Revisi√≥n | Choque ‚Äď En el borde (2004)

Hace casi 15 a√Īos, la pel√≠cula ‚ÄúChoqueRecibi√≥ el premio m√°s famoso en cine, y es incre√≠ble cu√°nto se mantiene su tema actual. Casi como una telenovela, la trama ganadora de la edici√≥n de los Oscar 2006 se desarrolla a partir de la vida de varios personajes y c√≥mo se entrelazan en un per√≠odo de 36 horas.

Aunque el elenco solo tiene grandes posibilidades (Sandra Bullock, Brendan Fraser, Don Cheadle, Thandie Newton, Terrence Howard, solo por nombrar algunos), no hay un papel individual, ya que cada relación explorada expone una faceta del problema: intolerancia motivada diferencias

Un aspecto interesante a observar es la conexi√≥n entre el principio y el final de la pel√≠cula, construida por la presencia de dos accidentes automovil√≠sticos diferentes (‚Äúaccidente‚ÄĚ, en el original en ingl√©s y de ah√≠ el t√≠tulo). Al igual que en el tr√°fico, las vidas humanas van de la mano, hasta que en algunos momentos los encuentros bruscos (y probablemente la continuaci√≥n del t√≠tulo en portugu√©s ‚Äú- No Limite‚ÄĚ) conectan diferentes historias y destinos. En la caracter√≠stica en cuesti√≥n, estas reuniones suelen estar marcadas por prejuicios en varias formas: racismo, machismo, xenofobia, segregacionismo y autoritarismo jer√°rquico.

Al principio, las acciones de los personajes nos dan una idea de qui√©nes son, pero incluso eso se vuelve dif√≠cil de establecer en el transcurso de la pel√≠cula, ya que una persona es capaz de cometer errores y corregirlo varias veces en el mismo d√≠a. Esto evita la formaci√≥n de un estereotipo (precisamente lo que se lucha por la producci√≥n) de ‚Äúbuenos‚ÄĚ y ‚Äúvillanos‚ÄĚ, adem√°s de mostrar cu√°n tenue es la l√≠nea de prejuicio y cu√°n sutiles pueden ser nuestras actitudes prejuiciosas. La cr√≠tica social es, sin duda, una de las mejor ubicadas en mucho tiempo, lo que hace que el espectador se pregunte si realmente es una persona libre de prejuicios, o si todav√≠a no es consciente de ellos, cuando se identifica con las justificaciones y motivaciones de aquellos en la pantalla. .

Además, las situaciones de la trama muestran la vida tal como es: problemas matrimoniales, familias no estructuradas, desigualdad social, tragedias y milagros coexistentes, errores y reparaciones, etc. Allí se exponen las vulnerabilidades de nuestra sociedad, y quizás por eso es difícil absorber este mensaje: somos frágiles y cosechamos las consecuencias de esto todos los días.

Otro punto importante a destacar son las generalizaciones que tendemos a hacer como seres humanos, siempre creyendo que nuestras actitudes solo nos afectan a nosotros mismos. La película conduce a la percepción de la calidad colateral de cualquiera y todas las acciones tomadas, llamando la atención sobre el sentido de comunidad y alteridad que se ha perdido con la valorización del individuo responsable de sí mismo.

Para todos los efectos, el director Paul Haggis clav√≥ el enfoque cr√≠tico del comportamiento humano, que comienza, por supuesto, con sus (pre) conceptos sobre el otro, y vale la pena tener casi dos horas para acompa√Īar esta reflexi√≥n. sobre la humanidad y sus temas menos prestigiosos.

¬ŅTe gust√≥ la pel√≠cula? ¬°Deje su comentario!

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares