Revisión | Elefante Blanco (2012)

Cuando miramos las bellas im√°genes de la ciudad de Buenos Aires, no nos detenemos a pensar en toda la podredumbre all√≠. Y con eso me refiero a la desigualdad extrema que afecta a los residentes de Par√≠s de Am√©rica. elefante blanco nos lleva exactamente a esos puntos en la regi√≥n. Donde las drogas, las guerras de pandillas y la pobreza acompa√Īan la vida cotidiana de los residentes.

En resumen, la trama gira en torno a los sacerdotes Juli√°n (Ricardo Dar√≠n) y Nicol√°s (J√©r√©mie Renier) Ambos estaban dispuestos a vivir en el complejo de viviendas llamado pueblo que no es m√°s que la ocupaci√≥n de un edificio p√ļblico. Este fue un proyecto dise√Īado para ser el hospital m√°s grande de Am√©rica Latina. Pero ahora es solo un gran elefante blanco.

White Elephant nos muestra protagonistas humanos

Como dije, hay un entorno totalmente perif√©rico, por lo que los sacerdotes son los h√©roes de la historia. Sin embargo, lo que m√°s me llam√≥ la atenci√≥n fue el hecho de que estos ‚Äúbuenos‚ÄĚ son como nosotros. Son personas con deseos, debilidades. Esto no es algo que vemos en las producciones.

Por lo tanto, el guión y la dirección de Pablo Trapero son simplemente sensacionales. La tutoría sobre los actores fue tan magnífica que podemos vernos allí. A menudo con ganas de hacer el bien, pero sintiéndose impotente. Los sacerdotes cometen errores, juzgan, lloran, no son invencibles.

White Elephant es una película sobre crítica

Todo se expresa en el elefante blanco. El vestuario y el paisaje nos transportan a una región pobre y nos hacen sentir la angustia de vivir allí. Además, la fotografía funciona muy bien enmarcando toda esta suciedad. Esto causa una gran incomodidad visual y estoy absolutamente seguro de que esa era la intención.

Finalmente, el elenco es lo que cierra este paquete. Vemos en las expresiones de los actores Ricardo Darín, Jérémie Renier y Martina Gusman indignación por lo que está sucediendo. Esto se debe a que van en busca del apoyo del gobierno para mejorar la situación de la aldea. Sin embargo, esto claramente no sucede.

Pero quiero darle a Ricardo un énfasis especial. Es él quien nos hace sentir más representados. Su actuación fue simplemente humana, natural. Fue emocionante.

El rendimiento de los tres es impecable. No habría forma de que me sintiera tan involucrado en una narración que no combinara el trabajo de actuación, dirección y guión tan perfectamente. Y elefante blanco hace esta receta majestuosamente

¬ŅHas visto esta incre√≠ble producci√≥n argentina? ¬°Dinos qu√© piensas!

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares