Revisi√≥n | El buen lugar (2016 ‚Äď 2020)

El director Mike Schur probablemente puede ser considerado como el m√°s exitoso en el mundo de comedias de situaci√≥n los ultimos a√Īos. Productor de La oficinay creador de Parques y Recreaci√≥n y Brooklyn nueve y nueve, todo con excelentes repercusiones cr√≠ticas y p√ļblicas, Schur ofrece una forma actual de hacer comedias, apostando por el contenido ‚Äúbuenas vibras‚Äú, Que aparentemente sigue complaciendo. Y es en esta l√≠nea que sigue a su creaci√≥n m√°s reciente, El buen lugar.

Lanzado por NBC en 2016 y mostrado, simult√°neamente y semanalmente, por Netflix, la serie cuenta la historia de Eleanor Shellstrop, interpretada por Kristen Bell (Hangover of Love), quien, despu√©s de morir, es recibida en ‚ÄúThe Good Place‚ÄĚ, Miguel (Ted Danson) Las preguntas b√°sicas sobre esta experiencia se responden en el primer episodio. ‚ÄúThe Good Place‚ÄĚ es un pueblo habitado por las mejores personas que jam√°s hayan vivido en el planeta Tierra. Cada cent√≠metro del lugar se adapta personalmente a los reci√©n llegados, desde casas y restaurantes, hasta las parejas rom√°nticas de cada uno. Eleanor, por otro lado, tiene al maestro senegal√©s como ‚Äúalma gemela‚ÄĚ Chidi Anagonye (William Jackson Harper). Todo parece ir bien hasta que la protagonista revela un secreto a su pareja: estaba confundida y no deber√≠a estar all√≠.

El desarrollo de eventos a partir de entonces se realiza de una manera muy ligera y humorística. Eleanor le pide a Chidi que intente hacerla una mejor persona. Sin embargo, Chidi se enfrenta a dilemas éticos todo el tiempo, como mentir y tolerar a una persona de moral muy cuestionable. Otros dos personajes son absorbidos por el conflicto, son Tahani Al-Jamil (Jameela Jamil), una socialité filántropa británica, y el monje budista que vive en un voto de silencio. Jianyu (Manny Jacinto) Además de Michael, el arquitecto todopoderoso del pueblo, y su asistente Janet (D’Arcy Carden) que está disponible para cada habitante de la aldea para responder cualquier pregunta o materializar cualquier solicitud.

Este universo parece loco y despistado, y realmente lo es. Pero nada de esto obstaculiza el disfrute de la serie, sino todo lo contrario. Los personajes también están siendo sometidos a esta locura completa por primera vez, por lo que es fácil empatizar entre ellos y entrar en la realidad propuesta. Todas las actuaciones están muy bien ejecutadas, lo que hace que las características más singulares y peculiares de cada personaje sean naturales.

Siguiendo la l√≠nea de otras producciones de Mike Schur, The Good Place es una serie inclusiva y diversa, pero sin parecer forzada en ning√ļn momento. Al igual que en Brooklyn Nine Nine, las cuestiones de g√©nero y raciales se tratan como deber√≠an ser: muy naturalmente. No hay grandes discursos, no hay ning√ļn intento de ‚Äúsellar‚ÄĚ, la gente simplemente coexiste en armon√≠a en sus diferencias (es importante tener en cuenta que esto es diferente de ignorarlos). El director ha estado demostrando con sus obras que es posible, s√≠, hacer un humor de gran calidad sin ofender a partes de la poblaci√≥n, y a√ļn m√°s, complacerlos a todos.

La serie abarca sus absurdos y en ning√ļn momento se toma a s√≠ misma demasiado en serio, lo que hace que la experiencia de verla sea muy agradable. Toca temas humanos como la pertenencia, la amabilidad y las relaciones personales, por lo que puede resonar con cualquiera que est√© dispuesto a presionar play. The Good Place est√° all√≠ para ser visto en familia, entre amigos, solo, de buen humor o de mal humor, por lo que si quieres probarlo, dif√≠cilmente te decepcionar√°.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares