Revisión | El primer hombre (2018)

El director de La La Land (2016), Damien Chazelle, vuelve a los cines con un proyecto a√ļn m√°s ambicioso que su musical. El primer hombre cuenta la historia de la vida de Neil Armstrong (Ryan Gosling), primer hombre en pisar la luna en 1969, en medio de la guerra fr√≠a. La caracter√≠stica se basa en el libro del mismo nombre de James R. Hansen.

Chazelle apuesta por un enfoque diferenciado para abordar un tema tan ampliamente conocido. El foco de la película está en la vida de Armstrong y en deconstruirlo como el héroe estadounidense, no con la intención de destruir la imagen del astronauta, sino de humanizarlo. La historia se desarrolla principalmente a través de la vida personal y las dificultades que Neil tuvo que enfrentar a lo largo de su vida con su esposa. Janet (Claire Foy)

La pel√≠cula es un trabajo hermoso en t√©rminos de t√©cnica. La fotograf√≠a de la pel√≠cula, dirigida por Linus Sandgren, nos transporta a lo √≠ntimo de la familia Armstrong a trav√©s de planes cercanos y planes detallados, con poca profundidad de campo, que nos limitan a las emociones y particularidades de los personajes. El p√ļblico est√° con ellos en sus momentos de sufrimiento, y la c√°mara lo deja muy claro. En algunas situaciones, se asume el punto de vista del protagonista, de modo que podamos mirar a trav√©s de sus ojos, haciendo casi posible sentir lo que √©l est√° sintiendo. Fuimos testigos de la claustrofobia de estar dentro de una c√°psula espacial, y de la agon√≠a ante una dificultad posiblemente letal.

Estos sentimientos se acent√ļan brillantemente a trav√©s del hermoso trabajo del equipo de sonido. En los momentos m√°s cruciales, nos encontramos inmersos en la atm√≥sfera de clausura y amenaza de la pel√≠cula. Las alarmas sonando, la c√°psula girando, las comunicaciones entre la tierra y los astronautas, cada elemento est√° muy bien trabajado para transportar al espectador al trabajo. La banda sonora, aunque no es muy llamativa, funciona bien en su propuesta, porque como dije antes, la pel√≠cula no tiene la intenci√≥n de agrandar o hacer que la haza√Īa sea a√ļn m√°s heroica.

Las actuaciones son muy convincentes. Ryan Gosling, como siempre, se siente c√≥modo interpretando a un personaje fr√≠o y complejo, y logra entregar al personaje de una manera muy poderosa. Claire Foy tambi√©n se destaca con un car√°cter fuerte y esencial para la construcci√≥n de la trama. Corey Stoll logra la haza√Īa de, en menos de un minuto de la escena, hacer que el p√ļblico arrugue la nariz para Buzz Aldrin, que no es una cosa f√°cil de hacer.

Sin embargo, el punto m√°s interesante de la pel√≠cula es la elecci√≥n del gui√≥n antes mencionada para adherirse a la humanidad por todo lo que sucedi√≥. Hay suficientes obras que alaban la haza√Īa estadounidense, y que transforman el aterrizaje lunar en algo heroico y s√ļper nacionalista. Es notable que esta no es la elecci√≥n del director. La pel√≠cula incluso plantea la cuesti√≥n de si la misi√≥n vali√≥ la pena o no, ya que cont√≥ con el sacrificio de muchos astronautas involucrados. Tambi√©n toca la cuesti√≥n de los gastos de la carrera espacial en un momento turbulento en la historia estadounidense y mundial. Y, principalmente, en la construcci√≥n de Armstrong como una persona fr√≠a y con muchos fantasmas que lo acosan.

Damien Chazelle fue capaz de presentar al mundo una nueva perspectiva sobre el alunizaje, y lo hizo sin mostrar muchas dificultades aparentes. Si con cada producción se vuelve más ambicioso, debemos esperar la próxima película de su repertorio. El director se ha consolidado como uno de los líderes de la nueva generación de Hollywood, y parece haber encontrado a Ryan Gosling un socio sólido para su trabajo.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares