) como en secuencias (de tortura) protagonizadas por los villanos: la despiadada Bet Sykes (Paloma Faith ) y el temido Lord Harwood (Jason Flemyng). Muy caricaturescos, los personajes escapan al tono de la serie, que tiende a ser m√°s ‚Äúseria‚ÄĚ. Al mismo tiempo, aportan un diferencial y una especie de ‚Äúsadismo‚ÄĚ, ya que presentan elementos tomados directamente de los c√≥mics y recuerdan a los enemigos de la serie. Gotham, tambi√©n creado por showrunners de Pizca, Bruno Heller y Danny Cannon.


Una cosa es segura: Alfred ya estaba rudo desde su juventud. El personaje no deja nada que desear en términos de heroísmo, pero el primer episodio de su producción no fue suficiente para encarnar su historia de origen, o incluso para que Jack Bannon lo convenciera como un rompecorazones. El capítulo deja un misterio en el aire e introduce una conspiración más grande que la que se avecina. Esperas y ves.

0 Shares