Revisi√≥n | El precio del ma√Īana (2011)

En un mundo donde literalmente el tiempo es dinero, Will (Justin Timberlake) es un simple trabajador de un barrio pobre, cuyo lema es vivir un d√≠a tras otro. En este vecindario, todos los residentes trabajan para ahorrar tiempo, sin el cual no pueden vivir. Del mismo modo que ganan, tambi√©n pasan tiempo para comprar y hacer cualquier cosa que se les ocurra. En este contexto, frases como ‚Äúel tiempo es dinero‚ÄĚ, ‚Äúp√©rdida de tiempo‚ÄĚ o ‚ÄúNo tengo tiempo para esto‚ÄĚ son comunes y tienen mucho sentido.

El punto de inflexi√≥n de la funci√≥n es cuando Will recibe una donaci√≥n inesperada de un siglo. A partir de entonces, nuestro protagonista decide viajar a la regi√≥n de los ricos, para poner fin a la desigualdad que prevalec√≠a all√≠. En el lugar donde todos tienen ‚Äúmucho tiempo‚ÄĚ, Will conoce a Sylvia (Amanda Seyfried), hija del hombre m√°s rico, due√Īo de empresas y casas de cr√©dito.

Escrito y dirigido por Andrew Niccol (El Se√Īor de las Armas), El precio del ma√Īana tiene algunos defectos con respecto al montaje final de las escenas y la continuidad del tama√Īo, pero pueden ignorarse f√°cilmente a los ojos de un espectador.

A√ļn as√≠, la caracter√≠stica es ciertamente un buen entretenimiento. Tiene escenas de acci√≥n como persecuciones (en autom√≥vil o a pie), tiros, peleas, romance y un final abierto, donde es posible imaginar varios caminos para la continuaci√≥n de la historia.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares