Revisión | Historias de fantasmas (2017)

Dirigida por los ingleses Andy Nyman y Jeremy Dyson y basado en la obra hom√≥nima (tambi√©n del d√ļo), Historias de fantasmas acompa√Īa al protagonista Phillip Goodman, un solitario presentador acad√©mico y de televisi√≥n del Reino Unido que, marcado por la interferencia del juda√≠smo supersticioso de su padre en la unidad familiar, hizo de su misi√≥n desenmascarar a los m√©diums y las creencias paranormales. Un d√≠a recibe una invitaci√≥n de Charles Cameron, un famoso investigador paranormal en la televisi√≥n de los 70 que inspir√≥ el trabajo de Phillip desde una edad temprana, y se cree que desapareci√≥ durante d√©cadas. Cr√≠tico del trabajo del protagonista, Charles desaf√≠a al presentador a descubrir tres casos que el mismo Charles nunca ha podido explicar. Es a partir de ese momento que la pel√≠cula se convierte en una especie de antolog√≠a (similar a la serie V / H / S pero m√°s complejo, cohesivo y elaborado), intercalando la historia de Phillip investigando los casos y los casos mismos.

Aunque, al principio, la pel√≠cula solo parece ser una antolog√≠a de horror calidad superior al promedio (tal vez incluso debido al peque√Īo t√≠tulo inventivo), eventualmente te das cuenta de que es mucho m√°s que eso. No solo por las actuaciones morbosamente divertidas e inusuales, o por la fotograf√≠a sorprendentemente atmosf√©rica (e independiente de las convenciones de g√©nero en su mayor parte), por la edici√≥n de sonido precisa y efectiva, sino por la forma en que gira y juega con las convenciones y expectativas del g√©nero . Adem√°s del excelente dise√Īo de las ‚Äúapariciones‚ÄĚ, que a veces se refiere a una versi√≥n buena y m√°s contenida de la versi√≥n decepcionante de 13 fantasmas, desde 2011.

Mientras que en las escenas externas (principalmente aquellas que introducen la investigación de Phillip) predominan los planos abiertos, que a veces se refieren a un Kubrick menos simétrico, los internos menos frecuentes en el arco de Phillip y predominantes en los flashbacks de los casos, adoptan una preferencia por planes cerrados (convencionales para crear tensión y suspenso en el género), pero a través de marcos ingeniosos e inusuales rompen la distracción de los clichés y mantienen la película visualmente estimulante de manera consistente (un ejemplo es el plan, en el primer caso, en que el guardia de seguridad que lo interpreta baja las escaleras en la oscuridad). Los grises externos todavía favorecen una atmósfera fiel al ambiente británico y al denso camino narrativo recorrido por Phillip, mientras que los internos capturan eficientemente la claustrofobia y la ansiedad de los momentos de tensión.

Las actuaciones atraen constantemente la atenci√≥n sobre los personajes exc√©ntricos e idiosincr√°sicos, Martin Freeman como siempre trae una actuaci√≥n magn√©tica y divertida, y la actuaci√≥n del director Andy Nyman en el papel del protagonista Phillip establece r√°pida y exquisitamente su car√°cter vulnerable y defensivo. Sin embargo, lo m√°s destacado es el rendimiento de Alex Lawther (la mitad masculina de la pareja El fin del mundo de mierda y el protagonista del episodio ‚ÄúC√°llate y baila‚ÄĚ en Espejo negro) como testigo del segundo caso, Simon Rifkind, un joven desesperadamente ansioso y extra√Īo, cuya mera presencia en la escena ya es capaz de generar tensi√≥n e incomodidad.

Y adem√°s de la exquisitez de los aspectos mencionados, existe la edici√≥n y mezcla del sonido, limpio y usado con precisi√≥n para resaltar los detalles m√°s peque√Īos en la construcci√≥n de la tensi√≥n (un ejemplo que destaca es la ansiedad causada por la vibraci√≥n del tel√©fono celular que suena constantemente mientras Simon, irritado) , conduce un autom√≥vil sin licencia de conducir). Sin embargo, el √ļnico elemento de la pel√≠cula que no destaca es la partitura musical, que, aunque es buena y eficiente, no aporta nada sobresaliente o poco convencional del g√©nero (con la excepci√≥n de la m√ļsica divertida en los cr√©ditos).

En la √ļltima d√©cada ha habido un resurgimiento (bienvenido si se tiene en cuenta la calidad de muchas de las producciones recientes) de antolog√≠as cinematogr√°ficas de horror, pero a pesar de parecer una al principio e incluso tener parte de su estructura basada en el formato, Historias de fantasmas Es un paquete completo que debe ser observado para tener una idea de por qu√© no es solo eso.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares